Miércoles 25 de Mayo de 2022 | 8:7 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Luciano Jaureguiber declaró por casi tres horas y le pidió disculpas a la familia de Sebastián Simón

$datos[

El ex funcionario municipal narró ante el Fiscal José Ignacio Calonje, las horas previas y posteriores al trágico incidente vial; aunque del momento del choque sólo recuerda haber “sentido un golpe” contra su auto. Tampoco recuerda haber visto los daños en el vehículo al llegar a su casa.

En la sede de la Unidad Funcional de Investigaciones Especiales y Violencia Institucional del Departamento Judicial de Azul, el Agente Fiscal Dr. José Ignacio Calonje le tomó declaración indagatoria al ex funcionario municipal tandilense Luciano Jaureguiber.

Jaureguiber fue citado para declarar como imputado por el delito de “Homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente, negligente, inexperta y antirreglamentaria de vehículo automotor y por haberse dado a la fuga el conductor”, hecho en el que murió el joven Jorge Sebastián Simón (19).

Jaureguiber estuvo frente al Fiscal casi tres horas, donde luego de ser notificado de lo que se lo acusa y las pruebas que se tienen en su contra, se le ofreció la posibilidad de declarar.
En el inicio de su declaración, el imputado pidió disculpas a la familia Simón.


Dijo que el sábado 4 de diciembre pasado por la noche concurrió a un domicilio a encontrarse con amigos, en calle Ugarte, pasando Catamarca. Allí llegó a las 21:30 horas, y compartió con 14 personas una cena, en la que tomó un vaso de cerveza en la previa, uno de vino en la cena y después gaseosa porque al otro día se tenía que levantar temprano para ir a María Ignacia Vela, a recorrer una obra.

Señaló que de la mencionada cena se retiró a las 4:30, y que lo hizo por calle Ugarte hasta Catamarca, luego transitó hasta la avenida Lunghi, y que dobló por Azucena con intención de ver de noche los reflectores que se habían colocado en el Espacio Nido, similares a los que tenía que ir a ver al día siguiente a María Ignacia Vela, y quería ver cómo funcionaban, porque no había pasado de noche.

En otro momento de su declaración manifiesta que, si hubiera ido directamente de la cena para su casa, lo hubiese hecho por la Ruta 30.


El momento del choque

Jaureguiber dijo que iba manejando por calle Azucena, que no ve gente delante suyo, que cruza un auto y en un momento “siento el golpe, nunca veo que me choqué a alguien, nunca vi a nadie, el golpe me asusta, no veo a nadie cuando miro para atrás y sigo andando, fue un segundo, no sentí un golpe grande, el auto funcionaba por lo que seguí andando, porque el auto andaba normal y tal vez no era la mejor zona para detenerme dada la peligrosidad de la zona en ese horario y me asustó por si me querían robar, nunca imaginé que se trataba de una persona, pensé que me habían tirado con algo o agarre algo en la calle”, relató.

Señaló que cuando llegó a la casa, estacionó el auto debajo de unos árboles, y vio que en la parte delantera el auto tenía una rotura. Ahí dijo que se fue a dormir sin dar otras precisiones. 

Luego expresó que el domingo se levantó a las “9 y pico, preparé unos mates, salí y miré el auto, viendo que tenía un abollón en el parante del lado del acompañante (no muy grande), un golpe en el parabrisas y en la punta del auto algo de sangre, un abollón lateral y faltaba el espejo”.

Manifestó que luego habló con su esposa, y que le agarró “un ataque de angustia, porque me representé un montón de situaciones”. Que luego salió a caminar y ahí fue cuando lo llama a Roberto Pérez (amigo del trabajo y desde antes), y relató lo que ya se conoce de los mensajes de WhatsApp, donde le pide a Pérez que averigüe si había alguien internado en el Hospital por un accidente en calle Azucena. 

En otro tramo de su declaración señala la llamada de Pérez en la que le dice que busque un abogado y se entregue a la policía. Dijo que en ningún momento le ofreció ayuda, sino “un mensaje de apoyo, como amigo”. Después junto a un abogado, pasadas las 14 se presenta en la Comisaría 2ª.

El Fiscal le preguntó si recordaba a qué velocidad iba al momento del choque, lo que contestó que “no podría estimar bien, calculo que iría a 50 kilómetros, Azucena es una calle con doble circulación, por lo que se transforma en una avenida angosta, chica”, dijo.

Reconoció que su abogado le aconsejó no ir al Hospital a ver cómo estaba el chico y ante una consulta sobre la iluminación de la calle Azucena, dijo que “no es la mejor, de hecho, no los veo”.

También le consultaron si borró información del teléfono, dijo que “no recuerda”.

Se desprende de sus dichos y lo analizado por las partes que precisa con muchos detalles todo lo ocurrido antes y después del choque, especialmente en la mañana del domingo. No ocurre lo mismo cuando narra el momento del incidente, cuando se refiere a la velocidad que llevaba y si había borrado algún mensaje de su teléfono, elementos que ahora la justicia deberá evaluar.

En otro orden desde la Fiscalía se confirmó que no se tomaron nuevas medidas, por lo que Jaureguiber continuará en libertad hasta en tanto quede firme la Orden de Detención dispuesta por el Juzgado de Garantías Nº2, a cargo de la Jueza Stella Maris Aracil.

Cabe destacar que ayer, la Cámara de Apelaciones de Azul le denegó la eximición de prisión y ahora, en última instancia, Casación será quien defina el futuro del ex funcionario.

Tags Simón

Comentarios