Viernes 18 de Sept de 2020 | 5:2 |



Encargada de local de ropa pide abrir “aunque sea de 9 a 14”

$datos[

Andrea Palle, actualmente atendiendo un negocio de indumentaria propiedad de su hija -que se encuentra varada en Tres Arroyos- se quejó en los micrófonos de ABCHoy Radio (89.1 FM) de la decisión que inhabilita a la apertura de los comercios no esenciales.

La mujer atiende un pequeño comercio dedicado a la indumentaria que es propiedad de su hija a quien “la agarró la cuarentena en Tres Arroyos. Está varada ahí, está embarazada y tiene que hacer reposo y no se puede mover de allá para Tandil”.

Palle trabajó muchos años en un local de ropa y ahora se encuentra reemplazando a su hija.

En la entrevista, la vecina sostuvo que ella hablaría sobre su caso, “pero creo que esto va a ser generalizado, porque a muchos nos pasa lo mismo”.


“Es un parate total en el cual vos tenes que pagar impuestos, alquileres y dependes de comer en el día a día en tu casa. En mi casa hay un paciente de riesgo, que tiene una cardiopatía severa, diabetes, presión, erisipelas, úlceras. Y, de ahí sale todo: el alquiler, sus remedios, etc. Es un montón de gastos que no los podes afrontar con nada”, dijo.

Luego, subrayó que los locales considerados como ‘no escenciales’ “estamos en una situación bastante complicada. El rubro ropa vive día a día. La ropa se pasa de moda y no la podes vender, después prácticamente la tenes que regalar. Yo me pongo en el lugar de mi hija, que recién arranca, y es muy complicado”.

“Tenés un montón de rubros abiertos, pero cerrando el rubro ropa ¿el covid se frenó? No, el covid sigue caminando, No es la ropa la que transmite el covid o es el que la vende quien tiene la enfermedad”, expuso y añadió: “me parece que es una pavada dejarnos a nosotros cerrados cuando están todos los locales abiertos”.

Palle insistió en que “a nosotros nos pidieron un montón de protocolos para poder reabrir y a los primeros que clausuran es a nosotros. ¿Me vas a decir que en una quiniela o en una juguetería no te vas a agarrar covid? Vamos… seamos concientes”.

La mujer describió luego que “el localcito en el que atiendo es muy pequeño. Pueden entrar a lo sumo dos personas y tenemos el cartel en la puerta que dice que se entra de a una persona. Estoy de 9 a 18 de horario corrido, porque en el lugar en donde estoy hay mucha gente grande” y resaltó que “así vos vendas una remera o un pantalón, todo te suma. En mi caso, me cerraron el local y en mi casa no entra ni un peso”.

También afirmó que “hoy todo el mundo vende por internet, pero yo no tengo movilidad”.

Por todo ello, solicita que habiliten la apertura de locales no esenciales “aunque sea como estábamos antes, en el horario de 9 a 14 horas”.

Culminó señalando que “al comerciante, lo primero que le dicen es ‘tengan empatía con el resto’. Pero para nosotros, los de la ropa, ¿cuántos comercios se pusieron en nuestros zapatos o en nuestro lugar? Nadie”.

 

Tags

Comentarios

Notas relacionadas