Lunes 17 de Febrero de 2020 | 16:37 |

Centro Médico Veterinario Villa Italia



Ambienta Piedad

ENTREVISTA

Piedad Mesurado vive en Tandil después de recorrer muchos lugares. Aunque asegura que nadie entiende por qué, ella lo tiene claro. ¡Conocela!

Por Florencia Lauga

NOMBRE COMPLETO Piedad Mesurado
EDAD 29
PROFESIÓN Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales.

Llamarte Piedad no es una pavada: Del uno al diez, ¿Cuál es tu nivel de piedad con la otredad? ¿Te reconocen por eso?

De chica odiaba mi nombre. No faltaban los chistes “ten piedad de mí” ni aquellos que me decían Pia, Pilar o afines. Con el tiempo entendí la cantidad de puertas que me abrió. Fue motivo de inicio de conversaciones, rompeduras de hielo y respuestas positivas frente a pedidos de último momento. Soy de piscis (si, creo en el horoscopo a morir), evito el conflicto y la empatía es mi virtud. Sin embargo, me reconozco un poco impaciente, algo ciclotímica y de seguro más de una vez me deben haber pedido piedad. 

¿Cuál es el motivo por el cual Tandil vuelve a ser la tierra donde es tu casa? ¿Recomendás irse? ¿Y volver?

Nadie entiende mucho porqué volví. Creo que fue por amor y por trabajo. En relación al segundo, tenía una empresa de eventos y vidrierismo con una socia y amiga con quien acordamos que volvía y volví. El regreso fue difícil, el panorama no era lo que esperaba y como toda experiencia de esa naturaleza reacomodarse no fue fácil. Sin embargo, antes de viajar había experimentado pasar el verano en la serrana gracias a un proyecto que me abrió muchas puertas (decorar el Bar Brothers); después de vivir en Dublin, una ciudad chica súper amigable, hizo que Buenos Aires no lo viera como una posibilidad. Creo que fue un poco de todo, el universo mismo. Vivir más cerca de la naturaleza se transformo en una necesidad.

¿Si recomiendo irse? ¿Viajar? Sin dudas. Es una experiencia súper enriquecedora. Fui moza, tiré muchos platos, viajé sola por primera vez, aprendí inglés, me lleve amigos de distintas partes del mundo. No resta por ningún lado.

Si volvería…me lo pregunto todos los días. Siempre fuí una persona que estuvo en movimiento, necesito hacer cosas nuevas, aprender, conocer. Digamos que me aburro facil. Culo inquieto. Por lo que me gustaría. sí. Pero @ambientapiedad, al día de hoy, no deja que me aburra.



¿Ambientar espacios es un arte para vos? ¿Qué significa? ¿Por qué escogés, cada vez que te levantás, esta actividad entre otras miles posibles? ¿Te imaginás haciendo alguna otra?

No se si un arte, sino un desafío. Como te comenté antes, me dedicaba a hacer eventos. Deje de hacerlo porque me resultaba frustrante el hecho de ponerle tanto empeño y esfuerzo a algo que sólo iba a durar una noche. Decorar una casa, un departamento, un local, mismo hacer una vidriera es materializar ideas que me apasionan en algo perdurable en el tiempo.

Me gusta decorar espacios que se viven, en los que el sillón no siempre está perfecto, donde cada mueble se usa. Transformar cuatro paredes en un hogar que sea funcional, práctico y lindo me es un desafío y me entusiasma.

Me imagino haciendo mil cosas, siempre tengo alguna idea de una empresa nueva. Pero trato de canalizar mis energías y el tiempo. Me gustaría mucho escribir un libro. En mis ratos libres escribo mucho, me es terapéutico y dibujo otro tanto. Quien sabe, quizá en algun momento…



En tu experiencia de vida humana; ¿Qué es lo que más disfrutás? ¿Y tu mayor temor?

Con lo que me cuesta la sintesis podría estar horas con esta pregunta. Creo que lo que más disfruto es el AMOR ¿Un poco “grasa” mi respuesta? ¿Un “cliche”? Lo sé. Pero es que realmente creo que la vida sin amor es como una comida sin sal. Cuando digo amor no hablo únicamente del de una pareja sino en todas sus formas. Disfruto mucho de estar con gente que vibra en mi misma frecuencia. Desde amigos, familia, clientes y proveedores. Conectar, charlar, conocer, trabajar, aprender. Ver resultados que se comparten. Y si todas estas emociones me encuentran viajando ¡mucho mejor!

De temores ¡TODOS! Mi trabajo me genera muchos miedos ¿Quedará bien? ¿Gustará? Cada proyecto es distinto. Y muchas veces me da PÁNICO! Pero es ese miedo que es un motor, que hace que te esfuerces más, que lo cranee más. Aprendi que errores tenemos todos y que siempre hay solución. Tuve la suerte de tener clientes muy increíbles. Crecí y sigo creciendo con ellos formando grandes equipos. Siempre repito que cuando hay buena energía todo fluye y así es.

Mis viejos son un gran sostén. La verdad es que si de alguien heredé este bichito de la deco es de mi mamá. Ella es creatividad pura. Una mujer única y grandiosa al lado de un gran hombre. Me dan una mano siempre ¡En diciembre transformé su quincho en un taller y los tenía trabajando a los dos!

Contanos, como más te guste, cuáles son tus servicios profesionales:

Cuando me preguntan qué hago, me cuesta un montón responder esto. Me pódes encontrar podando follaje, cargando lámparas, pisos, sacando fotos en un jardín y colgada arriba de una escalera en una vidriera. Digamos que mi columna vertebral es la Decoración de Interiores y Comercial. Desde un balcón, un departamento, una casa, un bar, un local, una vidriera. A veces hago algun Civil (si, ya sé, dije que eventos no más! Pero los civiles son más “compactos”, los disfruto -además de que amo los eventos de tarde-). No soy fotógrafa ni cerca, pero le hago el contenido y redes a un jardín. Encuentro esos ratos de estar con los más chicos súper divertido y gratificante. Son unos genios y les encanta que le saque fotos.

Soy fan de las plantas y de seguro me encuentres en algún vivero adquiriendo una. Amo el verde y tengo una planta hasta en el baño. Mi IG puede resultar muy confuso.

CONTACTO

Site: ambientapiedad.negocio.site
: https://www.instagram.com/ambientapiedad/
Mail: piedadmesurado@gmail.com

 


Centro Médico Veterinario Villa Italia

Comentarios