Martes 7 de Dic de 2021 | 12:31 |


 

Como parte del Plan de Forestación del Bicentenario se plantaron este año 3500 árboles

$datos[

Con las últimas tareas desarrolladas por la Dirección de Espacios Verdes Públicos en diferentes zonas de la ciudad, el Municipio completó la etapa 2021 del Plan Forestal del Bicentenario, y sumó 3500 nuevos árboles.

Desde el inicio del plan ya se plantaron más de 6800 ejemplares en el arbolado público de Tandil, espacios verdes y localidades rurales. De acuerdo a lo adelantado por las autoridades comunales las tareas se retomarán en abril o mayo del año próximo.

El Plan Forestal del Bicentenario surgió en el marco del Acuerdo del Bicentenario  como parte del trabajo en el eje estratégico denominado Tandil sostenible. En primer término se formó una Mesa forestal del Bicentenario, que integran el Municipio, la Universidad y otras instituciones y organizaciones comunitarias.

En ese espacio se trabajó en el desarrollo del Plan Forestal del Bicentenario, en el que se definieron los lineamientos de la forestación integral de Tandil, se determinaron los mecanismos de plantación, generación de ejemplares, especies y tipos de árboles y zonas a intervenir.


Ese plan tiene como objetivo la plantación gradual de más de 10.000 nuevos árboles en diversas zonas de la ciudad durante 5 años, a razón de 2.023 ejemplares por año. Las tareas de forestación se realizan en el arbolado público de la ciudad, en espacios públicos y diferentes localidades rurales.

El Director de Espacios Verdes Públicos, Luciano Jaureguiber, explicó que “este año pudimos avanzar de muy buena manera con las acciones incluidas en el plan y recuperar lo que no pudimos hacer durante varios meses de 2020 por la pandemia de coronavirus”.

 “En estos años venimos avanzando de muy buena manera con el Plan Forestal del Bicentenario que busca contribuir a la consolidación de un Tandil verde y sostenible. El arbolado público es muy importante, es patrimonio de todos y por eso necesitamos de la ayuda y compromiso de la población en su cuidado”, señaló.

En ese sentido pidió la colaboración de la comunidad para el cuidado y mantenimiento de los ejemplares del frente de sus hogares, regándolos una o dos veces por semana con unos 20 litros de agua y liberándolo de malezas y hormigas.

Además recordó no podarlo sin asesoramiento especializado, ni colocarle elementos extraños, cuestiones que  están penadas por ordenanza municipal.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas