José Martín Delgado: aprender a contar historias desde adentro

Hoy hablamos con José Martín Delgado sobre cómo es dar un taller de cine online, producir contenido audiovisual en cuarentena y por qué las historias siempre traspasan la pantalla. 

Por: Aimé Vera

José Martín Delgado es fotógrafo, cineasta y docente. Fundador de Olmo Contenidos, una productora que trabaja produciendo contenidos audiovisuales desde el 2015 en Tandil, la región y también a nivel nacional.  Realiza documentales, publicidades, video clips y videos institucionales. Su premisa es producir piezas únicas, que conecten con la audiencia desde un lugar sensible, amable y que el espectador o el que ve la producción tenga una experiencia positiva con el contenido. Cuando escribe, cuando habla y cuando produce contenido audiovisual, José transmite esa pasión por lo que hace y que tanto lo gratifica. Ese compromiso lo ha llevado a recibir numerosos premios en festivales, e instituciones estatales y privadas.

José, además de producir contenidos, también enseña a producirlos. Es docente en el Programa para Adultos Mayores de la UNICEN y en el Programa Cárceles, donde brinda talleres de cine y trabaja para la ONG Unicornio.


Este año había proyectado comenzar con los Talleres de Cine de una manera muy distinta a cómo se encuentra brindándolos hoy en día. Porque como a muchos, la cuarentena lo obligó a re-pensar y re-pensarse, y gracias a eso pudo descubrir muchas cosas sobre la enseñanza online, sobre el transmitir y sobre la conexión con los otros. “Creo que la cuarentena abrió una gran posibilidad de cambiar lo que nos gusta y de lanzarnos a concretar nuestros más acariciados sueños. Comenzar nuevas aventuras, que al fin y al cabo son un gran alimento para el alma y para el mundo. Siempre respeto mucho a los aventureros y aventureras, a los que se lanzan a hazañas a simple vista imposibles. Creo que son las experiencias que nos hacen avanzar como sociedad.”

Una vez más comprobamos, que se puede traspasar la pantalla, que hay conexión, porque en definitiva somos personas las que estamos detrás. “Desde hace tiempo tenía ganas de dar un taller de Cine para Adultos Mayores. Finalmente se dio. Cuando estaba por arrancar nos agarró la cuarentena. Y todo se derrumbó, se nos murió ‘la vaca’, lo seguro como dice ese antiguo cuento del Rumi. Pero como sabemos las cosas más importantes pasan cuando nos salimos de la comodidad, del lugar del saber. Así fue como comenzamos el Taller de Cine de forma online en el Programa Adultos Mayores UNICEN”. Ese primer taller fue un completo aprendizaje, para él y para sus alumnos que produjeron varios cortos en esos meses. Aunque en una primera instancia, fue reticente a esta nueva modalidad, la primera experiencia lo ha motivado a seguir brindando estos talleres de forma online para toda la comunidad. “Reconozco que al principio tuve resistencia. Pero luego me di cuenta de que el grupo era un sinfín de aventureros y aventureras y eso me hizo sacar de mi algo que no conocía.”

“El arte es la llave para abrir el candado y liberar así, esa personalidad única e inigualable que todos tenemos escondida”. José me cuenta que esa frase fue el cierre de la clase del Taller Virtual de Cine en la Unidad Penal Nº 52 de AZUL. Es extraño cómo el arte puede traspasar todas las barreras, interpelar al otro, convocar e invitar siempre a reflexionar. Por eso, si bien en una primera instancia puede parecer un gran desafío enseñar a hacer cine a través de clases online, José me cuenta que el objetivo de estos talleres es aprender a contar historias y escuchar, ver, sentir, lo que cada uno tiene para decir. Esa es la aventura en la que se embarca él y todo el grupo en cada nuevo taller. Independientemente de la forma que uno elija para contar una historia, sea oral, escrita u audiovisual, las historias son lo que nos conectan con el otro, con el espectador. “Yo trabajo el taller desde ese punto de vista. Se trata de encontrar herramientas para aprender a contar esas historias y por supuesto con una gran impronta personal. A mí me interesa que la persona indague en sí mismo para contar la historia y no en el mundo exterior, porque todo lo que nosotros queremos contar está dentro nuestro, no está afuera. Te produce ese desafío de no ir para afuera, de agarrarte de adentro, desde lo profundo, desde lo que te conecta con otras personas en el mundo. Porque si hay algo que nos conecta con las personas en el mundo son las emociones que tenemos. Ese es el desafío del taller. Y es el mío también. De poder conectar con las personas a través de una pantalla para que puedan conectar con esas ideas internas.”

Actualmente José brinda el taller de cine inicial en 4 clases y para quienes quieran seguir con esta aventura me cuenta que, por supuesto habrá nivel 2, 3, 4. Son infinitas posibilidades de seguir creando. “Estos talleres, son cortos, son baratos y sencillos los puede hacer cualquier persona.”

Brindar un taller online, como sabemos, tiene una modalidad muy diferente a lo presencial, cualquiera sea el área sobre la que se trabaje. En particular, sobre este tipo de talleres José me cuenta que tuvo que modificar varias cosas en cuanto a la dinámica de las clases porque en lo online las personas están predispuestas de otra manera. “Lo que yo me di cuenta es que con los talleres online la gente quiere concreciones. No necesitás dar 2 horas de taller, sino dar 1 hora solamente, y se concreta porque la gente está más atenta. No quiere estar mucho tiempo en internet sino tener el tiempo justo, lo que implica mayor concentración. Entonces vos en esa hora estás concentrado en una sola cosa. Vos ‘ahorrás’ un montón de energía que en las situaciones comunes no se ven. Energía tanto para el docente como para los alumnos.”

En lo online, hay un “ritmo” diferente a lo presencial y requiere que todo el grupo entre en esa misma sintonía. Sin dudas, requiere de una gran habilidad del docente para interpretar lo que mejor se adecúe a cada grupo. Leer el detrás de cámara, identificar qué energía hay en cada uno de los participantes y en el grupo como un todo, tarea nada fácil. Pero que, nuevamente, invita a un desafío, a explorar, a conocer otras formas posibles. José me cuenta que sus clases están estructuradas pero las arma en base a cada grupo y eso es lo que ayuda a que todo fluya aunque tenga una pantalla de por medio. “Hay una capacidad inherente que uno va descubriendo con el tiempo. No necesito planear mucho el taller. Me considero más un motivador, un encendedor de fuegos antes que un docente clásico. Estructuro el taller, pero en la clase no necesito pensar lo que tengo que hacer. Dejo mucho a la intuición, al momento, al grupo.”

En esta cuarentena hemos visto una proliferación de contenidos audiovisuales, con el fin de “entretener” a la audiencia. Actualmente existe una gran concentración en la producción y distribución de contenidos, lo vemos en las principales plataformas como Netflix, Amazon. Sin embargo, José reflexiona y resalta que aún con tanta concentración hay una posibilidad para otro tipo de contenidos. “Son productos muy similares y parece que uno está viendo la misma película una y otra vez. Y no necesita ser un gerente de marketing para darse cuenta. Cuando uno habla con la gente que consume estas plataformas la charla es muy corta. Cuando la gente ve contenidos buenos, positivos, interesantes, reflexivos, la charla dura horas. Uno puede hablar de esas obras, de esos contenidos durante toda una cena.”

Si pensamos en alguna receta para que un contenido funcione, para que llegue al otro, no es ni más ni menos que lo que José enseña en sus talleres: una buena historia. “El lenguaje audiovisual es un universo explorable. Y para que un contenido sea visible, tenga audiencia y llegue a los espectadores tiene que ofrecer, sensibilidad, calidad técnica y ante todo una historia que llegue.” Hoy somos conscientes que podemos producir contenidos propios. En estos talleres de cine el único requisito técnico es contar con un teléfono celular o una computadora. Pero lo que más se necesita son ganas de animarse a traspasar la pantalla, de contar historias desde adentro”.

Para todos los aventureros y aventureras que quieran animarse a explorar este fantástico mundo, están abiertas las inscripciones al taller de cine online.

Encontrá a José Martin Delgado en Instagram @delgado_josemartin

CONTACTO

Instagram: @aimeveracomunicacion
Mail: hola@aimevera.com 
web: http://aimevera.com/

Comentarios