Miércoles 22 de Sept de 2021 | 9:28 |


 

Sufrió un cuantioso robo en su campo y encontró algunas piezas en una chatarrería

$datos[

El vecino Marcelo Aldás contó lo que le sucedió días atrás, en su campo ubicado en el kilómetro 196,5 de la Ruta 226, en la zona de La Pastora. Había prestado la casa del lugar a un matrimonio, pero cuando acudió a buscar algunas cosas al lugar, se encontró con el faltante de muebles, herramientas y hasta un tinglado.

Aldás comenzó su relato en ABCHoy Radio (89.1 FM), recordando que “yo le presté la casa a un matrimonio, porque no tenían dónde estar. La tía de ellos es la suegra de mi hijo, que falleció, y entonces se la presté. Pero después de un tiempo, se fueron y no me avisaron”.

Así fue que el pasado jueves, Aldás, junto a un amigo, se dirigió al campo, para buscar algunas cosas que necesitaba y al llegar, “me encontré que la tranquera estaba rota. Entramos y noto que me falta el tinglado. Voy a otro galpón y me faltaban la rastra de discos, la sembradora de grano fino, la sembradora de grano grueso, un arado, los peines, los rodillos de la sembradora. De otro sector donde hay un cajón, faltaban herramientas, me faltaba la soldadora eléctrica, la autógena, una sinfín, un palco de trabajo. Y cuando me meto en la casa, había quedado una camita que era de mi hijo y una mesa de luz”, enumeró.

El damnificado tiene sospechas sobre allegados a la expareja de su hijo, donde además, hay situaciones familiares complejas, ya que el hombre contó que tampoco le permiten ver a su único nieto, descendiente de su hijo, ya fallecido.


Aldás radicó la denuncia en la Patrulla Rural, aunque advirtió, buscando en redes sociales, que se estaba ofreciendo en venta las ruedas de su sembradora, algo que también informó a la policía.

Este lunes fue convocado a un procedimiento en una chatarrería, donde halló algunas de sus herramientas, “que recién habían sido cortadas”.

El damnificado y los agentes policiales que estaban allí, hablaron con el dueño del lugar, quien si bien inicialmente aseguró tener esas cosas desde un tiempo mayor al del robo sufrido por Aldás, luego aceptó devolver las herramientas y las piezas que el damnificado reconociera como propias, pero le advirtió que debía buscarse un camión y una pluma para cargarlas y transportarlas de nuevo a su campo, “porque acá no te vamos a cargar absolutamente nada”, lo citó el entrevistado.

“Tuvimos un cruce de palabras y la policía me dice: ‘acá venimos a ver lo que hay tuyo, no a discutir, sino acá terminamos todo”, recordó Aldás, quien estimó que los elementos de trabajo sustraídos, alcanzan alrededor de  4 millones de pesos.

Y en ese sentido, comentó que de ese cruce verbal con e chatarrero, surgió que él había estado en el campo cargando las herramientas, “porque dijo que había visto el tinglado, pero no lo tenía ahí porque no le gustó. Así que le pedí a los policías que anotaran que él había dicho eso, pero no sé si lo anotaron o no”.

Aldás, además, cree tener una certeza de quién es el responsable del robo y quiénes están implicados y les dio esos nombres a la policía, “pero no los llamaron nunca a declarar. Yo no quiero hacer justicia por mano propia, pero si esto no me solucionan…”.

“Yo cuento esto porque quiero que la gente sepa lo que está pasando en Tandil”, cerró.

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas