Sábado 4 de Julio de 2020 | 14:52 |



Casa Crespo, Iacaruso y Santillán, cumple 18 años al servicio de la comunidad

ANIVERSARIO $datos[

La empresa velatoria Crespo, Iacaruso y Santillán S.R.L. cumple este 25 de mayo, 18 años de brindando servicios en la comunidad de Tandil.

Este 25 de mayo la empresa integrada por la familia de Alicia Cásares de Santillán y los hermanos Luís Rafael Iacaruso y Jorge Oscar Iacaruso, también forma de la misma uno de los tres hijos de Luís, Pablo Luís Iacaruso. La casa tiene origen en la antigua Casa Crespo de la localidad Vela -que se inició en 1947-, son tres generaciones brindando servicios.

El 25 de mayo de 2002 se establecía en la ciudad la empresa velatoria Crespo, Iacaruso y Santillán S.R.L. en el mismo lugar en donde se encuentra actualmente, en la avenida Avellaneda 1323.



Luis Rafael Iacaruso, socio y gerente de la empresa, recibió junto a su hijo Pablo a este Portal.

Luis Rafael se inició en la actividad a los 15 años de la mano de su padre, Luís Bartolomé Iacaruso, en la Casa Crespo de la localidad de Vela. La misma edad tenía Pablo cuando, al igual que su padre, se inició en la profesión y en la misma casa.

“Mi padre adquiere en agosto del año 1947 una empresa a una familia de Vela de apellido Cañete. Yo tenía 2 años en ese momento. Ahí nace Casa Crespo, tal el apellido de mi madre”, señaló Luís durante la entrevista.

“Cuando nos asociamos con Santillán, con la decisión de hacer esto que está parado hoy, resulto importante tener tantos años recorridos en la actividad como respaldo y que fuera un seguimiento de aquello”, dijo. De allí que también figure el apellido materno dentro del nombre.

Por el año 2002, comenzaron la actividad en la ciudad de Tandil, luego de asociarse con Santillán, para establecer su empresa edificando desde los cimientos en un terreno baldío en la avenida Avellaneda.

LA EVOLUCION DE LA ACTIVIDAD A LO LARGO DE LOS AÑOS

“Desde los inicios, la actividad cambió mucho. Me acuerdo de aquel tiempo de los caballos, de los servicios fúnebres que se hacían en las casas de familia a las que se denominaba “casa mortuoria”, se empieza a alquilar en determinados lugares de la ciudad una casa con pieza, cocina y baño y ahí se velaba. En ese momento no existían las casas velatorias. En la década del ‘60 aproximadamente se generalizan las empresas fúnebres con el servicio de velación”, recordó Luís.

“Han cambiado incluso las costumbres. Uno tiene que aprender todos los días y tiene que ir al son de la evolución que van teniendo las costumbres. Recuerdo que la prestación del servicio en mi juventud duraba un día y medio. Hoy ya no. Uno va aprendiendo y tiene que hacerlo porque sino se queda atrás”, afirmó.

 


Tags

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios

Notas relacionadas