Domingo 5 de Julio de 2020 | 10:38 |



Living a tu manera, para recibir con calidez

INTERIORISMO

Para componer un living que invite a quedarse, se utilizan muchos recursos. Te cuento algunos de ellos. Aplica para ambientes de dimensiones chicas, medianas o grandes.

Por Ana Cernelli

El living es uno de los ambientes que permite la entrada y estadía a personas que no habitan la casa. En este sentido, si bien lleva la impronta de los dueños de casa, no exhibe características tan personales como los dormitorios, el escritorio, el baño en suite o el vestidor.

Seguramente queramos lograr en él, una sensación de bienestar para disfrutar las actividades que podemos desarrollar; desde mirar TV, leer, charlar entre familia o amigos, relajarnos, hasta una fiesta divertida.



Uno de los factores que más definen el clima de un lugar, es el tipo de iluminación. Un ambiente relajado se consigue con luces tenues, a través de lámparas de mesa, velas o fanales, luz indirecta o lámparas que funcionen con sistema regulador de la intensidad. A cualquiera de ellos debe sumarse la iluminación general y sectorizada, necesaria para un ambiente más animado cuando se necesite.

Los colores son muy influyentes.  Algunos de ellos, como los rojos, amarillos, naranjas, marrones, y sus muchas variantes, en sus valores más claros, son generadores de espacios más acogedores que los azules, grises, violetas, verdes, blancos, aunque depende de la mezcla en su composición y los muebles y accesorios que acompañen.

Si en tu espacio predominan los colores fríos, buscar un equilibrio con tonos de acento más cálidos puede ser una opción.

En un living muy grande, una alternativa para que resulte placentero, es la de crear más de un grupo de asientos. Podrías crear un sector para jóvenes y otro de adultos; o un sector principal, acompañado de otros menos destacados pero útiles a la hora de ubicar invitados.

Si preferís un solo sector de asientos, vas a tener mayor sensación de refugio si lo alejás de las paredes formando un núcleo central o lateral. De esas paredes libres, podés elegir la más grande para una estantería de piso a techo, para colocar cuadros, fotos, o algún revestimiento con buena textura.

Un sofá seccional de muchas plazas, delimita bien la zona de reunión si lo completás con butacas para cerrar el espacio. Los almohadones que agregues en cualquier modelo de sofá, son el toque final para que resulten tentadores.  Incluír varias texturas con armonía de colores es un recurso fácil e inmediato. Asegurate que se vean llenos y mullidos, porque los almohadones rígidos o delgados, no dan buena sensación.



Las mantas son indispensables. No sólo como elemento decorativo. Permiten sentirte abrigado/a, refugiado en un sofá. Las mejores son de lana de oveja, de llama, de algodón, aunque pueden resultar caras para algún presupuesto. Las hay sintéticas de muy diversas texturas (pelo, lisas, tipo corderito) sumamente cálidas y suaves que se consiguen con menos presupuesto. No hay excusa para no elegir alguna.

Si vencés el prejuicio que muchos tienen con las alfombras, te digo que son maravillosas. Elevan el ambiente en muchos sentidos: en calidez, en color, en textura, completan un conjunto de sillones, sectorizan, etc. También hay muchísimas calidades, distintos precios según el material, el tipo de pelo. Las sintéticas de polipropileno, hoy en día imitan perfectamente las texturas naturales y son lavables, a prueba de travesuras.

Aunque no seas fanático de las plantas, el verde natural siempre resulta reconfortante a la vista. Los elementos en general, que refieran a la naturaleza como piedras, algún tronco sin corteza, crudo o pintado de blanco, da un toque de rústico y de actualidad.

La madera en los muebles, en algún estante, en alguna banqueta con almohadón. El mimbre o el ratán en cestos contenedores, revisteros, etc. Todo ese conjunto de texturas hace el lugar muy agradable y relajado.

Incluír además los objetos con significado personal o familiar, fotos, libros especiales, da identidad al espacio, lo hace único. Animate a los grandes formatos, sobre todo en blanco y negro, pueden constituirse en el punto de atención del lugar. Elegí los objetos con cuidado y con cariño, para reconocerte en cada rincón y poder contarles a los demás, cuál es tu historia.
 

Podés dejarme tu consulta o enviármela a los medios disponibles aquí debajo. Trataré de responderte pronto para ayudarte en el proyecto en el que te encuentres. ¡Hasta la próxima semana!

CONTACTO

 ana.cernelli.deco
 Ana Lía Cernelli
 2494 634131


Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios