Miércoles 5 de Agosto de 2020 | 18:52 |



Muy amable

$datos[

Son muchas las ocasiones en que usamos este término. Sin embargo: ¿Alguna vez miramos lo que significa?

Por Florencia Lauga

Si hay algo que disfruto es la expresión de sorpresa que aparece en los rostros de los seres humanos a los que les extiendo la información de que la palabra amable –tan usada por nosotrxs para referirnos a una persona respetuosa, simpática, etcétera- significa sencillamente fácil de amar.

“Así es que estás amando al nuevo verdulero”, le dije a una amiga que se animó a una sesión de comunicación interna conmigo y se encontró con esta idea al decir que aquel era “muy amable”. Después de las risas, vino la reflexión, e hicimos espacio para comprender por qué, en el fondo, la amabilidad nos resulta una cuestión tan importante. ¿Dije, alguna vez, que el amor es todo?

Lo cierto es que hay muchísimos aspectos del lenguaje en los que no reparamos y, por ende, desconocemos. Me gusta mirar la idea de ser amable como un ejercicio diario. Partiendo de la base de haber echado luz sobre este concepto –ahora sabemos lo que estamos diciendo- , recomiendo hacer uso de la información para convertirnos en los seres lo más amables posibles. ¿Cómo les suena esto? Sería así como partir de la certeza de que el amor es lo que mejor nos hace, y de esta forma, ocuparnos –y nunca preocuparnos- de estar atentos a él, no importa con quién estemos tratando.

Algo de la revisión de estos conceptos me lleva también a mirar las propuestas de Marshall Rosemberg acerca de la comunicación no violenta. Para quienes no lo conozcan, Rosemberg fue un psicólogo estadounidense creador de un proceso de comunicación y mediación que ayuda a las personas a intercambiar la información necesaria para resolver conflictos y diferencias de un modo pacífico; basándose en la idea de que todos los seres humanos tenemos capacidad de compasión.

Sobre esto último me quiero detener: Si soy capaz de sentir compasión por otro, ¿Dónde radicaría mi dificultad para ser amable continuamente? La presencia de la compasión viene de la mano de la consciencia del amor, esto es: en tanto lo ofrezco a otro ser humano, no puedo más que recibirlo. ¡Esto es tan obvio!

Por otro lado, quisiera destacar una expresión que recorre mis pensamientos continuamente y que en lo personal, me ayuda mucho a acercarme a esta posibilidad de comprender al otro: estar viviendo una experiencia de vida humana es a veces agotador. Quiero decir que no podemos olvidar lo angustiante y complejo que a menudo nos resulta darnos cuenta de que nuestra vida es un camino constante de incertidumbre y ciertos aspectos “a resolver”, que nunca (nunca) acaban. Desde ese lugar, entiendo que no resulta tan difícil extenderlo a cualquier persona: la próxima vez, antes de dirigirse sin amabilidad a cualquier individuo, recuerden que existir le puede estar resultando tan complicado como a ustedes en otras circunstancias. Si salimos de la mirada individual, aparece la unidad que ya sabemos que necesitamos. Humildemente, creo que se trata de asumir que, en el fondo, unidad es lo que somos.

CONTACTO

 2494 209157
@florencialauga

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios