Viernes 18 de Sept de 2020 | 5:59 |



Morando: "El sistema permite hacer un monitoreo diario" en vez de "un análisis por semana de los números"

$datos[

El presidente del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP), Gastón Morando, hizo este miércoles, durante la conferencia de prensa en la que se anunciaba el paso al estadío rojo en la ciudad, una férrea defensa del sistema de semáforos adoptado por el Municipio para la evaluación de la situación epidemiológica local. Los casos positivos en geriátricos y el cierre de un piso en la Clínica Chacabuco son los factores que determinaron pasar al estadío rojo por una semana.

De la misma participaron, además de Morando, su vicepresidente, Matías Tringler, el infectólogo Jorge Gentile y la Dra. Cecilia Martens, quien participó en los operativos de traslados de residentes de residencias de adultos mayores en la que se registraron casos positivos de Covid 19.

Morando comenzó diciendo que "como ustedes saben, el Gobierno municipal tomó la decisión de implementar un sistema que no tiene en cuenta sólo la dimensión de la cantidad de contagiados por semana sino toda una serie de dimensiones que ya se han explicado".

"La evaluación del sistema sanitario local incluye las variables de disponibilidad de camas operativas, la situación del personal de salud y de la aparatología para que esas camas estén operativas y, por otro lado, la gravedad de los casos activos. Ahí se tiene en cuenta cuántos de ellos están hospitalizados, cuántos en terapia intensiva, cuantos en intermedia y cuántos en sus domicilios, cómo va la cueva de contagios y cómo va la curva de positividad de muestras tomadas día a día”, enumeró.


Por ende, la decisión de cambio de estadío se basa “en un análisis cualitativo y cuantitativo de todas estas dimensiones, un análisis holístico que establece un monitoreo y una evaluación diaria para determinar en qué situación de riesgo estamos en términos sanitarios”.

Remarcó que el Decreto municipal marca a la opinión del Comité de Seguimiento de Covid 19 en Tandil como “clave" y que, en función de ello, el lunes se decidió establecer el estadío amarillo "porque había dos cuestiones que no permitían pensar en un estadío verde: una situación de restricciones en la Clínica Chacabuco y un personal positivo en un geriátrico”.

“Anoche, tuvimos la confirmación de que hay 18 casos positivos en un geriátrico. De esos 18, hay residentes y empleados. Eso es un hecho novedoso del que tomamos conocimiento ayer a las 23.30 con los resultados del INE y ha implicado, obviamente, que hemos tenido que hacer todo un dispositivo para trasladar residentes. Algunos están hospitalizados, pero tenemos la situación particular que no sólo está cerrada una parte de la Clínica Chacabuco sino que hay un número importante de contagios en el personal”, subrayó.

El presidente del SISP señaló que la ventaja que tiene el sistema de semáforos “es esta, que ahora lamentablemente se constata con noticias malas. El sistema permite hacer un monitoreo diario de toda una serie de dimensiones que acá estamos teniendo en cuenta", en vez de hacer "un hacer un análisis por semana de los números".

"La situación de hoy, miércoles, es distinta a la situación del lunes, con dos novedades negativas. En función de ellas, utilizando el sistema del análisis holístico de todas estas dimensiones, el Comité hoy se ha reunido a las 8.30 de la mañana y, por unanimidad, ha establecido la conveniencia de pasar al estadio rojo a partir de mañana, con el objetivo de reducir el nivel de circulación y las demandas potenciales de nuevas camas hasta tanto se produzcan dos cosas necesarias: que la Clínica Chacabuco termine de resolver su situación -eso pasará desde hoy hasta dentro de los próximos 7 días- y estamos haciendo todo un operativo para el traslado de personas sin síntomas de los geriátricos a alojamientos extrahospitalarios".

Morando insistió en que "la situación es distinta a la de hace dos días. Lamentamos tener que transmitir esto pero creemos que la fortaleza del sistema que hemos implementado. Permite evaluar toda una serie de dimensiones y variables que reflejan más profundamente la realidad epidemiológica local. El Comité, que viene participando desde su conformación en marzo, ha hecho una evaluación concienzuda de la situación y esto es lo que recomienda".

Luego, detalló que en principio, el estadío rojo estará vigente durante una semana, aunque "puede pasar que con el monitoreo diario se observe una mejoría antes de los 7 días, con lo cual el Comité puede recomendar el cambio al estadío amarillo o bien que se llegue a la conclusión de que los 7 días no alcanzan y que es necesario continuar. Es una evaluación que se ha hacer día a día”.

“Creemos que estos dos hechos (casos positivos en geriátricos y cierre de un piso en la Clínica Chacabuco) fundamentan sobradamente este cambio, que lamentamos pero que tenemos que afrontar”, expuso.

Aunque dijo no querer sumarse “a toda la controversia que hubo con la cuestión de las fases”, resaltó que “la implementación de este sistema nos permite hoy (miércoles) rápidamente tomar conocimiento de un problema y sugerir una decisión. Esto no significa necesariamente esperar dos semanas sino que con una semana veremos cómo vamos evaluando la situación epidemiológica”.

A su turno, Tringler dijo que entienden “que es una situación difícil para muchas personas pero estamos todos convencidos de que es lo correcto. Y para eso fue creado este sistema, no para plantear una independencia y todo el folklore que vivimos toda esta semana”.

A continuación, resaltó que “si se mirara solamente el número de casos, probablemente seguiríamos el lunes en Fase 4. Así ha pasado en Mar del Plata”.

Indicó también que “el cierre de 20 camas generales en la Clínica Chacabuco es un número muy importante” ya que el inconveniente en este momento no está en la cantidad de camas de terapia en la ciudad sino en las generales “ya que el operativo en el geriátrico ha ocupado un gran número de camas en el Hospital Municipal Ramón Santamarina. En función de ello es que se habilitan dispositivos de camas extrahospitalarias.

En cuanto al porcentaje de ocupación hospitalaria actual, manifestó que “a pesar de que hay dos pacientes Covid en camas de terapia en la ciudad, hay una ocupación de camas por otras patologías y tenemos disponible actualmente 10 camas de terapia entre las tres instituciones (Hospital, Sanatorio y Clínica). Pero la ocupación de camas en sala general es lo que está comprometido por estar caídas las 20 camas de la Clínica y por el traslado de 10 residentes del geriatrico que ocuparon camas que estaban destinadas a pacientes Covid”.

“Las camas generales hoy están comprometidas, en un porcentaje muy alto. Con los dispositivos extrahospitalarios y hablando con los familiares, vamos a poder liberar esas camas” dijo y aseguró que el número de camas de terapia “es aceptable” pero se está “en rojo” con las camas generales.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas