Jueves 25 de Febrero de 2021 | 19:17 |



Preocupación de un vecino por las situaciones que se ven entre Montecristo y Quinta Belén

Esta persona pasó en horas de la madrugada el fin de semana observando el gran movimiento de gente (la mayoría jóvenes). También al día siguiente se encontró con un poste de luz tirado y problemas de energía eléctrica en varias casas. Pide a las autoridades que “no sigamos corriente el tren desde atrás”

Las fotos y nota fueron enviadas a la redacción de este Portal de Noticias por intermedio de Fernando Monod Nuñez.


“Como otras tantas noches de viernes o de sábado, mi lugar de residencia (zona del Centinela- quinta Belén) se transformó en una suerte de avenida 9 de Julio a las seis de la tarde un día viernes ¿De qué horario estamos hablando? Dos y veinte de la mañana y en esta ocasión el horario es realmente exacto porque en esa hora volvía de un cumpleaños tomando como paso previo y en dirección a mi domicilio, el hermoso paseo del Dique, lugar que esta “plagado” de gente joven, un auto junto al otro y los chicos, escuchando música, bebiendo…lo de siempre. Antes de entrar se me ocurrió ir a ver como estaba la curva de la Cantera de Montecristo, uno de los centros neurálgicos de las reuniones juveniles de estos últimos meses. Mención aparte: curva del Banco Provincia 90° igual que la de Montecristo, señores, no existe NI SIQUIERA una demarcación de … “CURVA”. Dirán los nacidos en Tandil “quién no conoce esas curvas”; respuesta: la cantidad de turistas que, por primera vez, arriban a estos lares ¿Cuándo lo solucionarán? Cuando algún turista tenga un buen accidente. Retomo, al llegar a esa curva cerradísima, me encontré con un patrullero, ¡bueno pensé…alguno se dio cuenta… bien! El tema es que no sé qué pasó, pero se ve que el vehículo policial desapareció. Por supuesto yo ya estaba en los brazos de Morfeo, hasta las cinco de la mañana cuando constato que el ventilador estaba apagado…no tenía luz. Fui a ver si era un corte general, y noté que los vecinos si estaban iluminados. Luego de constatar que no era un desperfecto en mi casa me dirigí al pilar de entrada y comprobé que todo “estaba aparentemente bien”. Llamamos a la Usina, que, en mi experiencia personal, tiene mucha eficiencia en la respuesta a los problemas. Cuando ellos llegaron ya estaba “clareando”, cuál fue mi sorpresa cuando, con los operarios de la Usina nos dimos cuenta que ….faltaba una luminaria en la ruta, al acercarnos vimos lo que estas fotos transcriben”

“Uno de los que fue a “divertirse” en la curva de Montecristo, se llevó puesto el poste de la luminaria ¿Cómo quedó el conductor? No había rastro de nada salvo esa marca que denota la maniobra. Aquellos que recuerden las carreras de TC habrán ubicado el lugar conocido en la jerga automovilística como “la bajada de Belén” y mencionada, por los propios corredores, como muy peligrosa, ya que en ese lugar los vehículos desarrollaban una gran velocidad y la curva “se les venía literalmente encima”. Me acerque hasta la curva de Montecristo para ver como “había quedado el lugar” luego de esa noche de juerga, y esto es lo que se ve”
 
“Hasta aquí el relato de los sucesos, ahora la opinión de quién subscribe, ¿Quién cuida a nuestros jóvenes? ¿Qué educación ambientalista están recibiendo nuestros jóvenes? Por supuesto uno (aunque parezca mentira) también fue joven …más vale no pensar hace cuando.  Es la juventud una etapa de rebeldía constante ¿está mal que así sea? Se rebelan ante todo y contra todos…los adultos. Parece ser que esta situación es parte de la condición humana, ya que muchos de los que puedan estar leyendo esta nota en algún momento de su juventud “alguna… se mandaron”.  Ahora bien, queda en los adultos circunstanciales, tratar de cuidar a estos jóvenes, tratar de entenderlos y tratar de dar alguna solución a sus reclamos…de diversión. Como siempre sucede en la mayoría de los problemas de nuestro país, la solución parece pasar inexorablemente por la educación. Chicos, la pandemia no es un chiste, la gente, lamentablemente se muere y de una manera muy fea, solos sin tener cerca a sus afectos”.


“Entendamos que, si el poste de la luminaria hubiese sido de cemento, probablemente en estos momentos estarían velando a un par de jóvenes. ¿Cuándo terminará esto? Cuando desgraciadamente suceda algún accidente más grave, igual que lo mencionado por la falta de señaléctica en las curvas del Banco Provincia y la de Montecristo.  Como parece suceder siempre, los argentinos seguimos “corriendo el tren desde atrás”, la anticipación de los hechos parece no estar dentro de nuestra idiosincrasia, como si parece suceder con la repetición de los errores cometidos”. 

Fernando Monod Nuñez
Ingeniero Zootecnista

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas