Viernes 4 de Dic de 2020 | 8:3 |



Sociedad Rural sobre fumigaciones: “Lo que está fallando es el control municipal”

$datos[

Los dirigentes de la Sociedad Rural Tandil, Matías Meli y Julio Pagola, cuestionaron la medida cautelar del Juez Blanc sobre las distancias de aplicación de agroquímicos en el Partido de Tandil y consideraron que la ordenanza vigente, “está bien, solo hay que hacerla cumplir”. Meli consideró que “por tres o cuatro productores que hicieron mal las cosas, sale perjudicado todo el Partido”.

Meli, como Presidente de la Sociedad Rural local, indicó que la notificación de la disposición del Juez Francisco Blanc, a partir de la presentación que hicieron vecinos del Paraje La Porteña, por fumigación con agroquímicos sobre la escuela rural del lugar, “no llegó todavía al municipio”.

“Hasta hoy, hay que seguir cumpliendo la ordenanza actual, que está desde 2011. A los productores les decimos que hasta que no llegue la cautelar, se sigue cumpliendo la ordenanza y el municipio se tiene que hacer cargo de hacerla cumplir, como todos sus requisitos”, afirmó.

Meli, ex concejal del oficialismo, recordó que “es una ordenanza que se votó por mayoría de todos los bloques, se trabajó bastante, no puede ser que hoy se quiera cambiar, por dos o tres productores que posiblemente hayan hecho mal las cosas. No puede salir perjudicado todo el Partido”.


Por otro lado, el también miembro de la Sociedad Rural y además, presidente del Foro de Seguridad, Julio Pagola, remarcó que “dentro del Partido se hacen entre 26 mil y 30 mil aplicaciones por año. Acá estamos hablando de 4 o 5 aplicaciones que no se hicieron como corresponde. Se tiene que respetar la ordenanza 12316 del año 2011, donde vos tenés cuatro patas: el productor, el aplicador, el ingeniero agrónomo y el Municipio”.

“El Municipio tiene que hacer cumplir la ordenanza, el ingeniero agrónomo tiene que hacer la receta agronómica correspondiente, el aplicador tiene que tener todo su equipo y la persona que aplica autorizada y con los papeles en regla; y el productor cumplir todo lo que le exige la ordenanza. Si esto es así, está todo bien”, remarcó.

Pagola insistio en que la actual, “es una ordenanza que está vigente desde 2011, que se votó por unanimidad, trabajada en consenso, que incluso se ha tomado como ejemplo para otras ciudades. Y hablamos de 4 denuncias. Y por esas 4 denuncias surge esta cautelar”.

El ruralista destacó el informe que realizó Aapresid, respecto del impacto de la aplicación de la ordenanza del Juez Blanc, que dispone una distancia de 500 metros respecto de poblados, escuelas rurales, y cursos de agua, entre otras restricciones.

“Están hablando de 106 mil hectáreas (sin producir), lo que nos parece un dato correcto. Incluso cuando estuvimos con los concejales, sumamos entre 140 y 150 mil hectáreas. El de Aapresid es el estudio que está mejor hecho, son colegas y trabajan mucho, respetando el suelo, respetando el medio ambiente y respetando las condiciones y las ordenanzas. Si estamos perdiendo esta superficie, se caen 70 millones de dólares, según las estimaciones de Aapresid. Esto no lo pierde el productor, lo pierde la ciudad”, analizó.

“No estamos de acuerdo con todo esto que esta pasando. Yo soy ingeniero agrónomo, y nosotros estudiamos para trabajar el suelo y para hacerlo a conciencia, para respetar la ley, hacer las recetas. Es muy fácil hablar desde el desconocimiento. Nos tratan de envenenadores seriales y nada más lejos de la realidad”, señaló Pagola.

Por su parte, Matías Meli volvió a puntualizar que “hay una ordenanza, que hay que hacerla cumplir. Una pata que está fallando, es la municipal, que en realidad no está haciendo los controles como debería hacerlo, porque no tiene la persona adecuada. No hay un ingeniero agrónomo matriculado dentro de la municipalidad que pueda hacer realmente las inspecciones o atender las denuncias”.

También cuestionó que “se han hecho actas, que llegan al Juzgado de Faltas y eso queda en un cajón. El juez de Faltas tampoco se ha jugado por hacer cumplir la ordenanza. Hay un gris dando vueltas, porque la ordenanza está bien, pero tiene dificultades de control y aplicar las penas o las multas”.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas