Viernes 17 de Sept de 2021 | 18:49 |


 

Al Intendente Lunghi debieron colocarle un marcapasos por una patología cardíaca

$datos[

La semana pasada, el jefe comunal fue intervenido por el Dr. Ramón Suasnabar, para la colocación de un marcapasos, a partir de una dolencia cardíaca. En diálogo con ABCHoy Radio (89.1 FM), el reconocido cardiólogo Luis Cicco, explicó las funciones de los marcapasos y aclaró que los pacientes que los utilizan, “pueden hacer una vida normal”.

El Dr. Luis Cicco señaló que “existen múltiples dispositivos a colocar y es un universo un poco más grande que la palabra marcapasos”.

“El corazón es muscular y para que pueda contraer, tiene naturalmente una ‘pilita’ biológica, que descarga 60 veces por minutos aproximadamente, emitiendo descargas eléctricas que permiten que ese músculo se contraiga. Eso tiene que durar toda la vida, cada minuto de nuestra vida, latiendo a más o menos frecuencia. Pero con el tiempo, ese sistema se va desgastando”, detalló

“Tanto la ‘pila’ como los ‘cables’ biológicos se van desgastando y puede que la velocidad con la que conducían la electricidad cuando éramos niños o adultos jóvenes se vaya perdiendo. Y en un momento se puede cortar. Entonces ese corazón no puede contraerse y tiene que apelar a otros marcapasos naturales, mucho más bajos, que son difíciles para poder vivir. Con una frecuencia de 40 o 20 pulsaciones por minuto no se puede vivir de forma normal”, siguió.


Cicco agregó que en función de este tipo de patologías, “se fabricó un dispositivo que es el marcapasos. Es electrónico, de poco volumen hoy en día, son muy pequeños y van bajo piel y tienen un cable que permiten llevar la orden de este dispositivo al corazón y cumple la función del marcapasos natural. El aparatito está ahí, esperando a que falle el nuestro. Es como si se cortara la luz y se encendiese un equipo electrógeno”.

“El marcapasos garantiza que si fallan nuestros propios latidos, siempre va a haber una descarga eléctrica para producir la contracción del corazón, porque una frecuencia cardiaca baja, nos puede poner en un desmayo, en un mareo, o una caída”, mencionó.

Y recordó que el dispositivo suplanta el latido natural que se va desgastando, “en general, por edad, por envejecimiento”.

Hay otro tipo de dispositivo, que cumple la función de un desfibrilador, “que se acciona cuando detecta una arritmia. Son dispositivos similares, aunque para acciones totalmente diferentes”, graficó.

Cicco admitió que la colocación de marcapasos “es algo bastante habitual en Cardiología. El Dr. Suasnabar tiene puestos múltiples dispositivos. La necesidad de marcapasos es mucho más amplia de lo que nosotros creemos”.

Y explicó que los especialistas, “podemos identificar estigmas previos que nos llevan a presuponer que un paciente en algún momento va a necesitar un marcapasos. Primero porque hay hallazgos en el electrocardiograma, que nos dice que en el futuro puede necesitarlo. Eso nos pone en alerta y debemos seguir al paciente periódicamente. Y otro síntomas, es que cuando pasa a 40 o 20 pulsaciones por minuto, una de las formas mas habituales es el desmayo, la caída. La persona se golpeó, no puso la mano adelante, es decir que no se defendió, porque hubo una pérdida total de la conciencia. Cuando se golpeó, se acomodó todo, no sabe ni por qué, y vuelve todo a la normalidad y cree que se tropezó. No fue un tropiezo, perdiste transitoriamente la conciencia, porque hubo 2, 3 o 4 segundos que no latiste, no llegó sangre al cerebro y se desconectaron los dos hemisferios cerebrales y caíste. Es muy común. Y también puede ocurrir tener síntomas de fatiga, que es por una insuficiencia cardíaca y la persona tiene poca capacidad de moverse, se agita”.

La intervención de colocación de un dispositivo de este tipo “es sencilla”, dijo, aunque reconoció que “puede tener complicaciones y por eso nunca se pone de gusto, se pone porque se necesita. Va con anestesia local, debajo de la piel, a la altura de la clavícula, puede ser del lado derecho o izquierdo. Por una vena se entra con un catéter muy elástico que va hasta el corazón y se ancla bajo el corazón. Es una intervención para colocar un dispositivo externo y eso siempre es algo para controlar, hay que cuidarlo, puede tener infecciones, o complicaciones locales”

Asimismo, contó que la recuperación del paciente tras la colocación del marcapasos es rápida y en pocas horas puede estar de alta, solo teniendo precaución de “cuidar la zona de la herida” y sostuvo que “luego se puede hacer una vida normal, no cambia nada”.

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas