Martes 22 de Sept de 2020 | 20:5 |



Bernardo Weber: “El ajuste del gobierno sobre la Universidad Pública es comparable al de los ‘90”

$datos[

El Presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y actual concejal por Juntos por el Cambio, Bernardo Weber, se refirió así a la reciente ampliación presupuestaria aprobada por el Congreso, en la que, asegura, “hay un recorte de 8 mil millones de pesos a las Universidades Nacionales”.

Weber indicó que “en la última sesión se trató la ampliación del Presupuesto, que fue una ampliación entre comillas, porque se incorpora, al Presupuesto Universitario sancionado en septiembre de 2018, la cláusula gatillo sancionada por el gobierno anterior. Es decir, se amplía solo para pagar la paritaria docente del año pasado. Esto no contempla la inflación desde diciembre de 2018 hasta la fecha, ni la posible pauta salarial 2020. Implica un ajuste de 8 mil millones de pesos, que es la suma que sería necesaria solamente para mantener constante los gastos reales del funcionamiento de las Universidades”.

“No se amplía ninguna variable de las que se utilizan en las Universidades, ni para la enseñanza, ni para investigación, ni para extensión. Es un golpe duro, comparable a los ’90. Nunca hubo un recorte tan grande para las Universidades Nacionales”, adujo el joven dirigente.

Y detalló que “el presupuesto de diciembre de 2018 fue de 124 mil millones de pesos. El presupuesto propuesto por el Consejo Interuniversitario, al Ministerio de Educación, contemplando la realidad ideal para el funcionamiento de las Universidades, destinando un 85 % a la masa salarial y el 15 % a investigación y extensión, fue de 214 mil millones. Lo que termina siendo incorporado con esta ampliación, llega a 191 mil millones. Es decir que si quisiéramos solamente acercarnos a la propuesta ideal que propuso el Consejo de Rectores, estamos 18 mil millones abajo en el sistema universitario”.


“Estamos hablando de un 80 % de poder adquisitivo que pierden las Universidades con respecto al presupuesto anterior sancionado”, añadió.

Y puso como ejemplo la situación de la Unicen, “que sin este nuevo paquete aprobado, para cubrir las cláusulas gatillo, tenía el 95 % del presupuesto comprometido a salarios y solo un 5 % al resto del funcionamiento normal de la Universidad. Con esto que se incorporó, que es solo para pagar la cláusula gatillo, se va a ver aún mas deteriorado en los muchos roles que cumple la Universidad y en la asistencia de muchos estudiantes.

Hoy hay muchos chicos que no pueden acceder a su cursada, que se vieron sin la posibilidad de poder avanzar, ya sea por imposibilidad de acceder a dispositivos móviles o incluso los datos para poder navegar y participar de un Zoom o acceder a una bibliografía”.

Weber cuestionó que si bien el Consejo Interuniversitario Nacional ha venido haciéndole planteos al Ministro Trotta sobre esta situación, “públicamente solo nos hemos expresado los estudiantes. Desde marzo veníamos planteando este escenario, porque veíamos que sin una nueva Ley de Presupuesto, las Universidades iban a correr con mucha desventaja en materia inflacionaria. Incluso elaboramos un texto que se lo acercamos al ministro, con la gran mayoría con las organizaciones estudiantiles de toda la Argentina, porque esto no solo golpea a la estructura universitaria, sino también a miles de chicos que ven truncado su sueño y su posibilidad de un título”.

El dirigente universitario señaló, otra vez sobre la Universidad Nacional del Centro, como ejemplo de algo que alcanza en mayor o menor medida a todas las Universidades nacionales, que “el presupuesto de la Unicen era de 1800 millones en 2019, lo que significaba el 1,55 % de la participación en el presupuesto total universitario. Con las proyecciones, para este año estaría recibiendo 3000 millones, o sea, un 1,56 %. De esos 3000, 2900 se van en en gastos de personal, el 94,92 % y solo queda para el funcionamiento, 152 millones, 4,96 %”.

“El Presupuesto Nacional se vio golpeado en un montón de áreas por la crisis económica actual, por la situación a la que nos llevó la pandemia y lógicamente, se define por cuáles son las prioridades para el Gobierno Nacional, que queda claro que hoy no es una prioridad la Universidad Pública para este gobierno”, opinó.

Y cerró indicando que “durante el gobierno anterior, junto a muchas organizaciones estudiantiles y de docentes y no docentes, toda la comunidad universitaria, le hicimos un montón de reclamos al gobierno nacional. Era inconcebible tanto para docentes como no docentes, firmar una paritaria sin cláusula gatillo. Hoy, ni siquiera estamos hablando de un aumento paritario. Muchas organizaciones estudiantiles tenían un discurso agresivo hacia el gobierno (anterior), con sus fundamentos seguramente, pero que durante este gobierno se profundizaron y se agravaron y esos mismos actores hoy no realizan ese tipo de reclamos. Ese silencio ensordece, porque tenemos que estar defendiendo a la Universidad Pública, más allá de los gobiernos de turno. Tenemos un rol de representación por el cual nuestros compañeros nos eligieron”.

Tags

Comentarios

Notas relacionadas