Sábado 23 de Oct de 2021 | 14:0 |


 

Crudo testimonio de una joven que denunció que fue abusada sexualmente en el interior de una peluquería

$datos[

Una joven de 26 años denunció días atrás, a un peluquero que tiene su local en la calle Paz 940, por un abuso sexual. El acusado, Mauricio Robles, es intensamente buscado por la justicia, en tanto su víctima asegura: “Me arruinó la vida”.

En declaraciones a ABCHoy Radio, la joven A., contó que el hecho de abuso ocurrió el pasado 25 de agosto, pero la historia comenzó el 14 de ese mes, cuando ella solicitó un turno para quitarse unas extensiones y hacerse el color en el cabello.

La mujer relató que es una peluquería a la que acude hace más de diez años y que con Robles, había alcanzado un nivel de confianza propio del que se tiene entre un peluquero y un cliente habitual.

Ese día, hubo un primer trabajo sobre su cabello, pero Robles le colocó un matizador que debía hacer un efecto y le pidió que concurriera la semana siguiente, para culminar el trabajo, que no tendría cargo ya que la joven esa misma jornada, le había abonado los 5 mil pesos por el trabajo.


Días más tarde, A. pidió a Robles, vía whatsapp, por donde habitualmente solicitaba los turnos, que le adelantara la tintura, a lo que el peluquero accedió, pero le pidió que concurriera a las 7 de la tarde.

Eso llamó la atención de la joven, porque el trabajo que debía hacerle lleva habitualmente más de dos horas y el comercio cierra a las 8 de la noche.

“Nosotros teníamos confianza, yo le contaba algunos problemas personales. Nunca salimos, ni nada, sino que teníamos una relación peluquero cliente. La verdad que no tenía desconfianza, porque lo conocía, a quienes trabajaban con él y la peluquería tenía un buen ambiente”, contó A.

Ese 25 de agosto, a las 19 horas, en la peluquería de Paz 940, según el relato de la víctima, “había dos personas, un hombre y su hijo y terminó en 10 minutos. Noté que pasaba el tiempo y no me atendía. A eso de las 7 y media me lleva a la bacha y me lava la cabeza y después le dice al empleado: ‘¿Me cerrás las persianas, así no entra nadie más? Y andá nomás, que yo termino con A. y me voy”.

La joven explicó que “puedo contar todo con detalles, porque es algo de lo que no me olvido más. Me arruinó la vida totalmente”.

Si bien en el local, estaba la persiana de metal baja, la pequeña puerta por la que se permite el ingreso y egreso, estaba abierta, por lo que la joven clienta, no sintió, hasta allí, incomodidad.

Sin embargo, en determinado momento, Robles cerró esa puerta con candado y allí, A. supo que las cosas no terminaría bien. “Me agarró algo inexplicable, un escalofrío y pensé, de acá no me voy igual. Algo pasa”.

Para colmo, la mujer había dejado su celular en el bolsillo de su campera, que estaba en el guardarropa, ubicado en la parte posterior del local.

En esas circunstancias, de acuerdo a lo contado por A., el peluquero le exigió que le practicara sexo oral. “Yo siempre fui muy sumisa, sufro depresión y ansiedad. Siempre me costó hablar. En la escuela sufrí mucho bullying porque era gorda y nunca pude defenderme y decir nada. En esta situación, me salió tratar de hablarle bien. Le dije ‘No me hagas esto’. Yo soy asexual, y se lo conté, él lo sabía. Le dije que yo le había contado que no podía estar con nadie. Y me dijo: ‘Si no, de acá no te vas’”.

Robles se bajó los pantalones y tomó la cabeza de su víctima con fuerza y logró su aberrante cometido, para luego de consumado el abuso sexual, abrir el candado de la puerta persiana y permitir que la joven se fuera.

“Salí llorando desconsoladamente. No lo podía creer. Pensaba que era un sueño. Salí pensando si yo había hecho algo, si yo tenía la culpa”, contó A., quien asegura que después de hacer público lo que le ocurrió, se sumaron testimonios de otras mujeres que fueron víctimas de esta misma persona. Y que muchas recibieron insinuaciones fuera de lugar.

AUDIO ENTREVISTA

Finalmente, A., a instancias de un amigo al que le contó lo ocurrido, habló con su madre, quien de inmediato se presentó en la peluquería y exigió hablar con el abusador.

Allí, la mujer grabó la conversación en un video, en la que Robles admitiría lo ocurrido.

Ese video, junto con otras capturas de pantalla de conversaciones de whastapp, fueron aportadas como prueba a la fiscalía del Dr. Guillermo Vaticano, que inició una investigación, a partir de la presentación que la víctima realizó en la Comisaría de la Mujer.

Si bien ya se hicieron varias diligencias, hasta el momento, no se ha podido dar con el paradero de Robles, quien además, después de ser increpado por la madre de A., cerró la peluquería.

“Yo creo que escuché que por esta fecha se iba a Panamá. Tengo temor de que salga del país y que no lo encuentren más. A mí me arruinó la vida y hace dos semanas que estoy sin poder dormir. Me dijeron que ya saben que día tiene el pasaje. Pero si no sos culpable, ¿Te vas a fugar de la justicia?”, manifestó la joven víctima, en su testimonio radial.

Tags

NGH, English Center mas de 30 años enseñando inglés en Tandil

ESTA NOTA NO PERMITE COMENTARIOS

Notas relacionadas