Sábado 22 de Febrero de 2020 | 13:45 |

New Green Hills, English Center



Cambiar

$datos[

Con permiso & disculpas.

Por Florencia Lauga

Para mí mutar significa la verdad. Lo leí una vez hace muchos años de la mano de alguien que investigaba, como yo, lo extrañísimo de estar viviendo esta experiencia. Cambio porque no puedo evitarlo, ni siquiera es que se me da la gana. Ahora mismo mis células se mueven, pero yo no les digo que lo hagan. Sucede. En este rato, aunque te caiga pésimo o te enamore, animales & plantas & personas están muriendo; animales & plantas & personas están naciendo. Ya. Ahora. Antes de que saltes al siguiente párrafo. Se han ido y han llegado. Eso nos muestra que la verdad es el cambio. ¿Te pasó, alguna vez, de reconocerte buscando la verdad?

Me duele muchas veces cambiar. Soy también la tierra que se resiste a que la muevan, la continua demandante del abrazo, la pretenciosa búsqueda de la misma imagen en el espejo y por si fuera poco la que especula con los vínculos para siempre. Soy. Todas mis otras Florencias van muriendo en este rato y las miro marcharse, pero no es sin lágrimas. Quiero decirle a las personas que estoy cansada de sus miedos, pero soy yo la que los siente. Miedo de vincularme hasta el fondo, de no tener el control, de andar despojada, de decepcionarte, de haber cambiado y que eso no te enorgullezca nunca. Voy mirando a las Florencias llegar: también les temo.

Me sumergí una vez en el mar de Trieste: es una pileta inagotable que no sirve a los surfistas de tabla salvo para tomar sol y que no es posible describir con palabras: alucina. Debe ser como esas plantas que unas personas me insisten en que pruebe y también me hartan. ¿Por qué a los seres humanos les parece tan importante alguna cosa? ¿Por qué te la pasás queriendo convencer a ese otro de lo que le conviene? Me acuerdo del mar adriático y de haberle hecho un pedido a dios. ¿Podrías darte cuenta, por favor, de que vos no tenés ni idea de qué es lo que al otro le conviene?

La demanda, para mí, llega fuerte. El cambio, para mí, llega fuerte. Lo hace este escrito que nace solamente para compartir esto, para decirles esto, para contarles que es natural estar triste y para pedirles que cuando me reconozcan en la calle, en la ruta o en la fiesta hagan una sola cosa: abrazarme fuerte. Yo también los necesito.


Por Florencia Lauga
Licenciada en Comunicación, Actriz, Locutora. Tandilense.
Instagram: @florencialauga 
e-mail: liberaespacioya@gmail.com

New Green Hills, English Center

Comentarios