Temas del día
Sábado 3 de Dic de 2022 | 16:14 |


 

“Línea Violeta” frente al coronavirus: prioridades claras, feministas y populares

$datos[

Bajo el lema “Nos escuchamos”, el pasado miércoles 1 de abril la colectiva Mala Junta - Feminismo Popular puso en funcionamiento su “línea violeta” a lo largo y ancho del país con el objetivo de continuar acompañando a mujeres y disidencias en situación de violencia de género durante el aislamiento social preventivo y obligatorio. 

El movimiento feminista, y específicamente el feminismo popular, viene trabajando mucho en generar espacios de encuentro para afrontar colectivamente lo que siempre se vive como una cuestión individual: atravesar una situación de violencia de género. Hace tiempo que se monitorean las políticas públicas existentes y, cuando no existen, se exige su creación y se construyen herramientas desde las organizaciones.

La actual Emergencia Sanitaria se suma a un estado de Emergencia Nacional por Violencia de género que las organizaciones feministas vienen denunciando hace tiempo: al 30 de Marzo, se registraron 86 femicidios en nuestro país, de los cuales el 65% fueron cometidos por parejas o ex parejas de las víctimas. Al respecto, Rocío Liébana, referenta de Mala Junta en la provincia de Buenos Aires e integrante de la Casa Violeta en Tandil, señala: “Nos preocupan las mujeres y disidencias que ya venían atravesando situaciones de violencia simbólica y psicológicas en sus hogares. Que eran menospreciadas cotidianamente y que hoy están obligadas a vivir una convivencia sin respiro alguno y saber que esa situación de violencia hoy puede desencadenar en otras violencias.” 

En este contexto de cuarentena obligatoria, la violencia y las desigualdades de género se recrudecen, y las posibilidades de acceder, tanto a vínculos que rompan el aislamiento como a las instituciones que deberían atender frente a una situación de violencia de género (la denominada “ruta crítica”) se torna más inaccesible. De hecho, muchas instituciones modificaron sus horarios y formas de atención, redujeron personal y eso incide claramente en el transitar las mismas.


Reconociendo la dimensión que asumieron tanto las comunicaciones telefónicas (la línea 144 como el exponente más claro de eso) y las redes sociales, Mala Junta pone a disposición sus redes y números de teléfono en diferentes ciudades del país. La “línea violeta”, que fuera lanzada el pasado miércoles 1 de abril, tiene un doble objetivo: tejer redes entre las organizaciones sociales, políticas, sindicales, universidades, grupo de profesionales autónomos y el Estado, y construir puentes entre quien está atravesando una situación de violencia de género y quienes acompañan. Al respecto, Eli Vargas, quien forma parte del dispositivo de acompañamiento “Trabajadoras comunitarias para la igualdad de género” en Luján y es referenta de Mala Junta en la provincia de Buenos Aires, refiere: “La Línea se centra en una escucha sorora de la situación, un asesoramiento básico sobre los servicios disponibles y algo muy importante, el acompañamiento en “la ruta crítica”, la mejor manera que encontramos de nombrar todo ese camino desde lo privado a lo público.” Lo importante es entonces, “Evitar que haya compañeres yendo de un lugar a otro sin respuesta, ya que de por sí todo ese momento es caótico, angustiante, cargado a veces de contradicciones, temores, formalismo, lenguajes institucionales complejos.”, agrega Rocío Liébana. 

Frente a la crisis social y sanitaria las organizaciones del feminismo popular reordenaron rápidamente sus tareas militantes: pusieron a disposición diferentes herramientas políticas y sociales, se reorganizaron para que no falte el alimento en ninguna mesa, ni el techo donde alojarse, y, especialmente, que no falten más vidas de mujeres y del colectivo LGTBIQ+ que hoy están mayor riesgo. 

En Tandil, desde nuestra participación en la Mesa Contra la Violencia Familiar y de Género, hemos impulsado un Plan de Contingencia que tiene como objetivo articular, las instituciones estatales y las organizaciones sociales, la respuesta frente a los emergentes, porque consideramos central que exista una unidad de criterios y diversidad de espacios de trabajo que confluyan en la atención, seguimiento y resolución de los mismos.

LINEA VIOLETA TANDIL: 
para llamadas y WathsApp 249286797
para comunicarte por redes FB: Casa Violeta Tandil // IG: malajuntatandil

LINEAS NACIONALES GRATUITAS EN VIOLENCIA DE GÉNERO
144 – para Acompañamiento
101 – 911 – En caso que te encuentres en una situación de riesgo o sepas que alguien está en riesgo.
107 – Línea de Emergencia médica. No dudes en llamar si sufriste lesiones o abusos.

CONTACTO DE PRENSA: ROCÍO LIÉBANA - 298 345-9193

Comentarios