Domingo 7 de Marzo de 2021 | 8:7 |



Bronca de trabajadores de TandilCeram por el desplante de quienes bloquean la fábrica

$datos[

Este miércoles se escribió otro capítulo en el conflicto de la empresa Loimar. Cuando todo parecía que se llegaba a un acuerdo, con el intendente de mediador, la parte de los ex empleados dio marcha atrás en lo que se venía pactando.

Los trabajadores que luchan por recuperar sus fuentes de trabajo a través de TandilCeram, brindaron una conferencia de prensa, en la cual evidenciaron toda su bronca por una nueva dilación en el conflicto que decantó en el cierre de la fábrica el 17 de octubre de 2019.

Los trabajadores estuvieron acompañados por el apoderado del fideicomiso TandilCeram, Jorge Segon, quien tomó la palabra en el arranque de la charla con los periodistas, en la plaza Independencia.

 

“Los convocamos para hacer un reconto de cómo llegamos hasta este lugar, a raíz de las cuestiones que se han visto en todos los medios. El 11 de febrero fue frustrado el ingreso a la planta y en función de ese hecho el Intendente nos convocó a reunirnos en su despacho. Allí estuvimos representantes de Loimar, del sindicato, ex delegados, allí buscamos destrabar esto. En la primera reunión Lunghi ya se había comunicado con las partes y se había definido una propuesta avanzada que consistía en la reincorporación de 2 delegados y 8 ex empleados y el pago de indemnizaciones y deudas salariales. Esta propuesta se la llevó cada una de las partes para evaluarla. Al día siguiente volvimos y un representante del sindicato de Azul me solicitó ampliar la cantidad de gente a incorporar. Lo evaluamos y el viernes les planteamos la posibilidad real de que ingresaran 15 personas y lo íbamos a hacer al momento que se habilitara el ingreso a la planta”.


“Ellos nos contestaron que habían tenido una asamblea y el mandato era todos adentro o todos afuera, como no había una posibilidad de ingreso para todos, optaron por la opción de que nadie ingresaba. En un acta se acordó (aunque no fue firmada por las partes) que las indemnizaciones se iban a pagar de acuerdo a la fecha de despido, 17 de octubre y 22 de noviembre de 2019. En esa misma acta decía que la empresa se comprometía, dentro de los 10 días hábiles, de pagar efectivamente y al momento del pago la gente que está bloqueando se iba a retirar. Hoy miércoles nos íbamos a reunir para ver de qué manera se iba a realizar el pago y ellos iban a volver a preguntar si alguien quería ocupar alguna de las 15 vacantes que ofrecimos”, agregó.

Sobre la reunión de este miércoles con el intendente Miguel Lunghi, tras el cuarto intermedio de la semana pasada, señaló que “cada uno llegó con sus abogados, el Intendente tomó la palabra y preguntó que se había decidido y el delegado Algañaraz empezó a pedir disculpas agradeciendo la intervención del municipio y que en asamblea habían decidido que en la reunión tenía que estar presente el Ingeniero Loitegui, que no aceptaban la mediación ni seguir tratando el tema en el municipio. Ahí nosotros nos quedamos azorados”, agregó.

En tal sentido, Victor González, otro de los trabajadores, sostuvo que Por su parte uno de los representantes de los trabajadores que quieren ingresar con la nueva firma, Víctor González, manifestó que “teniendo en cuenta lo que había ocurrido en las reuniones del jueves y del viernes ellos se fueron con una buena propuesta, que podían ingresar 13 trabajadores y la posibilidad de que la lista se ampliara. Además hubo una propuesta del armado de una cooperativa donde iban a surgir más puestos de trabajo y eso teniendo en cuenta las indemnizaciones que se ofrecían. También Petrantonio les ofreció el armado de una lista para quienes no tenían trabajo y que donde surgiera una posibilidad tuvieran prioridad. Por todo esto lo de hoy nos cayó por sorpresa, se habían ido con muchas propuestas, hoy venían a negociar las indemnizaciones y ni siquiera quisieron hablar. No entendemos nada, después de tres audiencias dijeron que no era el lugar para discutir. Se habla siempre de los derechos de los trabajadores y de nosotros quien habla, somos 60 familias que queremos trabajar queremos ingresar a la empresa, nadie defiende nuestros derechos, no nos cierra lo que pasa, no sabemos que buscan” enfatizó.

Respecto de los montos a cobrar por parte de quienes están bloqueando la empresa, Segon ratificó que “vine con los listados con los importes de cada uno, con los detalles y ni quisieron tratar ese punto. Hace 16 meses que está este conflicto que empezó el 17 de octubre de 2019, hace 16 meses que no podemos trabajar”, se lamentó.

Tags Loimar

Comentarios