Domingo 17 de Oct de 2021 | 17:13 |


 

Avanza la reconstrucción del Club de la Quimera

$datos[

El espacio gastronómico y cultural que funcionaba en 4 de Abril y Uriburu y sufrió un voraz incendio que lo destruyó por completo, recibió una enorme muestra de solidaridad de la comunidad de Tandil y su propietario, Manuel Rodríguez Irizagaray, brindó detalles en ABCHoy Radio (89.1 FM), de las posibilidades de reacondicionar el lugar en los próximos meses.

El Club de la Quimera abrió hace algunos meses, en una esquina histórica del Barrio de la Estación, en el que quienes lo llevaron adelante, trabajaron durante toda la pandemia en acondicionarlo.

A principios de mes, cuando en la ciudad se desataba un fuerte temporal de lluvia y viento, el edificio sufrió un incendio que destruyó por completo el lugar.

Rodríguez apuntó que “fue muy doloroso cuando ese trabajo lo ves derrumbado” y comentó que “no sabemos todavía la causa del incendio, no volví a hablar con Bomberos. Hay varias hipótesis, pero nada concreto. Fue la noche del temporal y pudo ser una causal, pudo haber un corto”.

Luego del golpe anímico por la destrucción del local, llegó una enorme ola de colaboración, con donación de dinero, la realización de festivales a beneficio y hasta gente que se ofreció a trabajar de manera desinteresada en la reconstrucción.

“Fue realmente muy sorprendente. Los primeros días estás medio en el aire, que no entendés lo que pasó. Pero empecé a recibir muchísimos mensajes de apoyo, de gente conocida y desconocida, solidarizándose, diciéndome que había que levantarlo entre todos. Apareció gente que quería donar plata, hasta electricistas que ofrecían colaborar con la mano de obra. Me llovían llamadas. Y bueno, fueron pasando los días y empezás a ver las cosas de otra manera, con tanta gente queriendo apoyar y ayudarte, que te empieza a contagiar esa energía”, explicó el gastronómico.

También destacó la actitud de su grupo de trabajo y de muchos empresarios colegas que dieron empleo a los trabajadores de la Quimera. Allí, estos empleados cedieron lo que debían cobrar, en beneficio de la reconstrucción del local.

Rodríguez admitió que el local no estaba asegurado y lo calificó como “un descuido realmente, en su momento lo pensamos, pero lo fuimos dejando pasar y nunca lo contratamos”.

Además, como se trata de un inmueble alquilado, resaltó también el diálogo con el propietario, “quien también mostró muy buena voluntad en acompañarnos en la reapertura”.
Finalmente, explicó que “la idea es armarlo en etapas, Empezar primero por la cocina, para poder activar el delivery y tener ingresos, y después ir habilitando el salón, aunque sea por partes”.

Tags

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil

Comentarios

Notas relacionadas