Lunes 18 de Enero de 2021 | 20:10 |



“Los equipos de salud son hoy los verdaderos proletarios, y eso es algo que Cristina debería saber”

“Así es, y nadie puede ponerlo en duda. Vender su cuerpo como fuerza de trabajo con capacidad y calificación por la Ley de Enseñanza Superior, muchas veces en condiciones indescriptibles y brutales, es desde hace más de 30 años el destino de los técnicos, trabajadores, y profesionales de la salud en sus tres registros; pública, privada, y seguridad social, dice en una nota el Licenciado Ángel Orbea.

“Ojalá los cambios y reformas que Cristina insinuó en su discurso del sábado pasado en La Plata tengan en cuenta lo antedicho. De no hacerlo, cualquier reforma o modificación será más de lo mismo, siempre en función de consolidar un modelo de salud cada vez más concentrado, corrupto, e ineficiente.

Se sabe que el mayor beneficiado del sistema de salud es la industria farmacológica. Hacia ella gira la enorme masa de plusvalía extraída a los trabajadores de la Salud, cosa que no se advierte en ningún otro sector de la industria en el mundo.

Como fuerza de trabajo, los trabajadores de la Salud nos vemos confrontados con dos cosas: se entra al sector Salud por una singular configuración vocacional que ligada a las necesidades económicas dispone el cuerpo y los conocimientos de múltiples formas, pero con insistencia sintomática. Esto último reporta una intensa entrega al trabajo que tiene dos asimétricos beneficiarios: el usuario o paciente, y la patronal. Si bien es verdad que esta última no siempre está en la mejor manera en un difícil sector como en de la Salud, siempre expuesto a los vaivenes de las políticas y el mercado, los trabajadores son siempre la pieza que termina demolida. Cuesta mantenerse como fuerza de trabajo, ya que como fuerza se necesita energía, y esta se producen entre el cuerpo y la mente.


Lo sabemos muy bien, ni el cuerpo es debidamente compensado, ni mucho menos la mente, por cuanto ni siquiera somos consultados por funcionarios, gobernantes, o legisladores, aun cuando estamos en las mejores condiciones para asesorar e intervenir en las más difíciles situaciones.

Liberados a nuestros destinos de proletarios, en un mundo donde esta capitalista figura elucidada por Carlos Marx está en franca extinción, el COVID llamo la atención una vez más sobre nosotros.

Como psicoanalista, profesional, y trabajador del sector Salud Publica Argentina, deseo y reclamo que las reformas que alguna vez se hagan lleven justicia para con nosotros”.

Lic. Angel Orbea
MP 35182
DNI 11288794

Tags

Comentarios

Notas relacionadas