Viernes 14 de Agosto de 2020 | 10:38 |



Instan a prevenir lesiones e intoxicaciones en los chicos durante la cuarentena

Guardar medicamentos bajo llave, cocinar en las hornallas traseras, usar trabas de seguridad en cajones y electrodomésticos y evitar la presencia de niños en la cocina son algunas de las recomendaciones para evitar estas lesiones e intoxicaciones, que, al ser prevenibles, no deben ser consideradas como ‘accidentes’.

Expertos de la Sociedad Argentina de Pediatría recomendaron que es importante que los adultos supervisen sin distracciones a los niños para evitar este tipo de situaciones, una tarea compleja en el marco de la cuarentena y el teletrabajo.

Es claro que durante el aislamiento y la educación escolar a distancia, uno de los principales desafíos para las familias es el cuidado de los hijos, no solamente por ayudarlos en el aprendizaje y acompañarlos en los momentos de recreación, sino también por preservar su seguridad.

En este período de cuarentena se reportaron casos de niños con quemaduras por líquidos calientes o contacto directo con el fuego, fracturas de cráneo por caída de corralito o huevito fuera del vehículo, fractura de huesos del brazo por introducir la mano en un lavarropas funcionando, heridas graves por caídas en altura, úlceras por ingesta de pilas y otros elementos, mordedura severa de perros, y quemaduras por el uso de almohadillas anti cólicos, entre otros. Por ese motivo, desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) acercaron una serie de recomendaciones para prevenir lesiones e intoxicaciones en la cuarentena.


“Estos ejemplos son gráficos y pueden parecer cruentos, pero debemos tomar conciencia de que estas lesiones ocurren y le pueden pasar a cualquiera por un descuido mínimo. No es cuestión de tener miedo, sino de tomar las precauciones posibles para minimizar el riesgo de que sucedan y así cuidar lo máximo posible a nuestros hijos. En el caso de que ocurran, es importante que los padres tengan apoyo y acompañamiento posterior, porque suele haber sentimientos de culpa asociados”, subrayó el Dr. Navarro, médico pediatra, secretario del Comité de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

“El mayor tiempo de permanencia en casa ha aumentado el riesgo de contacto de los niños con productos de uso doméstico, medicamentos y plantas que habitualmente encontramos en el hogar. Esto trae aparejada una mayor incidencia de intoxicaciones, agravada por el cansancio de cuidadores y el estrés que la situación epidemiológica conlleva”, aseveró la Dra. Marcela Regnando, médica pediatra, psiquiatra y toxicóloga, directora de la Región Patagónica Atlántica de la SAP. 

La principal recomendación que brindaron los especialistas fue la de supervisar constantemente a los menores de 5 años. Si bien en el contexto de la cuarentena muchos padres están a cargo de los hijos mientras trabajan y no siempre es sencillo cuidarlos, no hay que perder de vista que su seguridad, sin dudas, debe ser central. Lamentablemente, estos eventos suelen ocurrir por un instante de descuido, por lo que es importante tomar todas las medidas necesarias para minimizar el riesgo de que se produzca cualquiera de estas situaciones.

De hecho, desde la Organización Mundial de la Salud se insta a llamar a estos eventos como ‘lesiones en el hogar’ y no utilizar la tradicional denominación de ‘accidentes domésticos’, ya que muchos de ellos son prevenibles y no se deben al azar.

Algunas de las recomendaciones que brindaron los expertos de la SAP para mantener a los niños alejados de posibles peligros fueron evitar que ingresen a la cocina, particularmente cuando se está preparando la comida, utilizar las hornallas traseras para minimizar el riesgo de que toquen el fuego o se quemen con un derrame del contenido de líquidos o comidas, e instalar trabas de seguridad, tanto para cajones como para electrodomésticos.

“Asimismo, es importante no dejar al alcance de los niños elementos pequeños que puedan ser ingeridos, evitar el uso de artefactos calientes contra la piel, utilizar cunas seguras con altura de barrales laterales de 60 centímetros y patas sin ruedas o con trabas. Además, los ‘huevitos’ o asientos para vehículos no deben ser utilizados fuera del auto, porque conlleva riesgo de asfixia postural y de caídas”, describió el Dr. Lucas Navarro.

Ante una lesión, la Dra. María Cecilia Rizzuti, miembro del Comité de Prevención de Lesiones de la SAP, recomendó que se debe intentar determinar la gravedad de cada situación y efectuar la consulta con el pediatra: “como regla general, requieren consulta inmediata con el servicio de emergencias las caídas de altura o que comprometan el cráneo (con o sin pérdida de conocimiento), las quemaduras extensas, las heridas o quemaduras eléctricas y la asfixia por inmersión. Las ingestiones de tóxicos requieren una consulta al servicio de toxicología, sin efectuar ninguna medida casera, mientras que las lesiones más leves pueden ser valoradas de manera más diferida, por teléfono, consultorio o telemedicina”.

Otro aspecto sobre el cual se focalizaron los especialistas fue el de medicamentos, plaguicidas y artículos de limpieza. “La recomendación es que todos los fármacos se encuentren bajo llave, fuera del alcance de los niños y que no se almacenen en paquetes de golosinas, ya que puede atraer la atención de los menores. Los plaguicidas y productos de limpieza también deben mantenerse fuera del alcance de los más chicos y no se deben trasvasar a envases de gaseosa o jugos”, apuntó la Dra. Silvia Cabrerizo, médica pediatra y toxicóloga, miembro del Comité de Adicciones de la SAP.

Entre otras medidas de prevención, es conveniente que las viviendas cuenten con un disyuntor eléctrico en funcionamiento, enchufes con tapas adecuadas, instalaciones para calefacción, agua caliente y cocinas correctamente instaladas por una persona idónea (un gasista matriculado, si son a gas) que también los controle anualmente y mantener una adecuada ventilación y detectores de monóxido de carbono, de ser posible. Además, es importante asegurar la estabilidad de los muebles, particularmente los televisores, para evitar que caigan sobre los menores.

Dependiendo de las características del hogar, se deberán tomar precauciones adicionales: si se tiene balcón, los barrotes deben ser verticales y con 10 cm de separación como máximo, además de complementarlo con protección adicional, de ser necesario. Si se tiene una pileta, debe estar cercada de manera tal que los menores no puedan acceder por su cuenta.

Por último, ante la presencia de mascotas, sobre todo perros, se recomienda hablar con el veterinario acerca de las medidas a tomar, supervisar siempre los juegos y enseñarle al niño a interpretar el estado de ánimo de los animales.

Los niños y niñas están en una etapa de la vida donde la curiosidad es máxima, tienen mucho interés por lo que ocurre a su alrededor y la mayoría de los objetos, envases, les resultan atractivos. Y no tienen aún conciencia de los riesgos. Muchas veces son más rápidos que los adultos, por eso la infancia es una etapa de especial cuidado. Todas estas recomendaciones prácticas de prevención de lesiones caseras se suman a los cuidados que se deben tener para proteger el ánimo de los más chicos, sometidos a un aislamiento social para el que -si nadie está preparado- mucho menos aún los niños.

Frente a un incidente doméstico comunicarse con los centros de intoxicaciones (antes de hacer algún tratamiento).

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas