Jueves 16 de Julio de 2020 | 11:22 |



Coraje: arte ancestral en tiempos de distanciamiento

EMPRENDEDORES $datos[

Vivimos momentos de transformación. Esta pandemia ha obligado a muchos a apostar a lo virtual. Hoy te voy a contar cómo un emprendimiento de cerámica tuvo que reinventarse par poder seguir brindando talleres y vendiendo sus piezas de manera online.

Por: Aimé Vera

Desde casi los inicios de la humanidad, el hombre ha trabajado con el barro, sus manos y el fuego. La cerámica es un arte ancestral, y ha sido uno de los grandes inventos de nuestra especie. Desde el comienzo, lo utilitario se mezcló con el arte y con lo simbólico. Todas las culturas han dejado su huella en piezas de cerámica. Conocemos acerca de la vida de las personas que habitaron el mundo antes que nosotros, gracias a esas piezas encontradas. Paradójicamente, en el mundo de hoy, hay huellas que quedan en lo virtual.

Paula Echeverria (Pauli) tiene 28 años, es tandilense y Profesora de Artes visuales, Profesora de Cerámica y técnica vitralista. Ella se define como “ceramista emprendedora”, y esa palabra que agrega al final es muy importante a la hora de definir su profesión. Porque emprender no tiene que ver sólo con lo que hacemos, es una actitud hacia la vida y ella lo transmite en cada palabra, en cada pieza, en todo lo que hace. Su emprendimiento se llama Coraje Cerámica.



Pauli me cuenta que antes de la pandemia brindaba talleres de cerámica, workshops y realizaba producción propia en su casa-taller. También es tatuadora y hasta el año pasado, dividía su tiempo entre estas dos ocupaciones, pero poco a poco la cerámica comenzó a ocupar mayor espacio en su vida. Según ella, es lo que llena su espíritu. Y como emprendedora que es, conoce la recompensa del esfuerzo: “saberte autosuficiente y tener como herramienta algo que te llena tanto el corazón no tiene precio ni cansancio que lo pueda doblegar.” Coraje es ella. Produce las piezas, compra insumos, define precios, arma el packaging y la presentación de los productos, estampa las bolsitas, escribe las tarjetas, se ocupa de las redes sociales, contesta mensajes y hace los envíos. También da talleres, ahora en forma virtual con Kits Cerámicos que llegan a las casas de quienes quieren aprender.

En el contexto actual, enseñar este arte ancestral y vender las piezas de forma online parecía impensado. Y vaya paradoja, ¿qué se necesita para poder entrar en el mundo online? Coraje. Ella dice que en esta cuarentena ganó más Coraje que nunca. Por supuesto que no es casual la elección de este nombre para su emprendimiento. “CORAJE es una palabra llena de valor, de sueños, de pasos por dar y por eso la elegí, porque siento que sin valentía no se cumplen los sueños y mi sueño siempre fue vivir de lo que mis manos produjeran. Creo que por eso me quedé con la cerámica, porque las posibilidades son infinitas desde lo artístico a lo utilitario y lo tridimensional. La alquimia del barro con su paso por el fuego conmueve a cualquiera que se anime a experimentarlo. Y de ahí nace Coraje desde el fuego y el corazón.”

Con esa calma y seguridad de los que han encontrado su propósito en la vida, ella dice que siempre supo que su herramienta transformadora era el arte. “Siempre pensé que sería por medio de la pintura y el dibujo, pero desde que decidí indagar en las artes del fuego, supe que era por ahí. Comencé el profesorado de Cerámica y después del primer acercamiento nunca más la dejé”.

Al inicio de la cuarentena, seguramente muchos de los planes que todos teníamos se vieron truncados. También le pasó a Pauli. Y esa fue la primera lección que nos trajo la pandemia. ¿Cómo reaccionamos ante una situación límite? Límite, porque la realidad no la podemos cambiar (¡lo cierto es que nunca podemos!). Y ese límite que está dado por lo que es aquí y ahora, nos enseña siempre sobre lo que somos capaces de dar. “Creo que el que no arriesga no gana y como siempre, reconozco que funciono mejor bajo presión, supe adaptarme muy rápido. Luego de saber que no podía continuar con mis talleres regulares y perdía esa entrada de dinero, porque siendo realista yo vivo de eso y lo necesitaba... comencé a pensar las posibilidades de poder seguir de alguna manera con la gente que también necesitaba de la cerámica para poder canalizar un montón de cosas que sucedían, no sólo alumnas.” Pauli, pudo identificar una necesidad y supo cómo vender sus servicios. La cerámica, también es una terapia. Obliga a traer a la mente al presente creador, y en ese contexto, poder hacer cerámica en casa, para muchos fue como una bocanada de aire nuevo. Su primera herramienta fue la venta de “Kits Cerámicos”. Toda una experiencia de #CerámicaenCasa. “Los preparé con todo lo que tenía en el taller y fueron un éxito, se agotaron en 2 días, y yo tuve que aprender a filmar y grabar videos para gente que nunca había tocado la pasta, fue un gran desafío, pero súper exitoso. Los trabajos que salieron fueron hermosos y el agradecimiento de la gente, lo más.”

Tener tiempo para hacer lo que nunca tenemos tiempo. Tiempo para re-pensar nuestro negocio o emprendimiento, otra de las lecciones. “Creo que lo que terminó de decantar esta cuarentena para Coraje fue que necesitaba un tiempo de producir a full, de conectarme con eso, de explotar y concretar un montón de piezas y proyectos que por falta de tiempo no podía hacer o quedaban a la mitad. Si bien Coraje venía creciendo necesitaba de mí, con toda mi energía y mi atención.”

Si hablamos de salir de nuestra zona de confort, las redes y lo online nos obligan a dar ese paso. Porque no alcanza sólo con mostrar un producto bonito en una foto. Hay que mostrarse uno. Pauli me confiesa que a ella le cuesta y que ese fue su mayor desafío.  “Hacer videos donde hablaba y contaba técnicas a gente que quizás nunca había hecho cerámica”.  A través de las redes, comenzó a sentir el apoyo de la gente y emprendimientos locales. A veces nos olvidamos, pero hay personas detrás de la pantalla, y son esas personas las que van a comprar productos o servicios a otras personas. No se trata tampoco de mostrar sólo lo mío, también de generar vínculos con quienes están del otro lado. Cuanto más conocemos a ese otro, mejor vamos a poder venderle lo que hacemos y lo que somos. Desde nuestra autenticidad, porque como ella dice, aunque lo online es siempre “la mejor versión que quedó” ya que es “súper cuidado y podemos editar, borrar”, hay una parte de nosotros que se transmite y por eso, nos eligen los clientes y los alumnos de taller.”

Con todo esto, ella comenzó a repensar completamente su negocio: “tuve que evaluar precios (ahora que tenía el tiempo para calcular costos), tuve que empezar a preguntarme si puedo realizar ventas mayoristas con todo el tiempo que implica la cerámica, los envíos fuera de la ciudad (antes de la pandemia nunca había hecho), todavía me encuentro ante todos estos interrogantes y todas estas puertas que se abrieron y que me llenan de felicidad y de ganas de seguir creciendo.”

Pauli transmite su creatividad en cada pieza, en cada detalle. Nada es casual en ese todo que es Coraje. Como ella asegura, quizás la fórmula sea aburrirse rápido. Porque el movimiento es lo que nos impulsa a ser curiosos y a no quedarnos: “adaptarse creativamente a las circunstancias y no olvidarse por qué lo hacemos.” De eso se trata lo digital también, ese vertiginoso cambio constante, los efectos sorpresa que tanto se buscan en un mundo virtual que por momentos parece tan estandarizado.

Hacer cerámica es el arte de transformar. Una pieza pasa por muchos estados, el ceramista modela. Y ahí entre esas manos, el barro, el fuego, la pintura y el corazón aparece esto que llamamos online y que abre caminos, porque “una vez que lo mostrás online, no sabés hasta dónde puede llegar.”

Encontrá a Coraje Cerámica en Instagram y Facebook: @coraje.ceramica

CONTACTO

Instagram y Facebook: @aimeveracomunicacion
Mail: hola@aimevera.com
http://aimevera.com/
 

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios