Sábado 4 de Dic de 2021 | 2:20 |

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil


 

 “Es necesario comprender que las prácticas institucionalizadas de dominación son transformables”

$datos[

Las Jornadas de los Márgenes al Centro se extienden hasta hoy, con una agenda que comprende conferencias, mesas redondas, grupos de trabajo y laboratorios de ideas. Promueven un espacio catalizador de procesos de docencia, investigación, extensión y gestión que se desarrollan desde diversas perspectivas de género, sexualidades y feministas al interior de la UNICEN.

Por otra parte, también buscan habilitar el intercambio con otras universidades, organizaciones y movimientos sociales, para contribuir a la transversalizacion de la perspectiva de género.

“De corporeidades, subjetividades y saberes. Docencia e investigación artística en la universidad” es el panel que se desarrolló ayer, a cargo de  Gabriela Pérez Cubas, Guadalupe Suasnábar, Guillermina Bevacqua y Georgina Gluzman, con la coordinación de Lucrecia Etchecoin. En esa dirección, y a los fines de contribuir a consolidar esas instancias de articulación colectiva, diálogo y discusión con organizaciones y movimientos sociales feministas, sexodisidentes y territoriales, se interpelan, a través de las diversas actividades previstas, inercias heteropatriarcales en el contexto de la vida universitaria.

“La intervención feminista en la historia del arte, o la aparición de una crítica feminista de las artes, ha permitido ampliar el horizonte de la historia tradicional”, sostiene la historiadora Guadalupe Suasnábar quien subrayó el proceso de transformación de las prácticas y herramientas de la investigación, hacia una lectura de la historia con perspectiva de género.


“En primer lugar, esta intervención feminista puso en cuestión el canon, el relato hegemónico y las concepciones que tenemos sobre las artes y los artistas. Incluir la perspectiva de género en la historia del arte ha permitido, por un lado, recuperar todo un universo de producciones estéticas y artísticas en mano de las mujeres, pero también reescribir la misma historia: no alcanza con incluir a las mujeres en la ‘historia oficial’. También hay que repensar ese relato y deconstruirlo”.

¿Cómo se deconstruye “lo masculino” y “lo femenino” en el arte?

El arte/las artes son productos sociales de sentidos, de sensibilidad; las imágenes, los sonidos, las palabras han modelado y reforzados prácticas de dominación, estereotipos de género, consolidando roles de “lo femenino” y “lo masculino” durante siglos. Investigar, problematizar, enseñar historia del arte con perspectiva de género nos permite comprender el presente e interpelar las prácticas contemporáneas.

Esas intervenciones no son estáticas ni ingenuas: cuando trabajamos en el aula con las críticas feministas, estábamos atravesados por los saberes de les estudiantes... No alcanza con hablar del arte producido por mujeres o trasmitir categorías como arte feminista, arte femenino, arte queer, arte disidente, etc. Es poder comprender que las prácticas institucionalizadas de dominación son transformables. Pensemos que las instituciones de las artes, han tenido el poder (y el papel) de crear ficciones políticas hegemónicas... qué se exhibe, qué se colecciona, qué se adquiere, qué acervos se crean, qué se escribe, de quién se escriben, a quién se premia, quienes son los y las jurados... todas son prácticas y estrategias que desarrollan las instituciones artísticas para sostener un modelo social, político, cultural. Que la perspectiva de género atraviese las formas de estudiar la temporalidad de esas instituciones nos permite poner en tensión lo establecido y poder construir nuevas prácticas que nos acerquen, un poquito más, a terminar con las lógicas de desigualdad.

Gabriela Pérez Cubas es directora del GITCE (Grupo de Investigación en Técnicas de la Corporeidad para la Escena: “la idea es abordar la investigación artística desde una perspectiva de género dentro de la academia, un ámbito claramente patriarcal, y desde la mirada de 4 mujeres pertenecientes a distintas disciplinas”, anticipa. En mi caso, abordamos el trabajo específico sobre las corporeidades y el entrenamiento corporal y expresivo para la escena dentro de los ámbitos académicos.

De este modo, se abre una perspectiva de análisis distinta alrededor de las particularidades con que nos encontramos las mujeres que abordamos y validamos otros saberes para los cuales la academia no es receptiva o es receptiva pero aún sigue considerándolo como saberes subalternos porque el saber de la academia está basado en la intelectualidad, en jerarquías de conocimiento que se alinean con los ejes patriarcales.

¿Cuál es la lectura propuesta por el GITCE?

La idea que llevamos a la mesa fue dar cuenta de cuáles son esos otros saberes que hemos advertido en nuestras carreras académicas vinculadas al arte y cuáles han sido nuestras experiencias como docentes e investigadoras. Mi aporte fue desde la corporeidad que tiene muchos planos, algunos de ellos sutiles que no abordan la palabra: percepción, sensibilidad, observación que son modos de construcción de conocimiento y que no siempre están validados académicamente. Quisimos contar las experiencias desde campos distintos, validando saberes que no siempre son legitimados.

¿Cómo es el abordaje desde una perspectiva de género?

La perspectiva de género se aborda desde el momento en que nos permitimos, autohabilitamos, autolegitimamos para estudiar aspectos de la historia y de la práctica artística que no son los que gozan de mayor legitimación. Allí se trabaja en un plano de transversalidad y horizontalidad, desjerarquizando órdenes de conocimiento más validados y que, justamente, es uno de los principales objetivos que plantean las jornadas de los márgenes al centro, de sabernos paradas en los márgenes. Es una iniciativa muy interesante para nuclear investigadoras que nos reconocemos en los márgenes de la construcción del saber académico y que tenemos mucho por contar y sumar a los saberes consagrados por la academia.

Tags

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil

Comentarios

Notas relacionadas