Sábado 4 de Dic de 2021 | 1:58 |


 

Julio Elichiribehety: “En estas elecciones, uno de cada tres tandilenses no decidió a nivel local”

$datos[

El dirigente radical analizó lo que dejaron las recientes elecciones legislativas, en las que apuntó a la baja participación de los electores. También se mostró a favor de la corriente que busca interpretar la ley que limita las elecciones en la provincia, evaluando que se debe tomar como primer período, el posterior a la sanción de la norma, lo que habilitaría a las reelecciones de varios intendentes bonaerenses, como el caso de Miguel Lun

Elichiribehety, ex Jefe de Gabinete lunghista, sostuvo que “no votó tanta gente como algunos creíamos. La expectativa era que se llegara a una media del 78 %, pero se llegó a menos del 72 % de participación. La media histórica en Tandil ha sido del 79%. En general, el 20 % no asiste a votar, que no es menor, porque son 20 mil tandilenses. La participación en esta elecciones fue menor a la del 2003, que era la más baja hasta ahora, en porcentaje”. Y opinó que “eso refleja un estado de apatía”.

En relación a los circuitos electorales, indicó que “los barrios más vulnerables, fueron otras vez, como en las PASO, los de menos participación. En el que menos participación hubo fue en Movediza, con el 65 %. Es una diferencia importante. Todos los circuitos que definimos como vulnerables, estuvieron por debajo, y muy por encima de la media, los circuitos de nivel socioeconómico alto. Al sur de la avenida Avellaneda, estuvo por encima del 80 %. Son circuitos dispares en cuanto a cantidad de población, pero eso se repite con respecto a las PASO”.

Analizó que “por un lado, eso de que a la gente se la lleva a votar, en Tandil se rompe un mito con eso; y por otro lado, evidentemente habrá razones, de desinterés, de malestar, o desmotivación”.

“Creo que el que más lo sufre es el Frente de Todos, que entre las PASO y las generales tuvo un crecimiento de 1 punto. Pero respecto al 2019, está en 13 mil votos menos. Es una pérdida de caudal de votos importante. Comparando con 2019, participó Unidad Ciudadana, que llevó a Massa con D’Alessandro, que sacaron 3200 votos. Pero en la pérdida de votos del Frente de Todos, no se los llevó Juntos, que ha mantenido un electorado. Ha decrecido el Frente de Todos en Tandil”, evaluó el psicólogo.

En ese sentido, deslizó que “una razón, tal no la única ni la preponderante, es el discurso radicalizado, que convence nada más que a los propios y que solo es seductor para los propios. Y las elecciones consisten en sostener adherentes, seducir indecisos y convencer opuestos. Pero esos discursos, son para los adherentes”.

Por otro lado, Elichiribehety advirtió que “sumando el voto en blanco y los que no fueron a votar, uno de cada tres tandilenses no eligió en el orden local. Es un dato importante. 32 mil personas no fueron y 3 mil votaron en blanco o nulo. Y creo que la gente ha ido pasando de un voto de pertenencia, a un voto de preferencia. Quienes tenemos una pertenencia partidaria, visualizamos que la estructuras partidarias han ido perdiendo representatividad. Ha ido reduciéndose. Hoy hay un voto que tiene más que ver con las situaciones que uno siente, con el malestar, el enojo, la coyuntura, la situación económica. La gente ya no vota solamente porque sea el PJ o sea radical”.

“Y también hay un electorado que se define por los extremos, porque creció la izquierda y sectores como los de Miley y Espert. Pero yo no creo que el voto a Miley en Capital, sea un voto que adhiera totalmente a la postura que tiene Miley, de violencia verbal. Es el enojo contra la dirigencia política en muchos casos. Y la gente se expresa ahí”.

Consultado por la iniciativa de muchos intendentes bonaerenses, en apariencia avalada por el Presidente de la Nación, de presentar ante la justicia un pedido para reinterpretar el artículo 7 de la ley que limita las reelecciones en cargos ejecutivos y legislativos en la provincia de Buenos Aires, aprobada durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Elichiribehety estimó que “debería ser así. Que no se tome el período en el que se estaba gobernando cuando se aprobó la ley. Yo estuve hace unos días en Capital y nadie lo dice, pero hay varios partidos que creen que esto debe ser así. Porque el PRO también tiene dificultades para reemplazar los intendentes que tiene. Hay también una necesidad electoral. Pero además, hay fundamentos, mas allá de que coincido con los dos periodos. Es una decisión política impulsarlo y parecería que ha tomado luz después de la elección y el Presidente va a intentar que se dé esa modificación, seguramente a través de la justicia”.

“No debió haberse computado el periodo en el cual se estaba gobernando cuando se votó la ley, sino a partir del próximo periodo. Coincido en ese argumento y creo que fundamentos jurídicos va a haber”, remarcó.

En caso de prosperar esa postura, se habilitaría a que el Intendente Miguel Lunghi se presente en 2023 a una nueva elección como Intendente, ya se le computaría como primer período, el que inició en 2019. 

Respecto de si está de acuerdo con un nuevo mandato de Miguel Lunghi después del 2023, el exfuncionario municipal respondió que “no te puedo decir hoy. Es una decisión muy personal de él. Es un análisis que tendrá que hacer él. Hoy sería anticiparnos a una situación que aun no se dio”.

De todos modos, reiteró s consideración del actual jefe comunal como un prócer local. “Lunghi ocupa un rol preponderante, central, en Tandil. Alguien que administra los recursos de todos durante 18 años y pone a Tandil en una proyección de referencia en la provincia y la nación, merece ese espacio. Lo que ha logrado Miguel en cuanto a aceptación, no debería ser timbeado en la decisión del afecto, sino que debe ser analizado en la racionalidad. Esa es mi opinión”, finalizó.

Comentarios