Titulos
Lunes 29 de Noviembre de 2021 | 23:35 |

Irigoyen se consolida en su mejor ranking

REAFIRMA EL GRAN MOMENTO $datos[

Afirmar que María Irigoyen transita por la mejor etapa de su carrera, no es una expresión disparatada. Tiene sustento y resultados que la avalan.

Afirmar que María Irigoyen transita por la mejor etapa de su carrera, no es una expresión disparatada. Tiene sustento y resultados que la avalan.

Aquello que tal vez podría remitirse a una simple sensación o un subjetivo sentimiento localista se refleja en varios frentes, claramente irrefutables.

 

EL RANKING NO MIENTE            

La actualización del listado internacional femenino da cuenta de otro salto de la zurda tandilense que aparece sorteando siete lugares en relación a la anterior publicación y por ende clasificada en el puesto 156º, el mejor de su historia individual como tenista.

Asimismo, se mantiene como la segunda exponente del país (la sunchalense Paula Ormaechea está situada 73º) y permanece entre las tenistas más destacadas del resto de los países sudamericanos, sólo superada por la brasileña Teliana Pereira (92º); la colombiana Mariana Duque Marino (129º) y la paraguaya Verónica Cepede Royg (139º).

Pero hay más, porque Irigoyen ya hace rato que -en la modalidad Doble- figura entre las Top 100 del escalafón de la WTA y ahora en un nuevo envión (campeona en Medellín) trepó hasta la 87º posición.

No solamente es la principal raqueta argentina entre las especialistas en Doble, también es la “1” de Latinoamérica.

 

MAS QUE UN TITULO EN MEDELLIN      

Las producciones -así en plural- de María Irigoyen en el torneo Challenger que con 50 mil dólares en premios se disputó la semana pasada en canchas del club Campestre, en Medellín, Colombia, confirmaron su próspera actualidad tenística.

Junto a la ucraniana  Irina Begu, alcanzaron el título en la prueba del Doble, venciendo en la final a la dupla integrada por la australina Monique Adamczak y la rusa Marina Shamayko; alcanzando la segunda conquista en poco más de un mes luego de la coronación en el WTA 250 de Río de Janeiro, en febrero último.

Pero tanto –o quizás más significativa- ha sido también su labor en el cuadro del single, donde hilvanó tres victorias hasta instalarse en semifinales, donde perdió justamente ante Begu, luego campeona.

Pero el valor por esa semi se sustenta en que fue la segunda ocasión en su carrera (primera vez en 21 meses) que se proyecta hasta una instancia semejante en un torneo de 50.000, un registro que solamente había logrado en junio de 2012 en el similar de Craiova, Rumania.

Tags

Notas relacionadas

Comentarios