Viernes 14 de Agosto de 2020 | 11:55 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Cuando el básquet inclusivo tuvo su espacio en el Club Ferrocarril Sud de la mano de Mario Marcuzzi

HISTORIAS $datos[

Fue el año 1999 cuando Mario Marcuzzi entrenador de básquet del Colegio San Ignacio viviría una experiencia que marcaría la forma en que percibiría la práctica deportiva del básquet.

Parado al costado de la cancha atento a sus dirigidos se le acerca un alumno de la Escuela Especial 501 y le pregunta si podía aprender a jugar básquet. Fue tal la sorpresa de Mario que, en ese momento, no tuvo la respuesta. Ese interrogante lo llevaría a diseñar cómo hacer para dar respuesta a tal demanda.

Movilizado por el tema, ya en la tranquilidad de su casa, trazaría lo que serian los lineamientos del básquet inclusivo. Fue al Club Ferrocarril Sud a exponer su inquietud, el cual no tuvo reparos en ceder sus instalaciones. Siguiendo su ímpetu por hacer realidad aquel pedido se dirigiría a la Escuela Especial 501 para conversar con las autoridades sobre su proyecto. Inmediatamente contaría con la colaboración de Miguel Segura estudiante de Educación Física que estaba ya por recibirse y conocía a los chicos.

Este desafío llevaría a Mario y a Miguel, primero a conocer que es cada patología, para luego en base a ese conocimiento armar la práctica del Básquet inclusivo. A pesar de que era todo nuevo para Mario, a la hora de enseñar encontraría en Miguel a su mejor aliado a la hora de despejar sus dudas.


El envión anímico de los chicos y los avances en la práctica, harían que Mario siguiera proyectando con la creación de una ONG que se llamaría Raíces, y que tenía como objetivo la continuidad de lo que se venia haciendo en el Club Ferro, se ampliara a otros sectores de chicos.

Como en todo emprendimiento, existieron barreras que a pesar de las buenas voluntades son casi imposibles de salvar. Una de ellas fue el lugar donde realizar las prácticas, las limitaciones edilicias, ya que el gimnasio del Club Ferro se encuentra en la planta alta, y la segunda es la disponibilidad de tiempo de las instalaciones que se limitaba a solo una práctica semanal.

Todas estas limitaciones llevaron a que el proyecto de básquet inclusivo durara un solo año. Hoy día vemos que seria importante que se retomaran estas iniciativas para poder incluir a más personas en la práctica deportiva.

Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.com
 /Historia del deporte Tandil

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas