Sábado 4 de Abril de 2020 | 3:24 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



“En España cuando se habló de confinamiento, la gente hizo lo mismo que Argentina, salieron todos de vacaciones”

$datos[

Pedro Garijo es médico, es tandilense, es joven y ejerce su profesión en el corazón de la pandemia de Coronavirus. Desde Cornellá de Llobregat, en el Área Metropolitana de Barcelona, destaca las medidas tomadas en Tandil por el Intendente y advierte que aquí “se está actuando antes de tiempo, el tema es que la población tome conciencia del peligro que hay”.

En contacto con ABCHoy Radio (89.1 FM), Garijo trazó un panorama de la complicada situación que vive España ante el avance del virus y remarcó que “ahora estamos complicados por no habernos dado cuenta a tiempo de lo que se venía. En España vimos lo que pasaba en China e Italia, y en este momento estamos peor que Italia, e Italia está peor que China”.

-¿Cómo se llegó a eso?
-Los contagios se producen muy rápidamente y la curva de contagios es mucho más rápida que la italiana. Esto es porque la gente no tomó conciencia de la gravedad que había. Yo salí hoy (por el viernes), a las 8 de la mañana de trabajar y las cifras eran de 14 mil infectados. Ahora (siete horas después) son 20 mil. Y aquí, nosotros solo les estamos haciendo el test a los casos sospechosos graves, con lo cual, esa es una cifra muy por debajo de lo real. Lo que pasa es que la mayoría va a transitar esto con síntomas leves y habrá mucha gente infectada y que la mayoría no lo sepa.

-Las imágenes que llegan hoy de Europa sí muestran un mayor aislamiento de la gente. ¿Por qué siguen apareciendo casos a raudales?
-Como casi en cualquier enfermedad, el contagio empieza antes de haber síntomas. Se está diciendo que con el Coronavirus son dos o tres días antes de aparecer los síntomas. Ese paciente ya está contagiando. Y una vez que empieza con los síntomas, puede estar contagiando hasta nueve días más. Muchas infecciones son leves y pasan desapercibidas, como un simple catarro, una tos o unas líneas de fiebre, que eso no sabemos si es un resfrío, una gripe o el virus nuevo. El tema del confinamiento es para intentar que no se distribuya tan rápidamente la infección en la población.
El 80 % de la población se va a infectar, pero los casos graves son muy pocos, en porcentaje. El tema es que no es lo mismo tener el 80 % de la población infectada en un corto lapso de tiempo, a tenerlo a lo largo de semanas o de meses.
Por ejemplo, Tandil 150 mil habitantes. El 80 % son 120 mil personas. Según la mortalidad que registra Corea, es del 1 %. O sea si en Tandil en una semana, tenes el 80 % de la población infectada, significa que 1200 pueden morir. Esta es la gravedad.
La mayoría la va a pasar asintomático, no se va a enterar que tiene la infección, será un simple catarro, una tos seca o unas décimas de fiebre, pero parte de esta gente se puede complicar, puede derivar en una neumonía, una infección bilateral en los pulmones, o sea en los dos, y estos pacientes van a necesitar una terapia intensiva o estar con un respirador.


-La situación que nos llega por los medios de lo que está pasando en Europa, ¿Es así de grave?
-Sí. En Italia, en Madrid, las terapias intensivas están colapsadas. Tengamos en cuenta que en una terapia tenes infectados no solo por Coronavirus, sino que tenes pacientes infartados, derrames cerebrales, politraumatizados, etc.

“VEO BIEN LAS MEDIDAS QUE SE HAN TOMADO EN TANDIL”

Hace 14 años que Pedro reside en Barcelona. Trabaja en una comuna que para graficar define como “la Villa Italia de Tandil. Estoy a 15 minutos del centro de Barcelona”.
E insiste, como para enfatizar en la gravedad del cuadro por el que transita aquel país, que “el hospital más grande de Cataluña, un hospital de nivel 3, de referencia, que 200 camas para urgencias, y mas de 20 camas de UCI, está colapsado, está lleno. Madrid está utilizando hoteles como salas de internación para los casos leves y en Barcelona se habla de hacer lo mismo”.

-¿Está al tanto de lo que está pasando en Argentina y en Tandil?
-Aquí, cuando se dijo de suspender las clases, de confinarnos, pasó lo mismo que pasó en Argentina, todos salieron a las calles, a las carreteras, de vacaciones, y se descontroló. Lo que veo en Argentina y en Tandil, que no lo conozco personalmente a lunghi, es que se están tomando medidas más drásticas, antes de tiempo, de lo que pasó aquí en España. Por ejemplo, Lunghi ya había cancelado los eventos de Semana Santa, cuando aquí, en España, todavía se estaba hablando de hacer la Semana Santa.
Mi familia esta en Tandil, la mayoría de mis amigos están en Tandil, en La Plata. En mi Facebook e Instagram voy siguiendo noticias de España y de Argentina. Estoy al tanto de las medidas que se toman allá. En Tandil se pusieron puestos sanitarios en los accesos, cosa que aquí no se ha hecho, lo veo bien. Están actuando antes de tiempo. El tema es que la población tome conciencia del peligro que hay. La mayoría no se va a enterar si se infecta. Va a ser leve e incluso tiene menos mortalidad que la gripe. Se muere más gente por gripe, anualmente, que por los que llevamos muertos por Coronavirus. El tema es que se disemina tan rápidamente que el sistema sanitario se colapsa.

-¿Por qué se dice que tiene más riesgo la gente mayor?
-La mortalidad es más alta en gente mayor, porque en general tiene otras enfermedades, que se complican. Eso es igual en la gripe. No es lo mismo que alguien de 40 años tenga una gripe, a que la tena una persona de 80 años, que puede ser diabético, hipertenso, que tenga colesterol. El ser mayor es un factor de riesgo. Pero sí es verdad que hay mucha gente joven que está complicada y se puede complicar de un día para el otro. El domingo vi a un chico de 38 años con un cuadro gripal, de un par de días de evolución, fiebre baja, y tengamos en cuenta que no hay un tratamiento específico por el momento. Se fue a su casa con el tratamiento de paracetamol, hidratación, un antitusivo y reposo, que por ahora es lo único que hay para indicar, y volvió a los dos días, hicimos una radiografía y ya tenia una neumonía y terminó ingresado en el hospital. En los casos que no se sabe la causa de que algunos evolucionen más rápidamente a una neumonía y otros la pasen mas leve, puede ser por la inmunidad de cada uno, puede ser también por cuantos virus has estado expuesto, porque no es lo mismo estar en contacto con una o dos personas contagiadas, a estar en contacto con 100 pacientes contagiados. A cuanto mas carga viral estas expuesto, mas riesgo a que tengas una infección mas importante.
Se están viendo casos en gente joven, pero es más frecuente en mayores de 50 años, la infección grave.

QUEDARSE EN LA TRINCHERA

Pedro reconoce que cruzó por su cabeza volver al país, cuando todo empezó a desmoronarse y el caos lo obliga a uno a pensar más en los propios que en el prójimo. Pero, médico, al fin y al cabo, decidió priorizar su vocación y dar batalla a la pandemia en la comunidad en la que reside hace 14 años. “Cuando esto termine lo primero que hago es irme a Tandil”, avisó.

-¿Cómo terminaste en Barcelona?
-Me recibí en la Universidad de La Plata e hice la residencia en el Hospital Gutiérrez. Me vine a una rotación a España porque es la cuna de la medicina de familia, por tres meses, y el Director del Hospital me ofreció quedarme a trabajar. En ese momento era algo puntual, una suplencia. Justo poco antes falleció mi mamá, mi papá ya había fallecido. Era para mí una posibilidad de trabajo y en Argentina tenia que volver y buscar trabajo. Decidí quedarme y aquí sigo.

-¿Pensante en salir de allí, en “rajar”?
-(Ríe). Casualmente, el lunes estuve de guardia con mi jefa y le hice el comentario que me podía haber tomado un avión para pasar la cuarentena con mi familia y mis amigos en Tandil, y sin embargo me quedo acá en la trinchera trabajando con ustedes.

-¿Crees que le queda mucho tiempo a esta situación?
-Acá se habla de para junio, tenerlo controlado. Se dice que todavía no nos llegó lo peor. En diez días, más o menos, se espera el pico máximo. Después va a empezar a bajar poco a poco. Fijensé que si en la curva estamos peor que Italia, si la gente no termina de tomar conciencia del riesgo que hay, va a tardar más en superarse.

-Hace poco, un médico italiano dijo que habían llegado a la situación de tener que decidir quién vivía y quien no. ¿Te paso algo así?
-No me pasó a mí particularmente, porque trabajo en un centro de atención primaria, que es algo intermedio entre un ambulatorio y las urgencias del hospital. La mayoría de los pacientes que veo son casos leves, puedo ver un caso que no se si es una gripe o un Coronavirus. Si veo medio brava la situación, puedo hacer una radiografía y si es una neumonía, lo mando a ingresar al hospital. No estoy en una Terapia Intensiva y no tengo que tomar la decisión de a quien le pongo un respirador, pero sí sé que está sucediendo eso. En Italia sucedió y está sucediendo en Madrid. Tengo amigos que han estudiado conmigo en La Plata y están ejerciendo en Madrid y lo sé de buena fuente, de que sí, se está haciendo eso. Es duro, pero es lógico. No sé qué cantidad de camas hay en Tandil y cuántas tienen respirador, pero si uno tiene un paciente de 80 años con un infarto o un derrame cerebral y un paciente de 40 con una neumonía y necesita el respirador, al que se le va a poner el respirador va a ser al de 40, porque tiene mas posibilidades de vivir. Por eso aplaudo a Lunghi, porque está actuando mucho más de prisa de lo que se actuó en Europa. Por más que la gente no termina de tomar conciencia, se colocaron puestos sanitarios en las rutas, se cancelaron las licencias turísticas para que la gente no vaya el fin de semana largo, pero en la costa, la gente se va a amontonar como si fuesen vacaciones.

-Ya que de alguna manera, vos nos estás hablando “desde el futuro”, ¿Qué mensaje mandarías a la sociedad de Tandil?
-Bueno, lo más importante es tomar las medidas preventivas que todos ya sabemos, lavarse las manos, no hacer reuniones familiares ni en grupo, cumplir el confinamiento, tomar en serio lo que se está diciendo, no dejarse llevar por lo que anda dando vueltas por las redes o por whatsapp, guiarse solo por las comunicaciones oficiales del sistema de Tandil. Es algo grave lo que hay, pero vamos a tener que aprender a convivir con ello. La mayoría lo va a pasar como un catarro o un cuadro gripal y no se va a enterar, pero no hay que bajar los brazos en la lucha y seguir para adelante.

AUDIO ENTREVISTA

 

New Green Hills, English Center

Comentarios