Domingo 17 de Enero de 2021 | 2:16 |



La solución está en nuestras manos...

$datos[

En un informe enviado a nuestra redacción, desde el Centro de Rescate de fauna silvestre Granja Los Pibes, manifiestan que “Los ecosistemas que nos rodean están siendo destruidos por nosotros(fumigación, tala de montes nativos, contaminación, ampliación de cascos urbanos, caza, mascotismo, etc.) es momento de dejar a un lado los intereses económicos, y pensar en reconstruir y cuidar la biodiversidad que tienen estos ambientes, entendamos que dentro de estos ecosistemas estamos nosotros, y nuestros hijos”.

Informe del Centro de Rescate de fauna silvestre Granja los Pibes

“Los ambientes naturales que nos rodean son destruidos y contaminados por nosotros. En el partido de Tandil, ya el 67% de la flora autóctona ha desaparecido, tanto en las sierras como en las llanuras, por consecuencia de la siembra, pesticidas, ampliación de cascos urbanos, degradación de las napas de agua, etc.”, aseguran.

Señalan que “Solo el 32% de las sierras que nos rodean, no son explotadas, y/o contaminadas. Recordemos que nuestras sierras tienen un valor geológico invaluable y constituye uno de los más preciados patrimonios naturales”.


Y dicen que “En las llanuras, solo queda un 19% de pastizales nativos, lo demás son bosques exóticos y cultivos para el consumo. Los humedales que existían se han disminuido a un 22%, también reemplazados por la siembra y la cría de ganado”.

También sostienen que “La actividad cine genética en nuestras lagunas atrae a centenares de extranjeros, que se alojan en nuestra ciudad y son llevados a cazar, destruir la fauna que habita los humedales (patos, chaja, garzas, cigueña, etc), además de contaminar en forma alarmante el agua con el plomo de las municiones. Junto con la destrucción de la flora y de los ambientes naturales, los estudios que hemos realizado han dado a conocer, que la biodiversidad de la fauna autóctona de nuestra región peligra: 46% de los paseriformes (pájaros) que habitaban nuestros pastizales, se han alejado por falta de alimento (semillas, insectos, etc)”.

Luego indican que “La población de aves de laguna ha disminuido un 32%, muchas migran en busca de alimentos, y aguas no contaminadas, y las demás sobrepoblan las lagunas que quedan, expuestas a cazadores, pesticidas, y a la escasez de alimento. Los depredadores (pumas, gato montés, zorros, aves rapaces, etc.) por la falta de alimento y la falta de espacios naturales, es cada vez más común visualizarlos y ello conlleva a la cantidad de ejemplares muertos, tanto por disparos, como por atropellamiento”.

En el informe, explican que “El mascotismo también afecta a nuestra fauna, sepamos que de 10 ejemplares retirados de su ambiente natural 1 sobrevive. A nuestro centro de rescate llegan centenares de animales, heridos, envenenados, mascotizados, los cuales algunos pueden ser recuperados, y reinsertados en sus ambientes naturales. Pero sabemos que lo más importante es poder educar y concientizar a la población para que las cifras alarmantes de hoy desaparezcan en algunos años”.

Por último, marcan que “Hoy la naturaleza nos está dando señales (otra oportunidad) el derecho a utilizar que nos otorga, no es el derecho a destruir y contaminar. Necesitamos y se vuelve urgente una gestión más inteligente, para poder, valorar, respetar y conservar los ecosistemas que nos rodean”.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas