Jueves 2 de Julio de 2020 | 7:17 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Tandil injusto: El calvario de Gustavo

$datos[

Gustavo Castro era inspector de tránsito. En junio de 2017, un automovilista lo arrastró cuatro cuadras antes de dejarlo tirado, con las rodillas destrozadas y darse a la fuga. Tres años después, Gustavo ‘cartonea’ para ganarse el pan, se quedó sin cobertura médica y quien casi lo mata salió impune. Una historia de engaños, mentiras, pésimo asesoramiento y una malicia indecible.

Era la medianoche del 10 de junio de 2017 y la Dirección de Tránsito montó un operativo de control en San Martín y Rodríguez.

Gustavo quiso interceptar a un sujeto que se movilizaba en un automóvil blanco, y éste, lejos de acatar la orden, embistió al inspector, quien quedó enganchado al vehículo y fue arrastrado hasta 14 de Julio y Sarmiento, donde finalmente pudo soltarse.

“Eso me provocó la fractura de las dos rodillas. Todavía me siguen faltando operaciones, de ligamentos cruzados, meniscos y las rótulas”, contó Gustavo en ABCHoy Radio (89.1 FM).


En ese punto, dijo que “como no tengo el alta de la ART, porque se cortó, no consigo trabajo”.

Castro explicó que la ART se le interrumpió a principios del año pasado, “cuando fui a pedir una resonancia” y le dijeron que ya no estaba cubierto.

Aquí aparece un primer punto que alguien del Municipio deberá explicar, porque según recuerda el exinspector, quien era un agente municipal de planta permanente, “yo había solicitado el cambio de área y fui a la parte de Personal y ahí me dijeron que lo que me convenía era renunciar”.

“Como quería ir al Hospital, que es un área descentralizada, que es municipal, pero también depende mitad de provincia, mitad de nación, con el cambio de gobierno, no pude entrar, me dijeron que no”, relató el hombre, de 41 años y con una hija a cargo.

Indudablemente, Gustavo fue víctima de una “asesoría” maliciosa, porque los ingresos al área vinculada a la salud no depende en Tandil de la provincia ni de nación; y además, sugerirle que renuncie para pasar de un área a otra, cuando él ya estaba lastimado, levanta sospechas de alguna acción maliciosa de alguien, a quien el damnificado no quiere nombrar. “No voy a decir quien me dijo que renuncie, pero me dijo ‘si renunciás, entrás más fácil allá. E hice eso”, afirmó en la radio.

Consultado sobre si está asesorado, dijo que “tengo una abogada, pero ahora está todo cerrado y no pueden hacer nada. Tienen que empezar todo de nuevo, me dijeron”.

Por otro lado, también fue preguntado por la responsabilidad penal y civil del automovilista que lo atropelló, quien debería haberse hecho cargo de los indignantes daños que ocasionó, Gustavo también dejó entrever que está mal asesorado, porque le dijeron que “ya pasaron dos años y prescribió, quedó impune. Él trabaja en una empresa conocida de salamines y dicen que no le pueden sacar de su sueldo, para pagar, porque él tiene derecho a vivir y no sé qué. Mientras, yo vivo de la ayuda de familiares, de algunas changas y de agarrar el carrito para ir a juntar cartones”.

“Además, el auto no estaba a nombre de él, no tenía seguro ni licencia”, recordó.

“Yo algo camino. Cada tres meses me infiltro las rodillas. En realidad, cuando consigo la plata. Porque además tengo una hija y no está fácil”, contó, con angustia, cuando se le consultó por su capacidad de movilizarse, con las dos piernas heridas.

Así, exactamente tres años después de un hecho en el que un sujeto despreciable al volante, casi mata a un agente de tránsito solo porque no quería ser controlado, el resultado fue la impunidad del conductor, protegido entre salamines y la desidia de un Estado que desamparó a su víctima; y un hombre virtualmente lisiado, al que algún “asesor” le pidió que renuncie “para entrar más fácil” a otra dependencia municipal, en una maniobra tan condenable, como la de no frenar el auto con un ser humano siendo arrastrado por 400 metros.

Ojalá, después de leer estas líneas, alguien pueda ayudar de verdad a Gustavo.

 

Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas