Domingo 18 de Abril de 2021 | 14:56 |



"Me pegaron con la culata de un arma y me redujeron"

$datos[

Todavía dolorido por el golpe que recibió en la región lateral derecha de su cabeza y por haber estado maniatado de pies y manos con cables de teléfono que arrancaron del mismo lugar,  el dueño del hotel Kaiku, Jorge Delgado, accedió a hablar con ABCHoy.

A pesar de la dramática escena sufrida durante esta madrugada, en que un grupo conformado por cuatro delincuentes asaltó el hotel de forma violenta, Delgado se encuentra activando todo lo necesario para poder seguir trabajando -acompañado por familiares y empleados- porque hay pasajeros y el comedor funciona a full todos los días.

En diálogo con este Portal de Noticias, el hombre narró que "tocaron a la puerta, era un hombre solo. Pero, al flanquearle el pase, pensando que era un potencial pasajero, se tiran encima otros tres que aguardaban afuera y redujeron al conserje".

"Lo llevaron a administración, lo tiraron al piso y le decían que no le iban a hacer nada, que sólo buscaban la plata. Sacaron el dinero de cambio, que era muy poco, por lo que le empezaron a decir que tenía que haber alguna caja fuerte", dijo.


Añadió que el conserje, Raúl Vargas, "les decía que no había caja fuerte y le preguntaron por los dueños. Les dijo que vivían al lado, pero que no había dinero. Lo fueron forzando para que hablara y los llevara hasta donde estaba yo".

Delgado detalló que "para llegar a la casa, hay que pasar por un pasillo que da a la parte interna del hotel, por varias puertas, una de madera. Al ver que nadie atendía, la rompieron de una patada, y otra de chapa, también a patadas lograron doblarla y pasar por abajo".

El dueño del hotel rememoró que en ese momento, aunque ya estaba durmiendo, escuchó los ruidos. "Al ver a varias personas, les pegue un grito pensando que eran rateros, ya que otras veces se iban. Pero no, estaban armados. Me pegaron con la culata de un arma y me redujeron".

El hombre expuso que los ataron fuertemente tanto a él como al conserje. "Yo no me podía desatar. Menos mal que Raúl sí pudo hacerlo, después de que se fueron, para llamar a la policía. En total, permanecieron maniatados por aproximadamente una hora.

Luego, manifestó que en otra oportunidad, que habían robado una cartera a una pasajera, "pedimos cámaras, pero del Municipio no hay por acá. Y del edificio de la otra cuadra, la tenían rota, por lo que es  muy difícil como para poder identificarlos".

Acotó que "lo extraño es que se llevaron el dinero y se olvidaron un revolver cargado con balas que fue el que utilizaron para amenazarnos y golpearnos".

Al preguntarle por medidas preventivas, dijo que “veremos que hacemos, mucho no se puede hacer. Está el sereno todos los días, pero el movimiento de pasajeros es permanente. No podemos cerrar todo. Tenemos que seguir trabajando”.

Hasta ahora, dialogando con vecinos no pudo recaban información porque nadie vio nada. Seguramente, el horario ayudó a que eso ocurra.

Por ello, se solicita a quien pueda haber visto algún movimiento o puede aportar detalles del vehículo en el que se movilizaban, se acerque con esos datos a la policía.

Tags Kaiku

Comentarios