Temas del día
Sábado 28 de Nov de 2020 | 7:50 |



Joe Biden: Presidente 46 de Estados Unidos

ELECCIONES $datos[

Finalmente, Estados Unidos definió su presidente. También se realizaron elecciones legislativas en la totalidad de la Camara baja (nuestro congreso) y una parte del Senado. 

Por Alejo Inza

Posiblemente este asunto ya te generó bastante hartazgo y cuando leas el título de este artículo, te preguntes qué quiere agregar este joven pesado.  En mi caso, la incertidumbre que se generó desde el Martes motivó muchas discusiones y especulaciones que, al fin, terminaron. La atención estuvo siempre allí. Sin embargo, te comparto un punto positivo: esta semana los medios de comunicación no hablaron sobre el dólar y la pandemia!.

Una renovación...

Esta entrega y, asumo las siguientes, serán algo extensas y abordarán distintos temas. Por eso, en este caso vamos a  introducir y presentar brevemente los puntos fundamentales del  particular y complejo sistema electoral estadounidense y, por último, comentar sobre la jornada electoral y el contexto en el cual se desarrolló (que es lo más interesante). Esto va a servir para tratar, en otra oportunidad, las implicancias de estas elecciones a nivel global, regional y, especialmente, para Argentina.

Después de esta aclaración, comencemos:

Luego de largos y tensos días de escrutinio, Joe Biden junto a Kamala Harris (primera mujer en asumir históricamente el cargo) se convirtieron en el nuevo binomio presidencial de EEUU. Desde el Martes 3 de Noviembre- día oficial de las elecciones-, la sociedad norteamericana y el mundo se encontraban a la expectativa por la finalización de los conteos en algunos estados del país, que definirían la  reelección de Donald Trump o a un nuevo jefe de estado. Sobre este tema nos detenemos un momento.

Es importante resaltar lo siguiente: el sistema electoral de Estados Unidos es uno indirecto, que posee el funcionamiento de un Colegio Electoral y en donde se realizan múltiples elecciones en simultáneo- cincuenta específicamente-, es decir, cada uno de los estados tiene sus propias reglas de juego. A diferencia de otros modelos -como el argentino actual-, la ciudadanía estadounidense no elige directamente la fórmula presidencial. Los 50 estados de la Federación estadounidense, poseen  respectivamente una determinada cantidad de electores (dependientes del tamaño de su población) que luego votaran por el candidato que obtuvo la mayor cantidad de votos en dicho Estado. Por ejemplo, si a un estado le corresponden 29 electores en el Colegio Electoral, el candidato que más votos obtenga alli se los lleva.

La regla que define a qué candidato se le asigna el total de los electores de un estado particular  es muy simple: “quien tiene más votos se lleva todo”.

Como resulta evidente, algunos estados son más determinantes que otros. Esto básicamente por la cantidad de electores que asignan. Lo importante consiste en alcanzar 270 electores de un total de 538 para consagrarse. Joe biden, hasta el momento, obtuvo 274 electores y Donald Trump 214. Este resultado permitió definir la contienda, aunque ambos tienen la  posibilidad de aumentarlos en los próximos días.

 Previo a las elecciones, era posible anticipar cuáles estados se inclinarian hacia el candidato demócrata y cuáles, por el contrario, hacia el candidato republicano. Estas proyecciones se basaba en una tendencia histórica y en una cierta “pertenencia” partidaria de los estados. Sin embargo, existía  un conjunto de estados “indecisos” o “pendulares” en donde la competencia sería más  ajustada y donde no había con anticipación un claro ganador. La posición  de estos varía de acuerdo a cada jornada electoral, por esto, se los considera cruciales. Algunos de estos que posiblemente escuchaste o leíste son: la Florida, Michigan, Wisconsin, Pennsylvania, entre otros. Por esta razón, resultó siempre de suma importancia avanzar con los escrutinios hasta que se pudiera establecer- por probabilidades- un ganador y otorgarle la cantidad de electores correspondientes. Especialmente, en estos estados.

Ahora bien, ¿En qué escenario se llevaron adelante estas elecciones?

La sociedad estadounidense está muy dividida. Durante estos días, sucedieron algunos episodios inéditos de tensión y fuertes movilizaciones en algunas ciudades de EEUU, que no alcanzaron niveles de violencia pero sí encendieron varias alarmas. Este clima de polarización se reflejó en las elecciones, que fueron muy disputadas y ajustadas.

Ambos candidatos aumentaron su base electoral de una manera considerable, lo que nos sugiere que las divisiones políticas, pero también sociales van a continuar- de hecho, son muy profundas-. Este comentario es una invitación para pensar que “la grieta” no es una exclusividad argentina...

Entonces, ¿Cómo sigue todo esto?. En principio, hay que esperar el reconocimiento de Donald Trump sobre los resultados. Posiblemente, te enteraste que este acto democratico tan simple y, por otro lado necesario y deseable,  no parece ser la primera opción del representante republicano  quien desde la finalización de las elecciones presidenciales del dia Martes, afirma públicamente que llevará a la Justicia nacional algunos resultados (donde considera que existió fraude) y que, además, él es  ganador de esta contienda. Sin introducirme en este tema- para no demorarte demasiado- solo comentar que hasta el momento, estos reclamos no presentan ninguna evidencia y han contribuido a generar un mayor malestar en la sociedad estadounidense. Al momento, diversos líderes internacionales han transmitido sus felicitaciones al nuevo presidente.

Tendremos que esperar como sigue esta situación.

Si llegaste hasta acá sin ningún fastidio hacia mi, te lo agradezco mucho. Si en los próximos días este asunto sigue en la agenda de algunos medios - como es esperable- esta breve y modesta entrega podría resultar una ayudita.

Un saludo grande,
Alejo Inza
alejoinza@gmail.com 

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios