Titulos
Domingo 20 de Septiembre de 2020 | 12:5 |

El camino de la Trapa: sierras, monjes y el Malón de Regazzoni

BOCA DE LA SIERRA $datos[

El encantado camino de Boca de la Sierra es uno de los atractivos más bonitos del partido de Azul. Con acceso desde la Ruta Nacional 226, la ruta 80 hacia Pablo Acosta atraviesa un bellísimo valle formado por las onduladas sierras de Tandilia. 

El encantado camino de Boca de la Sierra es uno de los atractivos más bonitos del partido de Azul. Con acceso desde la Ruta Nacional 226, la ruta 80 hacia Pablo Acosta atraviesa un bellísimo valle formado por las onduladas sierras de Tandilia. Su principal atractivo es el Monasterio Trapense, pero hay más por descubrir. Es un lugar ideal para la contemplación, observación, fotografía así como algunas prácticas más activas como trekking, mountain bike, cicloturismo, pesca y actividades de aventura.

Sobre la Ruta 80 encontramos el Parador Turístico que se encuentra dentro del área declarada Reserva Natural Boca de las Sierra creada para la conservación e interpretación del entorno natural.

Con su inconfundible estilo, Carlos Regazzoni realizó una magnífica obra que se emplaza junto a la ruta, llamada El Malón. El Parador Municipal cuenta con un área recreativa, juegos para niños y baños públicos. Desde allí puede realizarse un sendero interpretativo de media-baja dificultad que llega al arroyo la Corina. Es un recorrido de suaves ascensos y descensos que ofrece unas vistas espectaculares de los alrededores, campos sembrados, montes y cerros redondeados. Cuenta con cartelería que ayuda a la interpretación y valoración de la geografía, flora y fauna de la zona.

Frente al Parador, otro cerro de mayor dificultad invita a un ascenso un poco más exigente pero promete vistas aún más bellas y horizontes más lejanos.

Unos kilómetros más adelante, en un entorno increíble donde las sierras se mezclan con el paisaje rural,  llegamos al Monasterio Trapense Nuestra Señora de los Ángeles.

Azul  es la primera comunidad existente de monjes trapenses en América Latina y este monasterio es el único de carácter medieval en la provincia. Fue fundado en 1958 en tierras de la estancia “Los Ángeles”, donadas por Pablo Acosta y su esposa Carmen Leloir para este fin.

Siguiendo la Regla de san Benito que manda a los monjes procurarse el sustento por sí mismos, ellosexplotan las tierras, dedicándose a la agricultura y ganadería, principalmente la cría de Hereford. Además se destacan la producción de miel saborizada con marca propia y el Jardín de los monjes, un sabroso té digestivo de hierbas de las sierras que puede adquirirse en la pequeña tienda del monasterio, junto a los deliciosos chocolates que elaboran las monjas de hinojo, artesanías y libros religiosos.

Los monjes practican un estilo de vida ascética orante, alegre y sencilla junto a sus hermanos. Su jornada transcurre entre la oración, el trabajo productivo y la lectura orante. Su día comienza a las 3,15 hs. de la madrugada y termina hacia las 20 hs. del atardecer.

La Ruta continúa hacia Pablo Acosta, un pequeño pueblo a 55km. de Azul que, como muchos de la provincia, conoció el esplendor mientras llegaba el ferrocarril y hoy conserva una reducida comunidad rural. Allí, una joven pareja reflotó el Viejo Almacén para esperar a los peregrinos, al final del camino, con una picada de fiambres y quesos, algún plato casero típico o una taza de chocolate caliente con una deliciosa porción de torta. Desde hace unos años, apostaron al turismo y construyeron un par de cabañas en el medio del campo, para desconectarse de todo.

Excursiones:

Los viernes 25 de julio y 1 de agosto, a las 10 hs habrá excursiones guiadas desde Azul organizadas por la Dirección de Turismo que incluye visita al Monasterio Trapense y zona serrana. Valor de la Excursión $50. Informes: 02281 43-1796

Comentarios