Miércoles 22 de Enero de 2020 | 0:15 |

New Green Hills, English Center



"Esta va a ser una causa testigo que va a generar un antes y un después en toda esta masacre que se hace con los docentes"

La frase la dijo la Dra. Patricia Perelló, defensora de Juan Martín Rosso -el profesor de teatro detenido y acusado de presunto abuso a un menor en el Jardín de Infantes 901- quien presentó este miércoles un pedido de excarcelación extraordinaria. Aseguró que harán "todo lo que sea para que los funcionarios que actúen en esta causa, lo hagan con responsabilidad. Y, sino, paguen las consecuencias". "Juan Martín no debería haber estado ni siquiera imputado", dijo y lo atribuyó a la "falta de coraje de los jueces para enfrentarse a los padres y lo que está sociedad patológica reclama".

Durante el mediodía de este miércoles, la abogada Patricia Perelló dio una conferencia de prensa luego de presentar en la sede judicial de nuestra ciudad ubicada en Uriburu 750 un pedido de excarcelación extraordinaria para Juan Martín Rosso.

En principio, detalló que "solicitamos la excarcelación extraordinaria y subsidiariamente el arresto domiciliario".

"A fines del año pasado, la Suprema Corte de la Provincia y el Procurador dieron directivas y exhortaron a los jueces a usar las prisiones preventivas efectivas -es decir, las privaciones de libertad- como una cuestión de última ratio. Y no, como se hace ahora, que ha colapsado el sistema carcelario por el abuso que hacen los magistrados de la prisión preventiva", dijo.


"La prisión preventiva se tiene que dejar para los casos de peligrosidad procesal acreditada, que en este caso es absolutamente inexistente. Juan Rosso jamás debería haber estado detenido. Se pidió y ordenó su detención sin siquiera escucharlo. Creo que los ciudadanos tienen que estar muy atentos a esto porque a cualquiera nos puede pasar que alguien nos denuncie y que, sin escucharnos, nos detengan de la manera arbitraria en que lo hicieron", advirtió.

Perelló expuso que "Juan siempre estuvo a derecho en todo momento, cuando se lo citó, cuando tuvo que declarar. Aquí está su defensa. No estamos hablando ni siquiera de una persona prófuga ni mucho menos. Al contrario. Pero creo que en la mentalidad judicial, esto de la prisión preventiva como última ratio todavía no ha entrado. Y por eso es que la Corte ha tenido que exhortarlos a los jueces y explicarles cuáles son los casos en los que lo deben utilizar. Y este no es en absoluto uno de esos casos".

"En principio, Juan es inocente. Si ustedes tuvieran la posibilidad de ver los atropellos que se han cometido en esta causa... Cuando los chicos dicen una cosa, creerles a los padres; no creerles a los docentes. En verdad, 'creer' es una cosa valorativa, pero ignorar las declaraciones de los docentes, que son los testigos naturales del funcionamiento de un colegio. Los padres, generalmente, ni conocen a los docentes especiales, ni saben cómo es el ámbito físico, ni tienen la menor idea", observó.

La abogada detalló que en el ámbito provincial hay "cuatro o cinco denuncias diarias", "denuncias falsas de abuso contra docentes en jardines de infantes de la provincia de Buenos Aires. Tengo mucha experiencia y nos hemos dedicado a hacer una investigación, un relevamiento de casos. Hemos relevado cerca de 200 casos y la mayoría son docentes de música, de educación física, de teatro. Es decir, los docentes especiales".

"En el caso de Juan, la clase -que supuestamente era el martes- la pasaron al lunes porque ese martes no dio clases. Estaba con la docente de sala y dos personas más en el ámbito. Los docentes no llevan los chicos al baño, en donde se dicen que sucedieron las cosas. Y acá, un chico dice una cosa, otro dice otra", puntualizó.

Indicó además que los prejuicios con este tema son muy fuertes, lo mismo que ocurre respecto al desconocimiento de los jueces en cómo se prueban los hechos. "Y esto se prueba como cualquier hecho. ¿Hay testigos? Entonces los escucho. Y no escucho ni mis prejuicios, ni lo que piden los padres, ni lo que pide la sociedad. Estamos viviendo en una sociedad  irreflexiva y absolutamente perversa", analizó.

Agregó que "también hay que ver los antecedentes familiares. Hay antecedentes de abuso en personas de la familia (de los padres del niño presuntamente abusado)...¿y no tienen en consideración lo que significa tener una visión sesgada? Una persona que ha sido abusada, un padre abusado tiene una visión sesgada y todo lo que ve respecto de  su hijo, lo relaciona con el abuso".

La letrada integra el Consejo Consultivo de la Defensoría del Docente de la Provincia de Buenos Aires. Con esa experiencia a cuestas, afirmó que en la Argentina "estamos viviendo una cuestión que se llama 'pánico moral', que es la falsa creencia de que nos acecha un mal y el mal es el abuso en el jardín. Y esto no es verdad".

"Acá se interrogó a los chicos pésimamente mal. No obstante eso, la mayoría de los chicos dicen algo distinto a lo que dicen sus padres. También existen las famosas redes sociales, el famoso Whatsapp, en donde un padre empieza a generar el pánico en el resto de los padres", subrayó.

"Tenemos que pensar que acá hay un joven que empezaba su carrera en ese colegio de esta manera y es tremendo que esté detenido, con el daño que ha causado en su familia" En ese sentido, recordó la muerte del abuelo de Juan Martín Rosso y manifestó que la imputará en la causa "porque su abuelo estaba enfermo, pero lo agravó y mató el hecho de que su nieto estuviera acusado y condenado socialmente y detenido".

"La persona inocente (que es acusada) no se puede sacar la etiqueta de encima de ninguna manera y el coto a esto se lo tienen que poner los jueces. Y lo tiene que poner la sociedad. Porque vamos a tener docentes que le tienen miedo a los chicos; chicos que tienen desconfianza de los docentes; y una destrucción del vínculo docente-alumno en una generación que va a ser irreparable", evaluó.

"No sólo no hay ninguna razón para que Juan esté detenido, sino que si se hubiese mirado la causa como se debe, Juan Martín no debería haber estado ni siquiera imputado. Creo que acá funcionan los prejuicios y la falta de coraje de los jueces para enfrentarse a los padres y lo que está sociedad patológica reclama", apuntó.

Perelló sostuvo que su cálculo es que "en breve se va a resolver. Porque la Corte no dio una exhortación a los jueces para que no la escuchen o no la tengan en cuenta. Acá va a haber organizaciones que van a acompañar esta causa. Esta va a ser una causa testigo que va a generar un antes y un después en toda esta masacre que se hace con los docentes".

Puntualizó que "hay organizaciones que defienden los derechos de las personas inocentes condenadas o imputadas que se van a presentar a acompañar este caso y van a ser quienes van a poner blanco sobre negro, más allá de lo que haga la defensa".

"Se debería anular todo. Porque todo está mal hecho. Si vamos a llegar al fondo de la cuestión, habría que pedir la nulidad de todo", dijo aunque aseveró que irán paso a paso.

"Quiero aclarar algo: yo no digo que los chicos mienten, independientemente de que los chicos, no sólo en este caso sino en cualquier caso, pueden mentir. El 'yo no fui' si se le pregunta si rompió algo, es una mentira. Pero acá hay una co-construcción del relato. Si en la casa le dijeron 'el profesor te tocó', ya co-construyeron un relato", remarcó.

Se explayó al narrar que esos conceptos son definidos por un médico psiquiatra infanto-juvenil llamado Eduardo Padilla y que hizo su doctorado en el Reino Unido. El profesional aludido "explica claramente que si yo soy un padre de un chico de cuatro años y estoy ansioso, y le digo 'el profesor te tocó', el chico percibe inmediatamente la respuesta deseada y dice 'sí, me tocó'. '¿Qué te tocó? ¿La cola?'. Y el chico dice: 'Sí, me tocó la cola'. Eso es co-construir el relato. No es decirle 'andá y decí' tal o cual cosa".

De todos modos, reveló que "acá hay una nena testigo que dice que el padre le dijo 'andá y decí tal cosa'. Hay inducción a la mentira más co-construcción".

Cuando se le recordó que hay un niño que nombra a otro docente, la abogada replicó que "la jueza considera que el chico se confundió. O sea que ya tenía elegido a Juan. Independientemente de que yo creo que no pasó nada ni con el otro docente, ni con Juan, ni con nadie... pero, si nombran a otra persona, quiere decir de que ese chico no nombra a Juan. Entonces, me parece que está todo mal hecho, es todo un disparate y como que ya había seleccionado un culpable de antemano y ese culpable era Juan . Y eso no lo permite ni nuestra Constitución, ni el Código de Procedimiento, ni los pactos internacionales".

Culminando la conferencia soltó una frase: "Cuando creemos que pensamos, simplemente estamos reacomodando nuestros prejuicios". Prosiguió diciendo que "el tema abuso y el tema niños despierta todos los prejuicios de una manera inconsciente. Pero los jueces tienen que ser consientes. Su trabajo es estudiar, enterarse, asesorarse, capacitarse y despojarse de la mayor cantidad de prejuicios posibles. Porque si no se cometen las más graves injusticias. Como en este caso, que una persona joven e inocente y sin tener nada que ver en nada está presa en un penal. Y eso me parece tremendo".

Por último, insistió en que se recurrirá "a las instancias que sea y haremos todo lo que sea para que los funcionarios que actúen en esta causa, lo hagan con responsabilidad. Y, sino, paguen las consecuencias".

AUDIO ENTREVISTA

 

Tags

New Green Hills, English Center

ESTA NOTA NO PERMITE COMENTARIOS

Notas relacionadas