Miércoles 26 de Enero de 2022 | 18:8 |


 

Juez Zárate sobre las canteras de Cerro Leones: “Mi criterio es que expropiar es la salida más eficiente”

$datos[

El Juez en lo Civil y Comercial N°1 de Tandil, el Dr. José Zárate, se refirió a la recurrente situación de los particulares que ingresan a la excantera Cerro Leones, para utilizar las cavas como balneario. Recordó que “hace diez años, el privado y el Municipio fueron condenados a pagar por la muerte de una persona” y remarcó que “toda persona que ingresa a ese predio, está cometiendo un acto ilícito”.

En declaraciones a AM 1180, Zárate remarcó que “la situación en las cavas es algo de todos los años y a uno le genera impotencia y ansiedad porque no pase nada, que esta situación se resuelva de manera natural y que nadie sufra un accidente”, aunque admitió que “no hay solución de manera mágica, ni siquiera de la política, porque hay intereses encontrados entre la propiedad privada y el ámbito público, que no logran resolver la cuestión”.

El magistrado recordó que “la Municipalidad ya se pronunció en el sentido que no tiene intención de expropiar y hacer de eso un balneario público. No hay fondos para esa decisión política. Y el privado asumió una postura que considero respetable, de tener su propiedad y no hacer de ello un emprendimiento lucrativo”.

“Hace diez años, fueron condenados tanto el privado como la municipalidad, a resarcir, de manera compartida, a una víctima, por no haber hecho estas acciones concretas que tiendan a prevenir el daño. Hay un plan que presentó la Municipalidad, junto a la empresa, que tiene que ver con un cerramiento, cadenas, un cartel. Yo creo que la prevención pasa por el lado de comunicar a la sociedad, hacerle saber que es un predio privado, que ingresar ahí es muy riesgoso, que bañarse en esas aguas genera un riesgo enorme. Y entonces eventualmente, el Municipio y el privado podrán decir ‘hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, dentro de las limitantes, para que la gente no ingrese’”.


El Juez también calificó como “atendible”, el argumento del público, “de que la gente no tiene un lugar público y gratuito para bañarse. Quizás ahí sí, la política estaría fallando, porque debería brindar un espacio absolutamente gratis. De todas maneras, yo no estoy en posición de ejecutar ninguna decisión política ni de legislar. Es válido el argumento de la gente que dice ‘no tenemos dónde refrescarnos en estos momentos de temperaturas tan altas’”.

Zárate afirmó que “creo que la expropiación del predio es la mejor salida. Creo que el problema trascendió a lo privado. El problema ya es público. Y la expropiación tiene como naturaleza, que determinados bienes privados deben ingresar a lo público por equis razones. En este caso por esa conciencia social de necesitar un espejo de agua público. A mi modo de ver, sin entrar en política, creo que sería la solución más eficiente, con todo lo que ello significa, porque no conozco la economía de la municipalidad”.

“Mientras tanto, debemos seguir insistiendo en la prevención, para que la gente intente autocensurarse en la idea de ir. Ahora, cuando eso no se logra, evidentemente el problema trascendió a este intento de solución y la política debería tomar cartas en el asunto. Y ahí es dónde creo que lo mejor sería expropiar para generar algo cuidado, organizado, con prevención, para tomar el tema de raíz”, analizó.

El Juez, por otro lado, dejó en claro que “toda persona que ingresa a ese predio, está cometiendo un acto ilícito, una clara infracción a la propiedad privada, que ameritaría una suerte de persecución policial, no sé si de oficio, pero sí a instancias del privado. Lo que pasa es que un día movilizas un montón de recursos policiales para generar ese desalojo, y al otro día, tenés lo mismo”.

En relación a cierta indiferencia de la empresa propietaria de las tierras donde se asientan las cavas, Zárate apuntó que “al privado tampoco le gustó tener que pagar cuando se lo condenó porque una persona ingresó en su predio y se ahogó. Apeló y la Cámara ratificó, diciendo que era lo justo. La Cámara también entendió que había esa suerte de omisión de hacer cosas que prevengan, que informen, que la gente no se podía meter allí. Esa pasividad, tanto del privado como de la Municipalidad, había dado lugar a una suerte de responsabilidad por el hecho”.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas