Domingo 23 de Enero de 2022 | 9:38 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Atletismo: una pasión sin edad

$datos[

El atletismo es una pasión donde la edad no es un obstáculo a la hora de correr. Este fue el tema de una nota publicada en 1975.

A tres “figuras símbolos” del atletismo local se les pregunto sobre el tema: Ramón Bedoya y Héctor del Collado, como atletas que a pesar de pasar la barrera de los 40 estaban en plena vigencia y a una joven figura emergente, Pedro Begueristain.

Ramón Bedoya con 45 años, había llegado a Tandil hacia 15 años. Comenzó a correr a los 11 años en su barrio en Junín, dando vueltas a la plaza. Represento a varios clubes, entre ellos a San Lorenzo de Buenos Aires donde entreno bajo las ordenes de “Pancho” Mura.  (Entrenador de Delfo Cabrera y Reinaldo Gorno, entre otros). Cesáreo Rodríguez lo invito a representar al Club Santamarina. En el año 1964 gano el cruce de la ciudad de Buenos Aires que le permitió clasificarse para competir en la San Silvestre, en donde el ganador fue Osvaldo Suárez. Su mayor éxito, por esos años, fue cuando gano la Maratón del Grafico en Mar del Plata. Ramón explico que cuando corre tiene la sensación de tener 20 años, porque correr para él correr, es la vida. Después de entrenar se va contento a su casa porque “¡se da el gusto de correr!”



Héctor del Collado corrió desde joven de forma discontinua. Fue a los 37 años que retomo a la actividad y logro tener continuidad. Con 42 años se especializo en las distancias de 800 con un tiempo de 2.07 y los 1500 metros. Su objetivo, competir en el Campeonato Argentino de Atletismo de Veteranos y su gran satisfacción es estar compitiendo con los más jóvenes. Para Héctor el atletismo era el complemento del trabajo. Lo hacía para sentirse bien física y anímicamente.

Héctor Begueristain, representante de la juventud del atletismo, con solo 23 años, debuto en el atletismo en el año 1972. Su especialidad los 400, 800 y 1500 metros, representa al Club Santamarina. Tenía el record local de 800 metros con 2 minutos, marca que supero a la de Julio Gallardo que tenía un registro de 2.01. Su mayor satisfacción fue ganar los 400 metros en Buenos Aires en el Campeonato Argentino y la posta 4x100 en el año 1973 junto a Fouces, Giménez y Arrieta con un tiempo 45´7/10. Su aspiración es llegar a estar entre los mejores, aunque su trabajo lo priva de seguir compitiendo con continuidad. Para Héctor el atletismo es muy sacrificado, incluso económicamente, pero lo que más le gusta desde el alma, “es que se las rebusca como puede”.

Los tres coincidieron en que el atletismo es una pasión más allá del sacrificio.

Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.com
 /Historia del deporte Tandil


Fuente Fotografía: Archivo Digital del FCH UNICEN
Fuente: Diario Nueva Era

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios