Martes 2 de Junio de 2020 | 13:42 |



Cesáreo Rodríguez. Una vida dedicada al deporte

HISTORIAS $datos[

Una figura que se destaca en la década del 60 como atleta, entrenador y dirigente del Club Ramón Santamarina y que además supo ser dueño del conocido “Bar Tito” que marco toda una época.

Por Amelia Cabral

Haciendo un salto temporal, dejo por un momento la década del 30 para situarme en la década del 60. Durante estos años, en el atletismo tandilense, se destaca un atleta, entrenador y dirigente, su nombre Cesáreo Rodríguez.

Este joven, de origen español, se radicó en la ciudad, era un apasionado del atletismo, hacia todo por todos, sin escatimar tiempo y esfuerzos. Apelo a su optimismo para un deporte sumamente amateur, esta pasión fue la conexión que sentí con Cesáreo - Lamento no haber alcanzado a conocerlo en persona para tener largas conversaciones e intercambiar vivencias sobre el atletismo-.  Fue esa sensación de melancolía y añoranza de lo que no pudo ser, la que me impulsó a hacer este recordatorio y homenaje al fin.



Como atleta, Cesáreo era protagonista de muchas carreras coronándose en su mayoría como ganador. Contaba con gran conocimiento sobre la práctica del atletismo, haciendo las veces de entrenador. Pero no contento con su desempeño, también organizaba competencias para que el atletismo tandilense pudiera ir avanzando en cuanto a la calidad de sus atletas y para que se difundiera en la juventud.

Vistió los colores del club Excursionista y del Club Ramón Santamarina. En este último club organizó junto a Jorge Ruda y Ángel Menegaz una prueba atlética, que tuvo lugar en la semana celebratoria del 137º aniversario de la ciudad de Tandil, invitando a los mejor corredores del momento. Cesáreo hombre de gran ímpetu y convencimiento logró la participación de Osvaldo Suárez - ganador por tres años consecutivos 1958-59 y 60 de la San Silvestre, carrera nocturna de São Paulo que comienza a las 23.40 horas del 31 de diciembre y termina en la madrugada del 1 de enero del año siguiente. En la actualidad, esta carrera brasileña sigue siendo considerada la más popular internacionalmente. Además de estos triunfos, Osvaldo Suárez fue 4 veces campeón Panamericano, 5 veces campeón Iberoamericano y 12 veces campeón Sudamericano, constituyó el último representante de una gloriosa dinastía de fondistas. La convocatoria de este atleta internacional, refleja la importancia y la jerarquía que representaba el atletismo para Cesáreo. Osvaldo Suárez, vendría acompañado por otros atletas de la elite nacional.

Como dirigente, representando al Club Santamarina, seguiría promoviendo la práctica del atletismo, su preocupación era que las entidades deportivas participasen y colaboraran con quiénes realmente simpatizan con el atletismo, que era para este dirigente lo que necesita este deporte

Cesáreo Rodríguez además de su faz deportiva y dirigencial, supo ser dueño del conocido Bar Tito. Bar que marco toda una época, por ser popular y contar con la presencia tan especial de su dueño.



Lic. Amelia Cabral
e-mail: ame.cabral70@gmail.co

Notas Relacionadas:

Atletismo, más que una pasión: haciendo Historia
Un héroe con rostro olvidado. Héctor Cataldo
Las señoritas de Villa Italia
3 x 1 en el estadio municipal

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios