Martes 26 de Enero de 2021 | 0:4 |



Tiempo y Espacio como receta para no ir hacia el colapso

$datos[

El concejal del Frente de Todos, Juan Arrizabalaga, envió una nota de opinión a esta redacción, en la que asegura que “Hay que dejar de caminar hacia el borde. Hay que construir la estrategia para ganar salud y economía al mismo tiempo”.

El resto de la nota, dice textualmente, “El sistema de semáforo que fue elaborado y puesto en marcha el 7 de septiembre, con el objetivo de tener mayor flexibilidad y adaptabilidad para la administración de la pandemia, no le brindó al Ejecutivo Local más herramientas para un mejor manejo de la emergencia sanitaria”.

“La última decisión de pasar al estadio rojo, o mejor dicho al nuevo e interminable matiz del rojo, significa una discrecionalidad que nos conduce a una situación peligrosa.  El último parte de recomendación epidemiológica, por el cual se toma la medida, pareció más bien un parte político. Tenía como afán principal dejar muy en claro que determinada actividad económica seguirá abierta, como si los expertos sanitarios actuaran con una especie de guía de marketing o encuesta de opinión”.

“Por su parte, las declaraciones de las autoridades de gobierno como de las autoridades del SISP, siguen siendo absolutamente erráticas. Cosa que hemos marcado y criticado insistentemente debido a la influencia que tienen en el comportamiento ciudadano. Comportamiento al cual luego se ataca, desde el gobierno municipal, deslindando más que compartiendo responsabilidades”. 


“La curva de contagios ha sido creciente desde el 20 de agosto, jamás frenó. Lo mismo el problema en los geriátricos, desde el 8 de septiembre, así como los contagios en el personal sanitario, o la llegada del virus al interior del partido como Vela y Gardey. Los vaivenes entre rojo y amarillo, con algunos amarillos difíciles de argumentar, y los múltiples rojos, eligiendo de acuerdo a las presiones y el humor social, han perdido seriedad ante la población. Más aún la certidumbre. Se confundió flexibilidad con discrecionalidad”. 

“Es cierto que no somos todas y todos expertos, pero a veces se ha faltado a la seriedad y al criterio. Muestra de ello es que jamás se supo con certeza cuántas camas hay de Unidad de Terapia Intensiva. Y lo evitaron explícitamente. Hoy nos encontramos al borde del colapso sanitario, porque nunca se dejó de caminar hacia el borde, y para que eso sea posible hay que dejar de administrar la caída. De lo contrario, no sólo no tendremos salud, sino que tampoco vamos a tener economía. No estamos “conviviendo con el virus”, el virus está avanzando sobre la comunidad”.

“¿Qué se necesita en esta circunstancia?”

“Una vacuna! Sí, pero no la tenemos aún. ¡Se necesita responsabilidad ciudadana! Sí, pero no alcanza. ¡Se necesita controlar más! Si, pero los contagios crecen igual.  ¿Qué hacemos entonces? Necesitamos Tiempo y Espacio urgentemente. ¿Para qué? Para dejar de ir hacia el colapso. Para aliviar y curar, para ganar salud y economía”. 

“Necesitamos tiempo para aliviar el sistema sanitario, incluido el personal de salud, y para curarnos el resto de las y los ciudadanos en la ciudad. Para curarnos las y los contagiados aislados en sus domicilios, y quienes están aislados en otros lugares.  Y para curarnos quienes somos contactos estrechos de los positivos. Y para quienes son asintomáticos. Y necesitamos espacio. Para ganar en mayor distanciamiento social. Para evitar nuevos contagios”. 


“¿Cómo logramos ganar tiempo y espacio?”

“Hay que pensar seriamente en cerrar por lo menos 10 días, dejando la actividad estrictamente esencial. Sin trampas. Sólo lo esencial, sin “variedad de esenciales”. Hay que curarnos primero para poder combatir el virus, o, mejor dicho, para poder volver a convivir con el virus en mejores condiciones de partida. Hay dejar de “administrar” la manera en que inevitablemente vamos a colapsar. Hay que frenar para ir generando las condiciones que permitan remontar la economía de cara a fin de año y la temporada. Porque si seguimos así, no sólo hay poco pan para hoy, sino que habrá más hambre mañana”. 

“Hemos vivido el contagio estrecho en nuestros lugares de trabajo, en familiares, en amigas y amigos, en nosotros y nosotras mismas. No podemos seguir caminando a oscuras. Podemos recomenzar desde una meseta quizás alta, pero que es mejor que hacerlo desde el precipicio.  Nuestra receta, no es luchar entre nosotras y nosotros, nuestra propuesta es construir tiempo y espacio, para evitar el colapso. Para aliviar y curar. Para ganar salud y economía”.

Juan Arrizabalaga 
Concejal Frente de Todos

Comentarios