Jueves 2 de Julio de 2020 | 5:30 |



Atletismo: Desafiando las alturas, historia del salto en alto en Tandil

HISTORIAS

Hoy haremos un repaso de los saltadores en alto en nuestra ciudad y como fue la evolución entre los años 1930 a 1950

En atletismo, las pruebas se dividen en pista y campo. En las de campo hay una gran variedad de disciplinas, entre ellas, el salto en alto, prueba que tiene cuatro momentos para la ejecución: carrera de impulso, despegue, vuelo y caída. La reglamentación para las competencias establece que se debe realizar el despegue con una sola pierna.

A lo largo de los años se han utilizado tres técnicas para lograr el salto, conocidas como: Tijeras, Barra en Roll y Fosbury Flop. Progreso que va a darse lentamente en Tandil en salto en alto.

Aquellos primeros saltadores del atletismo de Tandil tenían una técnica muy distinta a la actual. Algo tan simple como saltar de frente o costado, doblando las piernas bajo su cuerpo y con el torso prácticamente en posición vertical. Esta era la técnica con impulso, como se la denominaba en esos años, a la que se utilizaría para sobrepasar la varilla en Tandil durante 1930 a 1950.


La técnica que se utilizaba en Tandil, a nivel mundial no tardó en evolucionar, pasando al Estilo Tijera, el saltador se colocaba de manera paralela al listón y pasaba primero la pierna más cercana a este y a continuación la otra. El torso se inclinaba ligeramente hacia adelante para facilitar el salto.

En la década del 30 en nuestra ciudad, el salto en alto tendría con protagonistas a Roberto Lissarague representante del Club Independiente con una altura de 1.55 y con un salto fuera de prueba de 1.60 de alto, fue el recordista local, le seguiría Bertolucci con 1.50 y Jesús de Miguel, joven deportista de tresarroyense que disputaría pruebas de fondo y de campo, que representaría al Tiro Federal con una marca de 1.45.

La comunidad danesa tendría a dos representantes en la prueba de alto: Aage Hollander con 1.70 y a Otto Andersen con 1.45 representando a Tandil en los encuentros entre colectividades.

En esos años la performance mínima para los Campeonatos Nacionales, según la tabla de marcas mínimas, era de 1.70 en alto y el record del mundo en esos años en alto salto, estaba en manos Walter Marty. En una competición disputada en la ciudad de Fresno pasó la varilla a 2.04 metros.

En la década del 40, el salto en alto llegaría a las escuelas, como práctica en los intercolegiales en las categorías cadetes y novicios durante la realización de los torneos intercolegiales organizados por la Dirección de Deporte, realizados en el Estadio San Martín. Las marcas logradas en esos certámenes fueron las siguientes:

Cadetes Alto: 1- Ruda 1.37   2-  Zeballos 1.35   3- Caparola1.30

Novicios Alto: Pacheco 1.60 2- Vanna 1.40 3- Istilliarte 1.35

En otro torneo intercolegial que estaría reservada para cadetes, no federados de 15 a 18 años, la clasificación fue la siguiente:

Alto: 1- Carlos Maffoni Esc. Normal 1.50 2- Juan Bach Esc. Normal 1.50.

En otra disputa intercolegial la clasificación fue:

 Salto alto: 1- Bach, Juan (4 año) 1.55   2- Maffoni, Carlos (3 años) 1.45

No hemos podido tener un registro fotográfico de cuál sería la técnica utilizada, tal vez hubiera una variante a la técnica de Tijera.

Finalizando este recorrido histórico de la prueba, en la década de 1950, por el material fotográfico recogido, no hay una evolución técnica de la prueba, en la categoría mayores encontramos a Osmar Saltalamacchia, atleta especializado en salto en largo, que se elevaría hasta 1.70, igual marca lograda por “el pibe” como lo llamaban en los diarios de la categoría cadete, Miguel Martínez con 1.70, le seguirá en la categoría mayores Guillermo Martínez con 1.60 y en federados Luís Gravano con 1.55.

Es destacable como a pesar de ser una prueba tan técnica, estos atletas aficionados lograron realizar esas marcas.

Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.com
 /Historia del deporte Tandil

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios