Martes 4 de Agosto de 2020 | 5:45 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Los lanzadores bala de ser aficionados a atletas y la primera exhibición femenina de lanzamiento

HISTORIAS $datos[

A lo largo de este recorrido histórico sobre el atletismo, ha sido evidente que Tandil ha tenido una tradición atlética que fue impulsada por aficionados que con gran esfuerzo se fueron convirtiendo en atletas.

Muchas veces carentes de estímulos, de competencias, de infraestructura, lo siguieron haciendo igual. Herederos de ese esfuerzo es que el atletismo sigue todavía en pie. Por esta razón, que se hace necesario cada tanto refrescar la memoria, y la necesidad de este espacio para recordarlo y mostrar que atletismo de Tandil, debe retomar esos impulsos y tener atletas que dispongan de un gran programa atlético que los lleve a buscar nuevos desafíos de marcas, tiempos y records.



Para reflejar ese ir mejorando con los años, este espacio va dedicado a aquellos aficionados que incursionaron en el lanzamiento de bala.  En el año 1930, el record de lanzamiento de bala estaría en mano Mefistófeles Ouvard con una marca de 9.78 mts. En 1932, con un lanzamiento de 10.16 seguirá manteniendo el record, recordemos nuevamente que Ouvard fue un aficionado al lanzamiento, no entrenaba como lo hacemos hoy en día, ni contaba con un entrenador. En ese año el record del mundo estaba en lanzamiento de bala en manos de E. Hirschfeld con 16.04 mts. Este dato, debe tenerse en cuenta para entender y tomar dimensión de la distancia que existiría entre la marca de un atleta dedicado a la disciplina y un aficionado que lo hace como un pasatiempo sin pretensiones, y que aunque las tuviera en esos años, se encontraba muy limitado por la falta de apoyo institucional que insistentemente los diarios locales reclamaban por la presencia de los clubes para apoyar el desarrollo del atletismo y encauzar esas pasiones juveniles en torno a la práctica del mismo.



En la década del 40 se va a dar inicio a una transición entre el ser aficionado y y el ser atleta, varios lanzadores que no solo se dedicarían al lanzamiento de bala van a elevar el record de bala, que superaría los 10.16 metros, entre ellos estaban Clever Bonini 11.40 que representaba al Regimiento 1, el gran Otilio Galicia 10.77, que seguiría por muchos años en el atletismo y llevaría a su hijo Agustín Galicia a la práctica de los lanzamientos, también estaría en este grupo, apellidos como Ruda con marca de 11.26 y Valdegrana 10.75, Pedro Fava de Excursionistas 10.45.



En el año 1941, un año que merece una atención especial de mi parte, y refleja lo dicho arriba sobre esa transición, se realizaría en el Tiro Federal como festejo del aniversario de 17 de agosto, un torneo atlético interno que contaría con las pruebas de 100 - 200 – 800 y 10000, salto en largo, triple, lanzamientos jabalina, bala, disco, posta 4x100 y 4x400, además de exhibición de 400 con vallas, se realizaría unas pruebas con atletas femeninas en disco y bala ¡que estímulo para el atletismo femenino local! Que todavía no contaba con representación femenina.

Por primera vez, se vería en Tandil a una atleta mujer que mostraría a modo de exhibición como hacer lanzamientos, porque no haría solo bala, sino también en disco, lamento no contar con más información sobre ese gran gesto realizado por Geronima Mara Z. de Haedo, de trasladarse a nuestra ciudad para ser el estímulo de otras mujeres que puedan emular. Un gran paso, y vuelvo a recordar cuanta falta nos hace de una institución con el impulso de aquellos años que tenía el Tiro Federal en el desarrollo del atletismo.

En el lanzamiento bala masculina, vendría Domingo Viviani, este atleta representaba al Club San Lorenzo de Almagro, el domingo 27 de julio de ese año, en el club Deportivo Central Argentino, en un torneo interno, superó el record argentino de lanzamiento de disco, el que estaba en poder de Pedro Islas con una marca de 44,96, el que fue elevado a 45,25, marca que no sería homologada por no estar fiscalizada por la Federación Atlética Argentina y Osvaldo Roblado. Figuras todas ellas consagradas del atletismo nacional se presentarían en Tandil. Integraban el equipo argentino que intervino en el torneo Sudamericano realizado en la pista de Gimnasia y Esgrima los días 26-27 y 29 de abril y 1-3 y 4 de 1941

En esa década las categorías, se repartían en mayores y cadetes, y es en esta categoría que sobresalieron dos integrantes, Eduardo Pagés 11m 29 cm 2° Agustín Galicia 10m 56 cm. En la década de 1950, se publicaría que el record de lanzamiento de bala que poseyera C. Bonina con 10.60 mts., fue elevado por Héctor Torrente del club Independiente a 10.84. La duda que se me presenta es a que categoría hace referencia. En ese mismo torneo Agustín Galicia, lanzaría la bala 11m03 marca que haría obtener el primer puesto, seguido de M. Pena de Unión y Progreso y en tercer lugar J. García de Excursionistas y en cuarto lugar H. Viera de Excursionista.

A modo de reflexión final, para que el atletismo actual deje su fase de aficionado, debería tener un compromiso institucional que estimule la práctica, de cobertura a sus atletas y que los vincule con los grandes circuitos competitivos, buscando financiamiento, aparte de lograr que el Estado este presente.

Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.com
 /Historia del deporte Tandil

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios