Sábado 8 de Agosto de 2020 | 12:40 |



Balance de los atletas velocistas y sus marcas hacia fines de 1949 e inicios de 1950

HISTORIAS

Al hacer el balance de cómo fueron los días del atletismo hacia fines 1949 e inicios de 1950, hay aspectos que pueden darnos una visión que hay temas que siguen vigentes hasta hoy en día.

El inicio de la temporada atlética por aquellos días empezaba a fines de mayo junio y se extendía hasta fines de año. Si hay algo que caracterizaba el ayer y hoy a Tandil y la zona es el clima frío y ventoso no apto para realizar grandes tiempos en la pista, aunque siempre existen excepciones.

Estos meses tan poco propicios para la práctica deportiva que afectaba al atletismo de la época. Me permitio hacer una reflexión, sería bueno repensar el inicio del calendario atlético actual, y trasladarlo a los meses de clima cálido, para beneficio del desempeño de los atletas y para que cada torneo se transforme en una invitación a la participación, que sea un gran espectáculo, invitando al público, para que se acerque nuevamente a la pista, disfrute de las distintas disciplinas, estimule la participación de los atletas y conozcan en persona  a los valores locales.



Retomando el tema, en la ciudad se llevaba a cabo el torneo Saúl Rosas importante evento de aquella época, de varias etapas, que se realizaba en el Estadio Municipal, que organizado por el Club Excursionista.

A pesar de las malas condiciones del tiempo reinante, frío intenso y fuerte viento, concurrieron la mayoría de los atletas. El torneo realizado fue escenario de una gran performance, un aficionado de apellido J. Delmecio, superaría en un gran esfuerzo, con un fuerte viento en contra, los 400 mts metros llanos estableciendo un nuevo record local. Cubriría la distancia en el buen tiempo de 56 segundos. Debo aclarar que no era una atleta que entrenaba regularmente, era un aficionado que según el diario (…)  ha de mejorar cuando complete su entrenamiento y se presente en terreno mejor preparado de lo que estaba, el que sirvió para el torneo del domingo. La hazaña de este aficionado le valió la conquista, entre otros premios de un banderín donado por la Dirección de Educación Física de la Pcia de Buenos Aires (…). Bajaría el record E. Sosa que ostentaba con 56.4 segundos y Guillermo Martínez con 56 8/10. Se tardaría casi 20 años en bajar 2 segundos en los 400 mts, desde 1931 donde George Hoffman correría en 58 segundos los 400 mts bajando el record que poseía Diario Cantarelli que era de 59 3/5. En 1950 el record mundial era de 45.6 estábamos a 11.6 segundos, es decir 100 metros atrás.

En los 200 mts hay un grupo de velocistas que se reparten los primeros puestos entre ellos S. Rigacci con 24.5, Ángel Menegas con 24.2, y el más rápido por los tiempos publicados de la época era Ormaechea con 24 segundos. En uno de los últimos torneos de ese año, hace su aparición el aficionado Varela que representara al club Unión y Progreso, que haría según el resumen del diario (…) una performance bastante halagüeña, lastima grande que no se entrena y no se dedica con más disciplina. Confiamos que, estimulado por esos 24 segundos, active su preparación para los próximos torneos (…). En esta distancia son centésimas las que se mejora del aquel record de 1930 de Darío Cantarelli en 200 mts llanos 24 4/4. El record del mundo era en 1950 de 20 segundos 6 centésimas. El record argentino de ese entonces de los 200 estaba en manos de Gerardo Bonhoff con 21.3. Es destacable la diferencia, aunque debemos marcar, el nivel de la preparación y la pista donde corrían nuestros atletas locales estaba lejos ser la mejores y a pesar de los esfuerzos del Club Excursionistas por dar un vuelo competitivo a nuestros atletas para zanjar la distancia con aquellos representantes del atletismo argentino.



Para el final dejamos la distancia reina del atletismo los 100 metros, que coronaria al atleta más veloz de Tandil de ese año, Ángel Menegas, fue uno de los que mejoró su registro, sorprendería, (…) pues pese a la falta de entrenamiento marco 11 segundos en los últimos certámenes que habla muy a su favor(…),  Ormaechea correría torneos en igual tiempo 11 segundos,  estos dos atletas compartirían marca siendo los que estarían al tope del ranking de esa época, le seguirían S. Rigacci 11.3 , J.O. Ascenzi 11.5 junto con Eduardo Villareal del Club Estudiantil, y Walter Simons. El record de 100 mts argentino era de Gerardo Bonhoff con 10.3.

En cuanto a las instituciones que se hicieron presente, y a pesar de ser redundante los representantes de Excursionistas, quienes pusieron en sus hombres el resurgir del atletismo de 1950. Acompañado este resurgir, que ya venía teniendo una presencia en años anteriores, el club Independiente, sumado a esto, nuevas instituciones darían impulso al atletismo, la presentación del Regimiento de 1° de Caballería, el Club Estudiantil y el Club Unión y Progreso, que hicieron participar a sus representantes, adquiriendo las pruebas mayor jerarquía y sirviendo a la vez de estímulo para los competidores.

En síntesis, esto nos muestra que, para tener atletas y no aficionados, se necesita apoyo de más de una institución, para que ese aficionado pueda verse como un atleta y que su compromiso y dedicación sea respaldado. Que la superación de una marca no sea un logro personal, sino que eleve el nivel de los competidores para saltar del nivel local, al regional y al nivel nacional y dar el salto a un nivel sudamericano para tener la esperanza de tener atletas con trayectorias que los coloquen a nivel mundial. Tal vez así, algún día podamos contar con una pista sintética.

Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.com
Face /Historia del deporte Tandil

 

 


Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios