Viernes 22 de Oct de 2021 | 1:23 |


 

Allanan la casa de un fotógrafo por una denuncia por abuso sexual

$datos[

Este viernes por la mañana la Sub DDI allanó un domicilio de calle Brandsen al 0 por una denuncia de abuso sexual, hecho que habría ocurrido en un cumpleaños de 15, antes de que se decretara la cuarentena por la pandemia.

El padre de una menor de 16 años de edad, relató en ABCHoy Radio (89.1 FM), lo ocurrido con su hija en un cumpleaños celebrado en un conocido hotel, en los meses previos a la declaración de la pandemia. Los padres de la menor se enteraron en los últimos días y radicaron la correspondiente denuncia, aunque creen que hay más casos que involucren al mismo individuo.

Francisco es el papá de una adolescente, que asistió a un cumpleaños de 15, “poco antes de la pandemia”, según explicó en la entrevista, aclarando que por pedido de la justicia, no podía especificar la fecha del abuso, “para no entorpecer la investigación”.

“Mi hija fue ultrajada por un famoso fotógrafo de la ciudad, que se dedica al ámbito de las jovencitas y utiliza su red social para empalizar con las jóvenes y utiliza su oficio como fotógrafo, como un cazador para elegir su presa”, aseguró el padre de la joven, cuyos datos se resguardan por razones obvias.


Francisco aseguró que al conocerse el caso, “se contactó mucha gente a brindarme apoyo y me estoy enterando de más casos de este fotógrafo”, aunque no le consta que estén debidamente denunciados.

Si bien el hecho ocurrió hace alrededor de dos años, la joven se animó a contarlo recién en los últimos días, primero a su madre y ésta, a su vez, se lo comentó a Francisco.

El hombre se contactó con el hotel en el que tuvo lugar el evento, y en el que era habitual que el fotógrafo trabajara, y destacó que “el dueño del hotel se puso en contacto conmigo para brindar total colaboración en el tema. Están los registros de la actividad del hotel, de quién se ocupó del sonido, de las filmaciones, los mozos, todo el personal que estuvo en el evento”.

“LO INVITÉ A MI CASA”

El dato es que Francisco, antes de radicar la denuncia, convocó al fotógrafo a su domicilio, con el ardid de estar interesado en sus servicios profesionales.

Cuando el acusado se presentó, Francisco lo encerró en su casa, lo redujo y, según él mismo reconoce “tuve un hecho un poco violento, me hago cargo”.

En simultáneo, su ex esposa y su hija, radicaban la denuncia formal en la Comisaría de la Mujer.

Sin embargo, a Francisco se le abrió una causa por Lesiones Leves contra el fotógrafo y estuvo algunas horas detenido, “mientras él ayer, estaba caminando por el centro de la ciudad”, cuestionó.

El hombre destacó el trabajo de la policía, que me trataron de primera, y entendieron mi situación” y se mostró crítico del accionar judicial, “que actúa tan lentamente y a pesar de que yo lo reduje y lo entregué, por un tecnicismo legal, la fiscalía lo liberó”.

De acuerdo a lo que Francisco pudo recabar, el fotógrafo tendría como modus operandi colocar “una gotitas de algún psicofármaco en la bebida y reducir a las chicas”.

Y que sus abusos serían reiterados, “en algunos casos durante la fiesta, y en otros casos, en los sets de fotografía, para sus book de fotos de 15 años”.

Francisco contó que “se ha solidarizado conmigo un grupo de padres que formaron un grupo de whatsapp por el tema del ajedrecista de Villa Italia (en referencia al caso de Walter Bernardo, un hombre que fue detenido por múltiples denuncias de abusos contra mujeres)”. Y contó que “a ese hombre le iba a salir el juicio y se anuló, porque se lo declaró insano. ¿Y saben por qué se lo declaró insano? Por sus contactos políticos. Así opera nuestra fiscalía. Yo tengo al agresor de mi hija y me aprehendieron a mí por lesiones y yo terminé en un calabozo y él ayer paseándose por el centro”.

El hombre contó que su hija “psicológicamente está muy mal” y que ella prefirió no decir nada poco después del abuso, “porque en ese momento, yo me recuperaba de un grave accidente de tránsito, que casi me cuesta la vida, estuve en coma, y ella se la bancó solita y no quiso agregar un problema más a la familia”.

Si bien desde fiscalía le solicitaron que no nombrara al denunciado, en el marco de su indignación, Francisco remarcó “que la comunidad sepa que el señor Franco Rossi no es un fotógrafo de vocación, sino que es su manera de elegir su presa”.

Y sostuvo que cuando lo tuvo encerrado en su casa, “el claramente reconoció lo que hizo y me pedía por favor que cese con mi actitud, reconociendo el hecho”, aunque admitió que no grabó el momento. “No lo pensé, no dieron los tiempos, tenía las manos ocupadas”, dijo.

“Sabemos que hay más casos, me nombraron un par de nenas más, pero no sé si las denuncias están radicadas. Sabemos que esta persona sufrió una serie de sucesos por parte de los papás con unos daños que sufrió en su vehículo”, añadió.

Y finalmente, pidió que “toda mamá o papá que haya sabido que sus hijas sufrieron un abuso de parte de Franco Rossi, que se arrimen a la Comisaría de la Mujer, o a la Fiscalía, para que la causa tenga más peso y le podamos poner presión a los fiscales que están con este tema”.

ALLANAMIENTO

En el marco de la causa caratulada “Abuso sexual” este viernes por la mañana, se desarrolló un allanamiento en una vivienda de Brandsen 79, donde se secuestró un celular y varios pendrive. Además se notificó al imputado aunque no se tomó ninguna medida restrictiva de su libertad.

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

ESTA NOTA NO PERMITE COMENTARIOS

Notas relacionadas