Accidentes domésticos: el grupo de los más pequeños, el más propenso

El contexto de cuarentena aisló a muchas familias en sus casas las que, muchas veces y por distintas razones, no cuentan con todos los elementos de seguridad necesarios.

Por Mamá Pulpo

Cuando hay niños y niñas en casa -ni hablar de bebés aprendiendo a gatear o caminar- la curiosidad lo es todo, están deseosos de explorar cada rincón. Esto los convierte en la población más propensa a los accidentes domésticos por desconocer todos los riesgos que existen dentro del hogar. 

En estos momentos puntuales, donde estamos obligados a estar la mayor parte del tiempo en nuestras casas podemos darnos cuenta -si es que no lo hicimos antes- que las personas pequeñas son activas casi todo el tiempo, sumado a eso cada día adquieren nuevas destrezas motrices y su conciencia de peligro es casi nula. 


A su vez, madres y padres tenemos que trabajar además de atenderlos a ellos cometiendo, sin quererlo por supuesto, imprudencias y cayendo en descuidos. 

Es importante advertir que, en reglas generales, aproximadamente el 80% de los 

accidentes ocurren estando en casa y la pandemia generó un aumento considerable de estos. Hoy las guardias pediátricas están atendiendo sobre todo menores de 5 años con pequeñas lesiones como caídas y cortes, pero también con problemáticas más graves como quemaduras, intoxicaciones, asfixias y atragantamientos.

Si buscamos la definición de accidente en Wikipedia nos encontramos con que se trata "en otras palabras, un suceso no planeado y no deseado que provoca un daño, lesión u otra incidencia negativa sobre un objeto o sujeto." ¿Pero podemos evitarlo o no? En Mamá Pulpo todos los años desde el 2014 organizo cursos de primeros auxilios pediátricos porque como madre que soy, creo extremadamente necesario que todas las personas que estemos en contacto con bebés, niños y niñas estemos preparados para enfrentar cualquier emergencia. Pero más allá de esto, la prevención es lo primero que debemos hacer siempre y cuando sea posible.

Hablar de prevención en estos casos significa anticipar y desarrollar la capacidad de ver la casa como si fuésemos niños y adoptar medidas para reducir los posibles peligros: trabas para las puertas, tapas para los enchufes, y toda clase de protecciones. Es importante, además de tomar algún curso, saber que dependiendo de la gravedad de la lesión podremos actuar en nuestra casa, pero que si requiere una consulta acudamos rápidamente a un centro de salud o llamemos al servicio de emergencia (107 precisamente).

Para reducir posibles peligros les dejo algunos consejos a tener en cuenta:

- Siempre que vayamos a cocinar en una casa con niños dando vueltas, utilizar las hornallas traseras y dejar los mangos de las sartenes hacia adentro. Si podemos evitar que ingresen al área de la cocina sobre todo cuando se está preparando la comida, minimizamos aun más riesgos.

- No dejar a su alcance pavas, termos o tazas con líquidos calientes en su interior.

- No dejar al alcance pequeños elementos que puedan ser ingeridos. Tampoco objetos que puedan generar algún daño como ser tijeras o utensilios con filo.

- Asegurarse que no tengan acceso a lugares donde haya medicamentos, productos de limpieza o de jardinería como insecticidas o plaguicidas. Utilizar siempre los envases pertinentes y no trasvasar a botellas que los más pequeños puedan identificar como de gaseosas o jugos. 

- Verificar la estabilidad de los muebles y artefactos para evitar que estos puedan caer sobre cualquier chiquito o chiquita.

- Proteger balcones y piletas de natación.

- Controlar cada año por profesionales matriculados instalaciones eléctricas y de gas, manteniendo una adecuada ventilación y colocando, de ser posible, detectores de monóxido de carbono.

- Informarnos antes de hacer la compra de cualquier producto que va a ser utilizado por nuestros hijos o hijas ya que en nuestro país no hay requisitos de seguridad para los productos de uso infantil o de seguridad que salen a la venta (butacas para vehículos, sillas para comer, cunas, juguetes y otros artilugios).

Ojalá que nadie tenga que recurrir al servicio de emergencia nunca; pero estemos atentos y preparados, SIEMPRE.

CONTACTO

Mamá Pulpo
Consultorio de Lactancia 
Consultorio de Porteo
Servicio de Niñeras Premium
Grupos de crianza
Talleres y asesoramiento
Acompañamiento afectivo al nacimiento - Compañía en pre y postparto
(0249) 154 342588
Buscanos en:
Mamá Pulpo
/mamapulpotandil

Comentarios