Lunes 14 de Junio de 2021 | 4:4 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Importante caravana y un fuerte documento de los trabajadores de la Salud

Frente al Palacio Municipal, cuando llegaron al centro tras partir desde el Hospital Santamarina, leyeron una carta, dirigida al intendente donde piden -una vez más- por la reducción horaria, la bonificación del 25% y otros requerimientos.

La movilización comenzó sobre las calles que borden el Hospital Ramón Santamarina y el Debilio Blanco Villegas, y de allí, por calle Alem, se fueron acercando hasta el centro de la ciudad, para dar vueltas por la Plaza Independencia, hasta que se detuvieron frente a las escalinatas de acceso al Palacio Municipal.

Los trabajadores del Sistema Integrado de Salud, acompañados por algunas organizaciones sociales, gremiales y políticas, aunque no se vio a integrantes de la cúpula del propio Sindicato de Trabajadores Municipales, volvieron a reclamar por la reducción horaria en su jornada laboral a seis horas y el otorgamiento de una bonificación del 25% a los empleados y la declaración de insalubridad para el sector.

En el Palacio Municipal, se concentraron todos los presentes, y una de las trabajadoras, fue la encargada de dar lectura a un comunicado dirigida al mismo intendente Miguel Lunghi.


La nota

Tandil, 8 de junio de 2021

Señor Intendente: Miguel Angel Lunghi

Por la presente los trabajadores de la salud de la ciudad de Tandil, integrantes todos del Sistema Integrado de Salud Pública, hacemos llegar, nuevamente, nuestras demandas que comenzaron hace más de sesenta días y que son de su entero conocimiento.

Nuestro reclamo se basa en la necesidad de obtener la reducción de la jornada laboral, ya que venimos padeciendo crecientes deterioros en nuestra salud psíquica y física, de lo que lo hacemos responsable en tanto titular del Municipio empleador. Pues no se implementaron políticas de prevención, cuidado y apoyo a los trabajadores desde la aparición de la Pandemia, aunque reconoce la existencia de estos padecimientos de origen laboral en este período extraordinario. Tanto en los Hospitales como en los Centros de Salud
Comunitaria la demanda de pacientes es permanente y se trata de atender a todos, y de que cada uno le encuentre una solución a su problemática de salud. Nuestro cansancio se expresa en nuestros cuerpos como en nuestras mentes.

Junto a esta situación sanitaria propia, así como en Marzo de 2020 se declaró la” Emergencia
Sanitaria”, hoy nosotros, el personal de Salud, nos declaramos en “Emergencia Económica” ya que se nos hace cada vez más difícil llegar a fin de mes con los haberes que percibimos.

Para ejemplificar, una compañera de la categoría 8 se lleva en su mano la suma de $35.000. ¿Usted alguna vez se puso a pensar que un alquiler de un departamento de una habitación cuesta por mes entre $18.000 y $20.000? ¿Se puso a pensar que solo le queda la mitad del sueldo para los gastos de su familia? ¿Alguna vez se le cruzó por su cabeza que los que trabajamos 16 hs. para cubrir extras, y cobrar un poco más, nos vamos de nuestras casas de noche y volvemos de noche y que, muchas veces, no llegamos a ver a nuestros niños despiertos?
Usted dice que no es oportuno reclamar y que le tenemos que poner el hombro a la situación, Señor Intendente: No solo le ponemos el hombro, le ponemos todo el cuerpo y la luchamos día a día. Y nuestro empleador no nos alivia la carga, sino que la aumenta al no implementar políticas de cuidado, salarios acordes y jornadas a escala humana. Llegamos al límite.

Por esto, es que nos encontramos en estado de alerta y movilización. Por las 6 horas, una bonificación remunerativa del 25% a nuestros haberes, el aumento del 10%, acordado en paritarias para septiembre, adelantado a Julio.

Señor Intendente: Usted ponga el hombro y su protagonismo activo en la obtención -ante el Ministerio de Trabajo- del reconocimiento de la Insalubridad, que hace tanto tiempo venimos solicitando y que va de cajón en cajón y no obtenemos respuesta desde hace por lo menos quince años. Nuestro trabajo, nuestra salud y nuestros magros sueldos sostienen la Salud Pública de Tandil. Exigimos actos de gobierno que contemplen nuestras demandas legítimas, así podrá demostrar que está a la altura de estos acontecimientos.

Trabajadores del SISP

Comentarios