Titulos
Viernes 3 de Diciembre de 2021 | 11:17 |

El Pabellón de Italia en Expo Milano 2015

CORRESPONSAL

Este impactante edificio es, sin dudas y por lejos, el más importante de la Expo y el único previsto para que perdure más allá de la finalización de la misma.

Surgido de un concurso internacional, al cual se presentaron cerca de  700 estudios y cuyo ganador fue el Estudio Nemesi a cargo del Arq. Michele Molé, esta obra impresiona por su complejidad formal y estructural.

Exteriormente es un cubo irregular apoyado en cuatro enormes pilares, cuyas caras,  con "desgarros" está formada por 700 paneles premoldeados de 4x4 mt. de un material cementicio con 80% de material reciclado incluyendo polvo descartable de las canteras de mármol de Carrara,  Dichos paneles, totalmente ciegos en la parte inferior, suben como una cubertura vegetal a medida que se van trasparentando formando un juego de vacíos y llenos hasta traspasar, incluso la altura de la terraza superior.  Cabe destacar que absolutamente todos estos paneles son distintos entre sí debido a la irregularidad de las formas generadas.

La planta baja es un gran atrio central solo cercado por los pilares o troncos que soportan las 6 plantas superiores.  Este gran espacio semeja una enorme caverna, totalmente blanca con formaciones casi escultóricas, como las escaleras, que al igual que volúmenes que cuelgan del techo forman especies de enormes estalactitas y estalagmitas calciformes.

En lo formal, diseño y técnica constructiva, este edificio es sorprendente y, sin dudas, será un hito dentro de la arquitectura italiana.  En cuanto a la funcionalidad, para lo que fue edificado, esto es, ser el contenedor de una muestra temática, no cumple bajo ningún aspecto este requisito.  Su interior se trata de una serie de salas inconexas entre sí, con recorridos interrumpidos, sin señalización correcta y. lo que es realmente inconcebible, seis plantas a subir por escaleras.

En cuanto al contenido de lo expuesto, cabe el mismo comentario para lo descripto en lo general de la Expo: pareciera que el tema de la Alimentación dl Planeta se hubiese olvidado o directamente no haberse tenido en cuenta.  Absurdo e insignificante el mensaje en comparación con el ámbito generado.

Párrafo aparte merece el Pabellón de Vinitalia, uno de los que forman parte del conjunto de dedicado a las distintas regiones de Italia.  Se trata de una construcción de un altísimo nivel de diseño, calidad y lujo, en donde, por medio de expendedores automáticos se puede degustar hasta 1.300 tipos de distintas regiones, cepas y precios, habiendo etiquetas de hasta 200 euros la botella, todo en un ámbito escenográfico cuasi futurista.

Por otro lado, esta construcción aún no tiene destino futuro, ya que recién en estos días ( vaya planificación ) se está estudiando las propuestas de un concurso de ideas para su uso posterior como así también el de todo el predio que se generó para esta muestra que concluirá el 31 de octubre.

Para ABC Hoy,  desde Milan
Carlos Hernaez

Tags Turismo

Comentarios