Lunes 17 de Enero de 2022 | 0:27 |

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil


 

Movilización en reclamo de justicia por la muerte del joven atropellado por Jaureguiber

$datos[

Familiares y allegados del Jorge Sebastián Simón, el joven que falleció luego de ser atropellado por el automóvil que conducía el ahora exfuncionario municipal, se movilizan por las calles de la ciudad, en reclamo de justicia.

Con apoyo de la Agrupación 1 de Octubre, la marcha comenzó en Avenida Colón y Machado y se dirigió inicialmente a la Seccional Segunda de Policía, que intervino en el hecho por jurisdicción, y los manifestantes aseguraron que en la madrugada del domingo, la oficial de policía que estaba a cargo “no quiso tomar la denuncia por el hecho y maltrató a los familiares” de la víctima.

Luego, se movilizaron a la sede de fiscalía, para luego terminar en el Palacio Municipal.

Desde la “1 de Octubre”, emitieron un comunicado en el que expresaron lo siguiente:


“¡¡¡Luciano Jaureguiber, Director de Paseos Verdes Públicos de la Municipalidad de Tandil es un criminal!!!

Luciano Jaureguiber funcionario municipal, planta árboles para cuidar al planeta, pero se da a la fuga luego de atropellar a un joven pobre de la Movediza, hace abandono de persona, en un desprecio total por la vida de otro ser humano, lo deja a su suerte, no solo evadiendo responsabilidad, sino eligiendo poner en riesgo la vida de otro ser humano para cuidarse a el mismo.

Eligió huir, en un acto de egoísmo, individualismo y desprecio, eligió mostrar su escencia de clase, de esos burgueses reaccionarios de la semana trágica, la Patagonia Rebelde, el bombardeo del 55, desprecio como el del 2001 cuando asesinaron a los que luchaban. Esa es su escencia, el desprecio por la vida de los que menos tenemos, los que han sido despojados de vivienda, educación, de presente y futuro, de esta misma manera se sintió con el poder y la impunidad de chocar a Sebastián Simón y dejarlo tirado abandonado sobre el asfalto frío, como si fuera un perro, se comportó como se comporta su clase, protegiéndose entre ellos, creyéndose superiores y que su vida vale más, se sintió seguro de que los de su clase y los serviles lo protegerían porque su vida vale más que la de nuestros hijos, de Movediza, Villa Aguirre, Tunitas, etc.

Lo chocó, lo dejó tirado, se escapó, tuvo tiempo de encubrir, de esconder, de llamar por teléfono y empezar a poner en funcionamiento todo el engranaje de corrupción funcional a este sistema que defiende a los burgueses y desprecia a la clase trabajadora, desprecia a nuestros hijos, nuestras mujeres, nuestros hombres, nuestra vida.

Continuando con la cadena de sucesos por los que pasa una familia pobre en cualquier situación de desesperación, desamparo y desprotección, sucesos evitables, pero siempre encarnados por gente indeseable, que se mueve con el mismo desprecio de la burguesía, llegar a una Comisaría buscando protección, justicia, ayuda… La víctima o familia de la víctima, va en busca de esa ayuda y se encuentra con policías como la oficial de la Comisaría 2ª, que a las 6 AM no quiso tomar la denuncia, maltrató a un testigo, maltrató al hermano de la víctima, y dijo que era solo un golpe, que cuando le dieran el alta él hiciera la denuncia. Sebastián que está en coma inducido, Sebastián que está con politraumatismo de cráneo, Sebastián que está peleando por su vida porque un funcionario decidió que su vida no valía nada, valía menos que un árbol (NdR: La redacción del comunicado fue previa al lamentable desenlace del fallecimiento del joven herido). Esta policía se sumó a esta fila de burgueses y desclazados, que piensan y actúan en consecuencia, que nuestros hijos, hermanos pobres, no valen nada, ni tiempo ni preocupación, ni merecen justicia.

Ya con los hechos consumados, quieren paz, tranquilidad y comprensión. Precisamente porque comprendemos, no estamos tranquilos, ni los dejaremos en paz. Entendemos que si no luchamos por la justicia nosotros mismos, nos matan nuestros hijos y los dejan tirados como perros. Si no luchamos, la burocracia y el mal desempeño despreciable de algunos policías manosea la dignidad de las victimas y sus familias. Si no luchamos será otro caso mas de impunidad, si no salimos a gritar el señor funcionario que se cree un hombre poderoso y probo, seguirá plantando árboles, no solo sin valores éticos ni morales, siendo un criminal, dejar tirado a un chico luego de atropellarlo es un criminal, no es un error, no es una equivocación, es un acto deliberado y criminal, si no salimos a luchar comprendemos que no habrá justicia por ningún chico pobre de nuestros barrios. Han cruzado un limite del que no pueden volver atrás, el instinto natural y animal de supervivencia, nos hará luchar como leonas por nuestras crías, no hay paz posible en medio de la desigualdad, el desamparo y la impunidad. Ellos van a cerrar filas para defender a uno de su clase, al funcionario. Nosotros cerraremos fila para defender a los nuestros, pero tengan presente que de la misma manera que nos quieren hacer sentir que nuestra vida no vale nada, de esa misma manera vamos a pelear, porque no tenemos nada para perder si son capaces de arrebatarnos de esta manera cruel, tratando de hacer sentir insignificante la vida de los hijos que parimos, criamos, cuidamos, por los que vivimos, nos desvelamos, trabajamos y luchamos. En Sebastián está cada uno de nuestros hijos luchando por su vida en medio de este sistema injusto de exclusión.

Exigimos:

- Se separe de la fuerza a la policía que no tomó la denuncia y maltrató a los familiares de Sebastián.

- Sea separado del cargo el funcionario Luciano Jaureguiber.

- Se inicie además de la investigación penal por el atropello y abandono de persona, una investigación por incumplimiento de deberes de funcionario público”.

Tags Simón

Comentarios