Sábado 29 de Enero de 2022 | 9:57 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Nicolás Carrillo y Carolina Brandariz lanzaron las diplomaturas de Cuidados Integrales en Tandil

Este martes, la directora de Cuidados Integrales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Brandariz, lanzó en Tandil las diplomaturas Cuidado y Pedagogías de las Infancias, y Promoción del Trabajo Socio Comunitario, que se dictarán desde este miércoles en nuestra ciudad a partir de un convenio rubricado con la Universidad Nacional de La Matanza.

A través de las Diplomaturas en Cuidados Integrales, se formarán cien trabajadoras socio comunitarias que integran el programa Potenciar Trabajo y que desean formarse en cuidados.

En el acto, que se desarrolló por la mañana en la sede de avenida Pujol 547, Brandariz estuvo acompañada por el articulador del Centro de Referencia Tandil del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Nicolás Carrillo.

“En los últimos dos años, producto de la pandemia, tuvimos que abrir siete comedores e inscribimos a más de 2500 personas a la vacunación contra el Covid 19. Esto está bueno contarlo porque a veces cuando se piensa la política pública, no se piensa en los últimos de la fila”, manifestó Carrillo.


Por lo tanto, consideró que “hoy estemos logrando que una Universidad certifique el conocimiento que ya vienen desarrollando, que además lo profundice y les brinde nuevas herramientas es muy valioso porque a esta pelea a largo plazo que tenemos que dar en la Argentina, que es dignificar a la economía popular, va a ser un empujón más que demos en ese sentido. Un escalón más que subimos de aprendizaje, conocimiento y articulación con una Universidad que va a valorizar el trabajo que ustedes están haciendo y que no es reconocido”.

Luego, el articulador del CDR Tandil hizo un repaso de las unidades productivas puestas en marcha hasta el momento en nuestra ciudad y puntualizó que con la llegada de la pandemia tuvieron que reorganizarse desde el sector para asistir a quienes más lo necesitaban.

Seguidamente, consideró en “la sociedad hay un nuevo conflicto, y es que la mitad de la población no tiene un trabajo en blanco, vive en una vivienda precaria, tiene problemas alimentarios, entre otros, y el sentido común me dice que la Universidad tiene que estar ahí”.

Por eso, celebró “estas diplomaturas para mejorar el trabajo que ya se viene haciendo. Cuanto mejores herramientas tengamos, más fuerza tendremos para reclamar que esto sea reconocido. Cuánto más formados estemos, más posibilidades para organizar nuestro pueblo”.

Por su parte, la directora nacional de Cuidados Integrales agradeció a todos por su presencia y se refirió a la lucha que vienen encabezando los movimientos sociales para expresar que “la reconstrucción de la Argentina tiene que empezar por los de abajo para llegar a todos y que hay una oportunidad económica de elevar los pisos de derechos, tanto salariales como laborales, respecto de las tareas que desempeñamos y que eso va a redundar en bienestar para el conjunto de la sociedad”.

Durante su discurso, puso en valor el gran trabajo que vienen desarrollando las promotoras socio comunitarias en los espacios de cuidados para dar respuesta en los barrios, a través de la organización de ollas populares, la articulación con organismos del Estado, la asistencia a víctimas de violencia de género, y el acompañamiento a los niños y niñas, mujeres y adultos mayores, entre otras acciones que vienen llevando adelante.

Mencionó luego “al Registro de Trabajadores de la Economía Popular –Renatep-, que surgió de la Secretaría de Economía Social para tener un diagnóstico de los trabajadores y las trabajadoras que no forman parte del mundo laboral formal”.

“Y, quienes estuvieron en el armado del Renatep, contaban que las mujeres forman parte del mundo laboral formal en un 30 por ciento, es decir, de manera muy minoritaria, y participamos del mundo del trabajo que no goza de los derechos laborales, que es el de la economía popular que le estamos dando forma, en un 57 por ciento”, precisó.

Branzariz planteó que “esto da cuenta de cómo nosotras somos quienes más sufrimos las desigualdades de un sistema económico de estas características y lo importante que es que del cuidado nos podamos hacer cargo el conjunto de la sociedad, el Estado y el ámbito privado, a la vez que llevemos adelante procesos en los cuales el cuidado se valorice como un trabajo”.

“Y las diplomaturas –continuó- surgieron un poco en torno a eso, con la voluntad de otorgar valor, visibilidad y que sea un pasito más en el reconocimiento de que el cuidado es un trabajo”.

De cara al inicio de las diplomaturas, compartió también que desde el Gobierno nacional están pensando no sólo en nuevas líneas de trabajo para poner en valor las tareas de cuidados, sino también para potenciar la inserción laboral para las personas que se desarrollan en el sector.

Por último, la directora nacional de Cuidados Integrales mencionó también el rol del Gobierno comunal y consideró que también debe valorizar y reconocer este trabajo con un acompañamiento concreto.

Fotos: Julieta De Pian.

Comentarios