Lunes 17 de Enero de 2022 | 1:11 |

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil


 

Tandil reactivó los operativos de ablación de órganos

$datos[

Se realizó un traslado de órganos a través de un vuelo sanitario del CUCAI Buenos Aires. Estuvo coordinado por la Unidad de Procuración y Trasplante del Hospital Ramón Santamarina.

“Tandil es donante” resaltó en el comienzo de la charla con ABChoy, Gabriela Sewalt, quien está a cargo de la Unidad de Procuración y Trasplante del Hospital Ramón Santamarina y es coordinadora hospitalaria con el CUCAI, al dar detalles sobre la reactivación de los operativos de ablación de órganos.

Con el de este martes, son dos los operativos de ablaciones hechos en Tandil durante este año. Para encontrar en el calendario este tipo de intervenciones, hay que remitirse al año 2014, y se hizo desde la Clínica Chacabuco. En tanto, en el Sistema Público, el registro señala el año 2009, hace ya 12 años.

En ese sentido, la profesional destacó que la unidad a su cargo, desde agosto pasado, “está comenzando a funcionar en la comunicación con todos los servicios hospitalarios” y resaltó el apoyo de las autoridades del Sistema Integrado de Salud y del Municipio en la provisión de todos el instrumental que se necesita en cada intervención: “Cada caja de ablación cuesta unos 100 mil pesos”, señaló.


Además indicó que una médica de Terapia Intensiva, la Dra. Lorena Perazzi, “se está formando en la materia y trabajó a la par conmigo”.

“La unidad está pronta a inaugurar su espacio físico en el Hospital, lo que será también un paso muy importante”, señaló.

Esta última donación, concretada en el Hospital Municipal Ramón Santamarina, posibilitó que cinco personas de la lista de espera nacional accedieran al implante de órganos.

Fue realizada por personal especializado del CUCAIBA y luego se coordinó el traslado de los órganos hasta el Aero Club Tandil donde aguardaba un avión sanitario con destino La Plata.

La profesional señaló que se trata de “una carrera contrarreloj”, la necesaria para conservar los órganos del donante e impedir su deterioro hasta que los equipos de ablación lleguen a Tandil. En este caso destacó el trabajo del personal de la recientemente creada Unidad de Cuidados Respiratorios (UCRI) y el equipo de quirófano.

El desafío es consolidar la recuperación del trabajo de procuración de donantes, después de más de un año de estar centralmente dedicados al Covid. “Estamos diagramando una campaña de concientización para la donación de órganos que seguramente podremos en marcha muy pronto” anunció Sewalt.  

LEY JUSTINA

A partir de la sanción de la Ley Justina, toda persona mayor de 18 años que no hizo la opción de no donar es considerada donante.

La Ley de trasplante de órganos, tejidos y células (N° 27.447) regula las actividades relacionadas con la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en Argentina, y a partir de su promulgación todas las personas mayores de edad son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria

La modificación que introduce la normativa implica que los familiares de alguna persona fallecida ya no serán quienes tengan a su cargo la autorización de la donación. Establece respecto a los derechos de donantes y receptores la intimidad, privacidad y confidencialidad; a la integridad; a la información y al trato equitativo e igualitario.

A su vez, resalta que se podrá realizar la ablación de órganos a toda persona mayor de 18 años que no haya dejado una constancia expresa de su oposición a la donación. También se incorpora la Donación Renal Cruzada.

La normativa propone que tanto los hospitales públicos y privados cuenten con servicios destinados a la donación de órganos y al tratamiento del paciente. Se crea el Servicio de Procuración que deberá contar con al menos un médico que detecte potenciales donantes, asesore a las familias y garantice el proceso de donación. También se establece capacitación para a profesionales que formen parte del proceso de donación y trasplante.

La modificación de la ley se enmarca en los principios de dignidad, autonomía, solidaridad, y justicia distributiva en la asignación de órganos, equidad.

JUSTINA LO CANE

Justina Lo Cane fue una niña de 12 años que murió esperando un trasplante de corazón. La niña esperó la intervención por 4 meses y estuvo internada en la Fundación Favaloro pero el órgano no llegó y su estado de salud se fue debilitando.

Su historia inspiró una campaña que impulsó un proyecto de trasplante de órganos, tejidos y células que convierte a todos los argentinos mayores de 18 años en donantes, a menos que antes de morir hayan dejado por escrito lo contrario.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas