Temas del día
Miércoles 17 de Agosto de 2022 | 11:4 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Se conocieron los fundamentos del fallo que le otorgó la absolución e inmediata libertad a Juan Rosso

$datos[

El Tribunal Oral Criminal publicó este martes los fundamentos del fallo absolutorio de Juan Rosso, en el juicio por presunto abuso.

Cabe señalar que de manera unánime el TOC integrado por los jueces Carlos Pocorena, José Alberto Moragas y Florencia Giombini, decidió absolver al docente, y dispuso su inmediata libertad.

LOS FUNDAMENTOS

En un informe de 83 carillas el Juez Pocorena sostiene que “no ha logrado acreditarse el hecho en su materialidad delictiva, ni la autoría responsable del imputado, en el mismo”.


Destacó que “como dato importante a los fines de la valoración de la denuncia y las declaraciones testimoniales prestadas por los padres en el debate, que el develamiento del suceso tanto respecto del supuesto menor víctima, como de los restantes que en principio estaban presentes en ese momento, en ningún caso fue espontáneo sino inducido, por la intervención del padre del menor L. J. L.”

Mencionó que “este sesgo confirmatorio que se da al inicio de la acción, luego se mantiene a lo largo de la causa”.

“Se agrega además la presencia de dolor constante en la zona anal y de sangrado, en el menor, siendo que ninguna de estas dos últimas circunstancias han sido acreditadas en la causa, más aún la primera ha sido descartada de plano.”

“Además llama poderosamente la atención que un hecho tan traumante y disruptivo en la vida de los menores, que conforme surge la acusación mantenida en el debate como ocurrido el día 01 de julio entre las 13:00 y las 16:00 horas, recién se devele únicamente en forma inducida, el día 03 a las 00:30 horas, concurriendo el menor y su hermana normalmente al Jardín de Infantes N° 901, el día 02 de julio de 2019, sin siquiera alegar, sino el motivo, al menos excusa alguna, para no ir a aquel lugar donde fue agredido y vulnerado.”

“Asimismo, la presencia de otros menores en el hecho imputado –cuya concreta integración fue motivo de diversos cambios– surge de la puesta en conocimiento del suceso por parte del padre y madre de L., a los restantes padres del Jardín de Infantes N° 901, a través del grupo de WhatsApp, del curso al que concurría”.

“Realizo una digresión para considerar que en la denuncia los menores que estaban presentes en el supuesto abuso, eran K. J. J., J. M. L., y B.; luego por intervención de su madre alertada por la publicación en el grupo de WhatsApp de padres, aparece que también estaba D. F. y aporta un relato de su hijo, el que también había efectuado un reconocimiento del autor”.

“La develación – que ya aparece con serias sospechas de ser "inducida"– se suma una circunstancia -que de por sí podría no significar nada, tal como lo plantea el Ministerio Público Fiscal en su alegato– pero que en el contexto de la historia familiar del niño, y por las circunstancias del develamiento no pueden ni debieron soslayarse, a riesgo de sesgar la valoración de la prueba- vinculada con la circunstancia probada de haber sido ambos padres del niño víctimas de abuso sexual en su infancia, sin haber contado con apoyo familiar al momento del develamiento, ni con un tratamiento o asistencia psicológica, en orden a tramitar psíquicamente estos episodios”.

Pocorena sostiene que de la prueba analizada surgen “diversas cuestiones que debilitan la postura acusadora: hay una primera y fuerte sospecha de sugestión que implica algún grado de influencia sobre el posible relato libre del niño que hace dudar de un relato "espontáneo" en los términos en los que se analiza desde la perspectiva del perito Burgardt. Esa primera influencia, entendible por supuesto dado que proviene de sus propios padres con el lógico estado de incertidumbre y angustia que esto genera, es luego retroalimentada por el propio curso y desarrollo de la investigación y la dinámica particular que en el caso tuvo la secuencia de intervención (pericia - entrevista previa - declaración) tampoco fue la adecuada para garantizar el relato espontáneo. Las contradicciones que en lo esencial (no solo en los detalles) se advierten de los distintos momentos en que se escucha su relato que ya fueron analizadas. No se trata en el caso de "exigir" al niño que recuerde detalles superfluos del día de los hechos, pero es necesario al menos que el relato sea sostenido en sus aspectos sustanciales a lo largo del tiempo”.

“La duda insuperable sobre la posibilidad fáctica de ocurrencia del hecho. En este punto resultan de fundamental relevancia a mi juicio las declaraciones testimoniales de las docentes presentes en el jardín. Todas sin excepción, han afirmado que: a) es imposible, de acuerdo a su experiencia y a la dinámica del jardín (no sólo al protocolo aplicable tal como sostiene el Ministerio Público Fiscal) que un profesor de materias especiales ingrese al baño con niños o que permanezca solo a cargo de un grupo; b) es imposible o altamente improbable debido a esa dinámica y a la disposición física del edificio, que si un profesor ingresara junto a cuatro niños al baño esa circunstancia no fuera advertida por alguien del personal docente; c) no vieron al profesor Rosso en alguno de los baños, en ningún momento de esa tarde”. “

“Porque al inspeccionar judicialmente el jardín, en el marco de la instrucción suplementaria que fue incorporada como parte integrante del debate, he podido apreciar de manera directa el espacio físico, la distribución de las diferentes salas y baños, pudiendo efectuar recorridos de un lugar a otro que me permite apreciar la escasa distancia que hay entre los distintos sectores, donde se produjeron supuestamente los hechos y de esa percepción personal surge creíble lo relatado por las docentes: no parece posible, en ese lugar particular, de distancias cortas entre un aula y la otra, donde todo está próximo, donde las puertas se abren y se  cierran permanentemente, con esa dinámica particular de sendas personas sentadas frente al acceso a los dos baños de los niños, que el hecho haya sucedido y nadie se diera cuenta de ello”.

“Por eso y por todos los fundamentos expuestos, sopesados en forma racional, sostengo que la probatoria reunida no logra precisar la materialidad delictiva del hecho –si hubiere ocurrido–, y menos aún destruir el estado de inocencia del que goza el imputado. Corresponde entonces, a partir de esta duda razonable aplicar la garantía del in dubio pro reo, derivada del estado de inocencia del art. 18 C.N.; receptada en nuestra norma procesal bonaerense (art. 1º del C.P.P.) y en consecuencia absolver al imputado Juan Martín Rosso”.

Tanto la jueza Giombini como el Juez Moragas adhirieron al voto de Pocorena.

Tags Rosso

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil

Comentarios