Titulos
Martes 10 de Diciembre de 2019 | 11:0 |

Viaje a Paris. Sólo para mujeres

DIARIO DE VIAJE: SOLEDAD SAZATORNIL $datos[

Cada día que pasa veo con nostalgia la gran aventura vivida no hace mucho tiempo atrás. El pasado mayo nos encontrábamos un grupo de mujeres y yo viviendo vacaciones inolvidables en lugares imposibles de registrar con tan solo una mirada. 

Cada día que pasa veo con nostalgia la gran aventura vivida no hace mucho tiempo atrás. El pasado mayo nos encontrábamos un grupo de mujeres y yo viviendo vacaciones inolvidables en lugares imposibles de registrar con tan solo una mirada. Recorrimos Londres y alrededores, Amsterdam, Brujas, Edimburgo y Paris.

Estábamos en primavera y en Paris. Ciudad tan bella y tan romántica como relatan todos los viajeros que pasean por sus ornamentadas y antiguas calles históricas. El tour recorrió lugares típicos como el Arco del Triunfo, la Torre Eiffel, museo de Louvre, Catedral de Notre Dame, y la imponente Catedral del Sagrado corazón en la cima de Montmartre entre otros. El recorrido fue amplio pero la experiencia de caminar bajo los árboles de Champs Elysee en un día lluvioso y gris,  no por eso menos agraciado que los días soleados, fue único. Estábamos en Paris y eso marcaba la diferencia.

Tuvimos la oportunidad de viajar en el tiempo y sentirnos parte de la historia al recorrer el ostentoso palacio de Versalles. Recorrimos sus jardines y las diferentes salas consagradas llenas de historias sin contar y de escurridizos pasadizos que aglomeran innumerables secretos de la alta sociedad francesa.

Con el correr de los días paseamos en bote por el Sena dándonos la oportunidad de apreciar la arquitectura parisina desde otro punto visual apreciando los diferentes puentes que cruzan tan conocido rio. El Pont Neuf a mi entender uno de los puentes más hermosos que tiene Paris muestra su esplendor desde las aguas de su rio. La costa del rio llena de turistas y parisinos que se acercan a la pasarela para apreciar el movimiento de los botes y contagiarse de la magia del viejo continente.

Sin embargo, lo más impactante de todo el tour fue almorzar en la torre Eiffel y poder pasar tiempo en ella tomando fotos y apreciando la vista que desde allí se le ofrece a los turistas de tan bella cuidad. La torre, colosal, imponente, capaz de ser vista desde todos los ángulos y recónditos lugares que se imagine esta  allí, siempre a lo alto, siempre expectante y seductora al ojo de quien llega a fotografiarla. Es bella por donde se la mire. Icono mundialmente famoso que identifica a la bohemia ciudad de Paris.

La experiencia fue un verdadero regocijo para el alma, una caricia acumulada y recuerdo de un tiempo compartido con gente que no le da pereza creer que los sueños se hacen realidad si tan solo nos lo proponemos.

Gentileza: Soledad Sazatornil

Viaje ¨solo para mujeres¨ con New Green Hills, English Centre -Mayo 2014

Tags

Notas relacionadas

Comentarios