Lunes 24 de Febrero de 2020 | 23:5 |

New Green Hills, English Center



Convocan a marcha para reclamar justicia por Valeria Machado

$datos[

Se trata de la mujer de 39 años que murió en enero pasado, producto de las quemaduras que sufrió en circunstancias que se investigan. Sus familiares apuntan a la pareja de la mujer y aseguran que se trató de un femicidio, ante la hipótesis judicial de que lo ocurrido fue un suicidio “a lo bonzo”.

Por eso este sábado, desde las 18 horas, familiares y amigos de la fallecida mujer convocan a una movilización, que se iniciará en Pinto y Rodríguez y recorrerá las calles céntricas, para culminar en el Palacio Municipal.

Estela Falcón, hermana de Valeria, expresó en ABCHoy Radio (89.1 FM), que “yo sigo sosteniendo que fue un femicidio y queremos que su pareja (en referencia a Roberto Pereyra, la única persona que estaba con Valeria al momento del hecho), esté preso”.

Como se informara, en la noche del sábado 18 de enero pasado, en un domicilio de calle Thomas 289, estaban Valeria Machado y su pareja, en el interior de la casa, cuando repentinamente Pereyra salió a los gritos a pedir auxilio y detrás de él, la mujer, en llamas, recibiendo heridas que le ocasionaron graves quemaduras que la llevaron a la muerte en la tarde del domingo 19 de enero, en la Terapia Intensiva del Hospital Santamarina.


Lo ocurrido en la vivienda es materia de investigación y una de las primeras hipótesis de la investigación es que se trató de un suicidio “a lo bonzo”, lo que fue ratificado por Pereyra ante la policía, en las pocas horas que estuvo retenido por el hecho, antes de quedar liberado en la mañana de aquel domingo.

Según el hombre, fue la propia mujer la que tomó un bidón con nafta, se roció a sí misma y se prendió fuego.

Sin embargo, los testimonios de los vecinos y las actitudes del propio Pereyra, encendieron las sospechas de los familiares de Valeria.

“Mi hermana jamás se hubiera suicidado. Antes de Pereyra tuvo una pareja que fue peor que él. Y por esa pareja la justicia le sacó los hijos. Últimamente teníamos contacto por Facebook y ella siempre preguntaba por los chicos”, relató Falcón.

En los últimos dos años, la pareja vivió en diversos lugares, como Movediza, Villa Aguirre y finalmente en Tunitas y la hermana de Valeria aseguró que “me empezaron a llegar mensajes de gente que los conoció, de cómo el la trataba, la tenía amenazada. Yo le veía en las fotos la tristeza, la sonrisa como forzada. Incluso hacía poco me había escrito que se casaba este año, que estaba bien, tranquila, y que tenía una casa estable. Ahora sospecho que el que le manejaba su Facebook era él (por Pereyra)”.

“También me empezaron a llegar mensajes de mujeres que fueron parejas de Pereyra, de los lugares donde alquilaban, empezaron a llegarme muchas cosas de lo que era Pereyra”, añadió.

La mujer recuerda que aquella noche fatal, “los vecinos escucharon una discusión. Un vecino que cuidaba una casa en Tunitas, pasó por ahí y escuchó una discusión. Y cuando volvía a pasar, Pereyra había salido corriendo y pidiendo auxilio, y ella gritaba por ayuda y que no la dejen morir, pero Pereyra siempre con el celular en la mano, sin ayudarla, por eso, además del femicidio, para mí hizo abandono de persona”.

“Además, él nunca entró en shock. Ya a la mañana del domingo me dejaba mensajes. Incluso en su estado de Facebook puso ‘viudo’, antes que mi hermana falleciera. Él nunca se presentó en el hospital a ver cómo estaba Valeria, ni fue al velatorio. Si tenés tanto amor y no fuiste vos, al menos vas a ver cómo esta tu mujer”, afirmó Falcón.

La mujer reclamo que “la justicia no hace nada y por eso marchamos el sábado. Lamentablemente, en Tandil, Valeria somos todas. Hay muchos casos de mujeres muertas y asesinos libres”.

Reconoció que en vida, su hermana no había denunciado a Roberto Pereyra, pero afirmó haber conseguido numerosas pruebas de la violencia y amenazas a las que era sometida su hermana y anticipó que “estamos esperando que mis sobrinos confirmen qué abogada van a tener, que les van a dar el Acceder, para entregarle todas las pruebas. El Acceder me lo habían dado a mí, pero el juez me rechazó, a pesar de que soy la hermana directa. Así, ya pasó un mes y todavía en la justicia no pasa nada”.

“Voy a hacer justicia por mi hermana, todavía no caigo en que está muerta. Le pido a Tandil que nos acompañe, por Valeria y para que no haya mas mujeres muertas”.

Tags

Centro Médico Veterinario Villa Italia

Comentarios

Notas relacionadas